Reset profesional

Mi día a día profesional de los últimos 15 años ha sido muy movido. En 2001 comencé a programar en PHP algunas webs (principalmente porque estaba harto de tener que replicar menús HTML y cambiarlos, y los “include” fueron la solución), y eso hizo el despuntar del desarrollo web que había comenzado en 1997. En 2003 tuve un trabajo que no olvidaré nunca, el de socorrista acuático (en playas), que era una de esas cosas que hay que hacer una vez en la vida tras un año sabático, y tras eso comenzó mi recorrido digital en ITnet. Allí comencé OJObuscador, que acabó convirtiéndose en una empresa (mi primera empresa), y a partir de ahí, emprendedor siempre.

Hace 10 años OJO no acabó muy bien con mis primeros socios, y posteriormente hubo cambios y entraron otros. Tras eso muchos otros proyectos (Ethek, TuManitas…) y un viaje a Estados Unidos que me hizo entender Internet de otra manera mucho más global y darme cuenta de que había que hacer las cosas de forma diferente. Como ya expliqué en su momento, arruinarse está bien visto en algunos lugares, y hay que complementarlo con la vida personal del emprendedor.

Hace algo más de 4 años comenzó la historia de Geenapp, seguramente el proyecto del que estoy más orgulloso de haber creado desde cero, seguido de TuManitas. Aunque hace ya casi 10 meses que no estoy en el día a día en él y hoy finaliza mi colaboración en él, saliendo por completo de la compañía. Desde octubre que no estoy el proyecto ha cambiado muchísimo, y aunque hace unos meses podría haber tenido la posibilidad de volver a él e incluso tratar de liderarlo, no tenía ningún sentido cuando todo el equipo había cambiado y ese proyecto había dejado de ser parte de mi.

Estos últimos meses me he dedicado parcialmente a las empresas participadas en las que estoy a trabés de Keep It Simple Lab, tras la salida de trip4real (adquirida por Airbnb) han llegado proyectos como stayforlong o MAM Originals y principalmente seguir con BoatBureau, que justo hace unos días ha conseguido una ronda de inversión.

Con la salida de Geenapp ahora comienza una etapa. Seguramente estos primeros meses (y hasta finales de 2017) volveré a hacer consultoría SEO y WPO, algo que he ido siguiendo de cerca y ejerciendo a nivel personal con algunos proyectos, pero no de cara a fuera, y principalmente con otros elementos que he ido aprendiendo, cosas tan sencillas más tirando a sistemas, APIs y similares. De forma informal he lanzado en Home Null para dar soporte a estos temas.

¿Qué es lo que voy a hacer a partir de ahora? La verdad es que no lo sé. Mi círculo más cercano me insiste en que emprenda con algún proyecto, pero ahora mismo no me veo con la energía suficiente para hacerlo. Para emprender hay que estar al 100% y requiere de muchas horas al día, y ahora mismo no me veo con las capacidades necesarias para ello. También me preguntan qué sé hacer, algo difícil de contestar. A estas alturas no me veo programando (aunque lo hago de forma puntual con proyectos que me motivan o tienen un punto interesante), y quizá sí que me veo dirigiendo algún proyecto, aunque más enfocado a producto que a tecnología. Hace un par de años que hice el Máster en Mobile Business y me abrió los ojos para dejar ligeramente de lado la parte tecnológica a la que me he dedicado estos últimos años, para volver a la parte más de marketing y producto (sobre todo esta última).

Con el paso del tiempo, y exceptuando algunos temas concretos en los que creo que sigo teniendo buenos conocimientos, he conseguido un nivel horizontal entre tecnología, producto, analítica y negocio que hace que me sienta a gusto en todos los ámbitos pero sin querer dedicarme a sólo uno de ellos. Prefiero ser multidisciplinar. Y eso se demuestra con mis proyectitos chorra como el del apoyo a las licencias EUPL o la base de datos de Códigos Postales.

Aprovechando que el 31 de agosto es “fin de año” 😉 (como todos ya sabéis) voy a aprovechar para hacer un reset profesional y comenzar a meterme en algún tema, ya sea conocido o desconocido.

1 comentario en “Reset profesional

  1. Hola Javier,
    Después de leer tu artículo, pienso que todos en algún momento de la vida, nos pide un reseteo un cierto stop en dónde se cierra una etapa y se abre otra.
    Mi caso es parecido, la vida me ha pedido un parón para reflexionar, actualizarme a los tiempos, vencer la incertidumbre de la versatilidad de nuestra actualidad y que son para valientes y para los que no tiran la toalla.
    A veces también es necesario, ¡¡ya ves¡¡ que hasta los “grandes” deben retirarse durante un tiempo para coger fuerzas y continuar.
    No sé a dónde me llevará el destino laboral pero estaré ahí para “coger el tren” con mucho ánimo y ganas de trabajar.
    Así que si mi perfil profesional se adecua para hacer equipo, no dudes en ponerte en contacto conmigo.
    Un saludo,
    Lidia Norte

Deja un comentario