La vida personal del emprendedor

Emprender es una mierda. Llevo dos horas pensando cómo empezar esta entrada, y la verdad es que, ya sé que es generalizar, pero no se me ha ocurrido una forma mejor de describirlo. Y que conste que emprender tiene sus cosas buenas, principalmente la de la satisfacción personal, pero desde el punto de vista personal, de familia, vida social (llámalo como quieras) emprender no es precisamente lo mejor.

Pero antes de seguir voy a intentar situar un poco, el porqué de esa afirmación y, principalmente tened en cuenta que esto que voy a razonar lo hago desde mi experiencia personal.

Siempre digo que comencé en Internet en el 97, aunque en realidad fue en el 94 cuando iba a casa de un colega y, una vez a la semana, nos conectábamos a vete a saber qué (no recuerdo que había en el 94 por la red de redes, me pilla ya muy lejos). Cada verano, entre curso y curso me daba por aprender algo. Unas veces era Visual Basic, otras vete a saber, hasta que en el 97 cayó en mis manos un manual de HTML 3.2 que imprimí y me empecé a leer. Todavía lo tengo guardado.

Emprender es algo que últimamente se promociona demasiado. El mundo se divide en 2 tipos de personas: funcionarios y emprendedores. Los funcionarios son aquellas personas que su cabeza trabaja en bloques de 8 horas (8 para dormir, 8 para trabajar y 8 para vivir) y que en general tienen unos horarios del rollo de 9 a 2 y de 4 a 7. Fuera de esas horas no les hables de trabajo, que no se van a implicar en nada. Los emprendedores son aquellas personas en las que una semana tiene 10 días, que un día festivo es, con suerte, una mañana o una tarde y los que (a menos que tu familia sea emprendedora) no entienden qué haces en la vida, te piden que te saques un título universitario y que te busques un trabajo de verdad. Si le preguntas a alguien de mi familia “qué hago”, los que más se acerquen a la respuesta te dirán “que estoy todo el día en Internet”.

Mis padres siempre me dijeron que tenía que sacarme una carrera, y por eso empecé a estudiar informática en la universidad. Cuando comencé la carrera yo ya era conocido en Internet. Ya había conseguido tumbar el 1004 con una inocentada que salió hasta en la tele diciendo que había tarifa plana por 18 euros. En la universidad lo más cercano que tenían a un correo electrónico era un gestor de correo modo texto. Triste. Cuando pasó un año y medio, que he de reconocer que me sirvió de bastante, finalmente me pasé a hacer un CFGS de Administración de Sistemas (porque no quería programar más). En fin, hoy en día me paso más horas delante del Notepad++ con PHP y últimamente hasta directamente ejecutándolo por consola… con eso os digo todo.

Emprendedores hay de 3 tipos: el autónomo, el autoempleo y el que aspira a ser empresario. El emprendedor autónomo es aquel que empieza a hacer cosillas un día y se da cuenta de que llega el momento de tener que facturar de forma legal porque ya esas pequeñas cosillas se están convirtiendo en un lifestyle. Digamos que este tipo de emprendedor es el que está un poco harto del “sistema” y quiere hacer sus cosas. Luego está el emprendedor autoempleo que básicamente se acaba montando una empresa para vivir e incluso llega a tener algún trabajador para que le ayude un poco porque la cosa empieza a ser algo grande. El emprendedor empresario es el que tiene una visión más allá, el que quiere crear algo porque sí, por ganar dinero o por lo que sea, es básicamente el que enfoca su vida en vivir 5 pasos por delante de sus padres (o al menos lo intenta). Yo creo que he pasado por los 3 niveles. AL principio me hice autónomo para cobrar 4 cosas de Adsense que me daban las webs. Luego monté una empresa (OJO internet) que acabó siendo un autoempleo y, cuando me quedé sin un duro y te ves pidiendo pasta a tus padres para pagar la cuota de la hipoteca me busqué a un compañero de aventuras con el que estoy en fase de ser empresario.

¿Y cómo se combina esto con la vida personal? Pues es algo complejo, al menos mi experiencia me dice eso, y lo que veo en algunos de los emprendedores que me rodean, también. Lo principal, familiarmente hablando, es que tu pareja entienda qué haces, porqué trabajas los domingos y, en general, porqué llevas esa mala vida. Reconozco que aunque mi vida personal es digamos que… pobre, siempre se encuentra un hueco para los amigos, parejas y todo eso. Aún así, si le doy un vistazo a los últimos años, creo que sólo habría 2 personas que podrían ser candidatas a ser parejas mías teniendo en cuenta el que son capaces de “entender” lo que hago; más que lo que hago, la situación en la que me encuentro. Una de ellas es capaz de entenderme porque ha vivido prácticamente estas 3 etapas que os comentaba antes y por otro lado porque ella también es emprendedora y sabe lo que son los sábados que se trabaja y los horarios de mierda. También hay que tener presente que esto es un ciclo, y que en el momento en el que puedes disfrutar de tu familia probablemente es que has pasado de ser emprendedor a empresario (por mucho que sigas diciendo y pensando que eres emprendedor).

Personalmente reconozco que en lo que a la vida respecta soy una persona peculiar. Me ha costado pero he acabado con eso de la titulitis tan insistente por parte de mis padres. Supongo que a vuestros padres que vivieron La Transición siempre les inculcaron que tenían que tener un piso / hipoteca, un trabajo en el que no podían decir una palabra más alta que otra porque sino los echaban por insumisión y que tenían que tener una vida ordenada y los domingos se tenían que ir al campo a comer con la familia o amigos. Tengo la sensación que mi madre tiene un disgusto encima porque “su hijo no tiene un diploma colgado en la pared” que dice que es nosequé. Lo que mi madre creo que no entiende es que su hijo sin estudios ahora es profesor en varios máster y que va a dirigir todo un ciclo de estudios en la universidad (inciso, podéis darle una ojeada al Postgrado en Web Analytics). Si algún día tengo un hijo (ya no pido ni dos) tengo claro que de pequeño ha de aprender matemáticas, lengua (4 idiomas mínimo) y a usar Internet, y que luego haga lo que le salga de los co***** en la vida, que aprenda lo que le interese y que viaje por el mundo.

Sé que me dejo mucho sobre la vida personal del emprendedor, como venir a la oficina a trabajar el día 1 de enero “porque se está tranquilo” o irse de “vacaciones” un par de semanas “para acabar de desarrollar un nuevo proyecto” y cosas así (vamos, mi día a día), pero también he de reconocer, como decía al principio, que este estilo de vida te da muchísimas satisfacciones. Yo no sabría tener jefe ya, es más probable que me vaya al monte a plantar árboles (y acabar haciendo un proyecto de eso) que no que acabe entrando en una macro empresa a ser simplemente otro número de empleado más.

Emprender es una mierda, pero me encanta.

25 comentarios en “La vida personal del emprendedor

  1. Supongo que muchos de los que te leen/siguen estaremos en esas mismas circunstancias y sí con los mismos sentimientos que tú.
    Sólo decir que nuestras parejas se merecen un 100 porque como tú bien dices nuestros horarios son, vamos a llamarlos complejos… con un hijo todo se complica un poco más … pero es todo muy emocionante.

    Saludos

  2. Yo también decía eso de “Yo no sabría tener jefe”, pero al final uno nunca sabe 100% a dónde te lleva la vida.

    El punto es que luego de unos años de ser empresario, te das cuenta de que has tenido 50, 100 o 200 jefes. Uno por cada proyecto. En momentos, 10 o 20 familias dependen de tus decisiones, has trabajado en nochevieja hasta las 23:15 y has vivido durante años sin saber si podrás comer en tres meses. Así que a la hora de tener un jefe, es un paseo. Ser empresario es una mierda y maravilloso porque te prepara para cualquier cosa.

    Buen post. Suerte!

  3. Sin duda el mejor post que he leído en lo que va de 2013 🙂

    Como te imaginarás yo también me siendo muy identificado con tu caso… pero soy también de los que piensa que esto es una droga que no se puede dejar y que es muy dificil volver a trabajar en una empresa cuando has trabajado en la tuya.

    PD: Si alguna vez Internet se va al carajo ya te llamaré para irnos a plantar arboles juntos (en mi caso tengo ventaja ya que mi suegro tiene una empresa maderera….xD)

  4. Hola, me ha gustado mucho tu post, pero me choca la facilidad con la que categorizas a la gente.

    Yo ahora mismo estoy empezando un proyecto por cuenta propia, aunque he estado varios años de asalariado y en ningún momento he dejado de estudiar para mejorar profesionalmente fuera de mis horas de trabajo. Mi proyecto personal puede irse al garete en unos meses y entonces tal vez vuelva a ser asalariado. Pero seguiré esforzándome por aprender de los que saben más que yo.

    En mi caso, si he podido emprender un proyecto personal es porque tenía pasta para hacerlo. Hay quien sencillamente no tiene dinero para sufragar sus proyectos.

    Emprender es una mierda y está sobrevalorado. Sobre todo por los propios emprendedores.

  5. Yo creo que la diferencia de si compensa o no la marca el hecho de que a uno le guste/apasione lo que hace y la medida en que disfrute con ello (si no hay demasiado estrés y responsabilidades, clientes impertinentes y otros problemas) porque si no es así, apaga y vámonos.

    Otra cosa importante para ‘disfrutar’ es el no echarse más carga de la que uno pueda llevar (aunque sea delegando) aunque sin tampoco dejar de pensar ‘a lo grande’ mientras se hacen las cosas paso a paso.

    Una vez escuché decir a alguien que el peor día trabajando para uno mismo es mejor que el mejor de los días trabajando para otro… y vale, que tampoco hay que irse por los extremos… pero yo he disfrutado muchísimo más los días que me he pasado hasta 14 horas frente al PC produciendo para mí que habiendo estado 8 ó 10 horas trabajando para otra empresa (¿y al final para qué? para que te tiren como agua sucia como se suele decir).

    Así es que realmente a día de hoy ya no me motiva nada trabajar para otro, el único incentivo que le encontraría sería aprender cosas nuevas si se da el caso. Pero vamos, que como está la cosa…

    Ya que uno se pasa gran parte de la vida trabajando pues al menos que sea haciendo algo que le gusta. Eso sí, lo que nunca, nunca y nunca debemos hacer es descuidar por ello a nuestros seres queridos que al final estamos cuatro días…

    Además, ya sea trabajando por cuenta propia o ajena los informáticos nunca solemos desconectar del todo 😉

    No me enrrollo más, saludos, ánimo y mucha suerte, que con tu formación (con títulos o sin ellos) tarde o temprano lograrás tus metas !

  6. Yo también me siento identificado y mi pareja lo entiende. Y sería muy complicado volver a trabajar para alguien.
    Bueno post.

  7. Me siento muy identificado. Voy a contar una anécdota real que ilustra muy bien este post:

    Cuando al director de cine Pedro Almodovar le dieron un Oscar en EEUU por uno de sus películas, le hicieron una entrevista a su madre en un pueblo de La Mancha profunda. Esta la madre y todas las vecinas. Iba mas o menos así, no es literal:
    – ¿que le parece que he hayan dado un Oscar a su hijo por sus películas?
    – Ah muy bien. Me gusta que mi hijo le den premios
    – ¿Usted ve las peliculas de su hijo?
    – Pues algunas si y otras no. Soy un poco guarras
    – ¿ Entonces está orgullosa de su hijo?
    – Si si.. pero lo que a mi hijo nunca le perdonaré es que dejara un puestito fijo en la Telefónica (donde repartia el correo, para ganar algo para pagar el alquiler de su casa con un trabajo que le permitiera pensar en sus guiones y sus proyectos)

    Esto es España amigos.

  8. Te entiendo perfectamente.

    Algo fundamental en nuestras vidas como empresarios es que nuestras parejas entiendan el grado de implicación que tenemos con nuestras empresas. De lo contrario, tarde o temprano nos harán escoger entre ambas.

    Un cordial saludo

  9. fuaaa , la quinta esencia del “emprendedor” no tiene vida por que esta muy ocupado trabajando, a pesar de ello se arruina , pero eso si , el esta por encima de los demás que son unos pringaos y unos funcionarios y que no quieren hacer nada fuera de su horario de trabajo

    PFFFTTTT

    Yo soy autónomo pero aspiro a tener una jornada “normal”, con su vida social y familiar así en plan persona, y a ganar dinero y no arruinarme, pero si alguna vez me convierto en uno de estos emprendedores como el que ha escrito esto pegarme un tiro, muerto estaré mejor que siendo un zombie

  10. Genial, sencillamente genial. Hace falta algo de humanidad siempre en este mundillo. Yo me encuentro aún en la fase esa de “paso a ser autónomo porque tengo que hacer unas facturillas”, pero mis metas van más allá. Y no es porque quiera ser rico o famoso en la red, sino porque es lo que me gusta y lo que hace que cuando pasan las horas siga queriendo hacerlo.

    Ningún trabajo hasta ahora había conseguido darme esto. Eso sí, me preocupa el no saber desconectar, porque no todo es vida online, que la vida offline tiene sus muchas ventajas también 😉

    En fin, enhorabuena por tus logros y a seguir tirando pa’lante!

    Saludos

  11. Vaya por delante que no es tu caso, Sr Casares, pero hay mucho emprendedor de medio pelo que crea un blog y se pone CEO en Linkedin. En fin, a seguir trabajando 🙂

  12. Varias cosas:
    – El mail apesta a superioridad por todos lados jugando el rol de victima-héroe. Es posible porque esta de moda, pero si piensas por ti mismo se descubre facil.
    – en las grandes empresas publicas o privadas tambien hay gente q trabaja mucho, tanto como dices. Eso si, ademas saben tener jefes, trabajar en equipo, compartir meritos y ganacias y crear cosas grandes (monta una mision a marte con el prestamo de tus papis).
    – por otro lado hay gente que lleva los hobbies a un nivel muy alto y los disfruta, pero no deja q las ansias de individualismo le eviten disfrutar de la vida.
    – Mis mas sinceros respetos a los emprendedores de verdad, no a los voceros in-fashion ‘made in spain’.

    Fdo: un admirador viajado de la gente con ganas de trabajar y hacer un mundo mejor.

  13. Yo he sido emprendedor, quizás es por que naces o son tus padres que lo han sido es mi caso, desde los 18 años que monte un negocio, he tenido varios unos bien y otros fatal, la mayor parte de ellos medio-bien, para ellos ha costado sacrificio, dedicación y mi vida puesto en ellos, sin vida social, todos los negocio empiezan igual mal sea por mi cabezonería y las muchas horas durante muchos años de dedicación los he podido hacer rentable, me hubiera gustado estar a sueldo, pero creo que cada uno es como es, yo aplaudo y admiro a todos los emprendedores por pequeños que sean.

  14. La verdad es que si… a veces es una Mierda… Yo varias veces veo a mis compañeros del Cole, algunos ya con Familia, casa, coche y ganando un salario ENORME y yo… luchando contra Molinos.

    Con altos y bajos… la vida del “emprendedor” no es facil, pero nada mas gratificante de estar haciendo, lo que amas y te da de los cojones.

    Saludos desde Chile.

  15. Hola Javier
    Es como verse reflejado en un espejo….
    Lo de la pareja, vida en familia, etc… es lo más jodido de todo y a veces se hace muy, muy duro.
    Me agrego el blog para seguirlo.
    Un abrazo!!

  16. Rastreando por la web, un poco harta en uno de esos días en los que solo tienes ganas de abrazarte a la botella xD , me he topado con este post con el que estoy COMPLETAMENTE DE ACUERDO. No creo que te interese mi vida pero, bueno, saber que alguien o “alguienes” pueden comprenderme ya es suficiente. Me hice autónoma porque, efectivamente, ya tenía que facturar. Trabajo también en internet y la verdad es que mi trabajo me encanta y, más que mi trabajo, todos los proyectos e ideas que se me ocurren en solitario o conjuntamente con otros que, a largo plazo, germinarán. Sin embargo, mi vida personal y social nunca ha podido ser más desastrosa.

    En mi caso me he alejado geográficamente del mundo habitado – vivo bastante a mi bola – aunque mantengo el contacto con amigos y demás que los veo en cuanto tengo un billete de avión. Además tampoco es que sea excesivamente dada a estar con gente. Vamos, que no necesito a gente salvo para viajes – y tampoco, pero gusta ir con amigos -, conciertos y demás. Mi problema surge con mi pareja, porque él no lo entiende. Y no lo entiende, simple y llanamente, porque no está en mi lugar. En cierto modo,acabo de empezar hace nada, hace un año como autónoma. Aun mis horarios son caóticos – aunque eso no me molesta – y tengo una vida desordenada aunque es la parte con la que más cómoda me siento. El problema es que obviamente me gustaría que mi pareja lo entendiera, que entendiera todo lo que quiero hacer y que comprendiera que no puedo estar disponible tanto como quisiera porque mi trabajo dura 24 horas al día y 7 días a la semana.

    Vale, mi manera de hacer que lo entendiera fue meterle en el negocio. CRASO ERROR. Nunca JAMÁS debería haberlo hecho porque lo único que he conseguido hasta el momento es frustrarme porque su pensamiento está más cerca de “currar mi jornada laboral…y pa´casa” que el mío que es que poco a poco iré consiguiendo una autonomía real. Sé como hacerlo. Es cuestión de tiempo. Sin embargo, me sorprendo a mi misma a todas horas con mi trabajo, porque incluso lo que no es trabajo si que lo es. A ver que me explique, soy redactora. Redacto contenidos, artículos, notas de prensa, etc pero obviamente me gustaría ser escritora entonces TODO MI MUNDO gira en torno a internet. Desde aprender nuevas cosas como los lenguajes informáticos, manejar herramientas o completar mi formación pasan directamente por internet.

    Mi principal problema comienza cuando me doy cuenta algo conmocionada de que, salvo mis hobbies que son el senderismo y la pintura, el resto todo está vinculado, de un modo u otro, con el ordenador. Pero esto para mi no es malo. No sería malo si la persona con la que estoy lo comprendiese, si entendiese que esto es así. Mis padres ya saben lo que hago, familiares y amigos también. No tengo el problema de que no se valore mi trabajo. Mi problema es que me gustaría poder tener vida fuera de él y que actualmente tener vida fuera de él 5 días, implica meterme palizas de NON STOP durante una semana. Imagino que lo conoceréis.

    Bueno, ya me he desahogado. De momento, suficiente XD

  17. Gran post, sin lugar a duda. Creo que la frase con la que has empezado es lo que mejor define todo esto. (Para lo bueno y para lo malo) 😀

  18. Un poco tarde he dado con este post, pero que gran verdad dios mío. Y la primera frase es la que mejor lo define todo.
    Me apunto el blog para seguirlo .

Deja un comentario