31 de agosto

Hace ya unos años que celebro el “fin de año” el 31 de agosto. Ya lo comenté hace muchos años y hace otros no tanto, pero aunque no lo recuerdo cada año, hace ya 10 que “celebro” esta peculiar fecha.

Todo comenzó por una historia que no viene a cuento pero que el año que entró el euro en funcionamiento me hizo cambiar la fecha de “fin de año” del 31 de diciembre al 31 de agosto. Esto también venía por una conversación con una amiga que también pensaba lo mismo, que al final, la gente “desconecta” en general el mes de agosto, todo se para y en septiembre todo comienza (el cole de los niños, volver al trabajo…) ya que, al final, en Navidad hay “días sueltos” pero prácticamente no cambia nada del 30 de diciembre al 2 de enero.

En cambio este año nuevo que empieza, esta temporada 2012-2013 se plantea muy distinta a la de los últimos años. Por un lado en los últimos meses me he mudado y ha sido un cambio bastante radical. Me ha costado adaptarme, aunque en realidad ha sido fácil, ¡casi ni me acuerdo ya de mi piso!

Por otro lado, el lunes 3 de septiembre comienza una nueva etapa en Keep It Simple Lab por varias razones… pasamos de ser 2.5 a ser 5. Desde el pasado mes de febrero que Rubén Vasallo se unió al equipo, que hasta ese momento eramos sólo Jaume Ferré y yo, pero Jaume estaba a medio gas, ya que seguía de responsable del proyecto TusJuegos.

Hace unos meses que Jaume se planteó dejar sus cargos operativos, su día a día en ITnet, para incorporarse a Kisslab y pasar a controlarme a mi (que no sé si se arrepentirá de ello…). Además, Carlos nos ha cedido la gestión de los sitios de Casual Games (JocJuegos, PequeJuegos…) de OcioMedia, así que ya tenemos el último empujón para comenzar el nuevo año con fuerzas.

A parte, como decía, se han incorporado 2 personas más. Rubén lleva la parte de desarrollo, y ahora Ernesto Gámez lleva la parte de sistemas y Pau Farràs la parte de contenidos. Con esto tenemos un equipo potente que se encargará principalmente de los proyectos que estamos llevando adelante. En la parte de consultoría SEO, WPO y demás seguiremos en cabeza tanto Jaume como yo.

Además, también mi día a día personal cambiará un poco, probablemente a partir de octubre cuando comience a compartir piso. Es una decisión complicada, ya que las veces que me lo he planteado no me acababa de hacer a la idea, pero este año retomé el contacto con una persona que hacía tiempo había desaparecido de mi vida y parece que he dado con alguien que será capaz de aguantarme… (o eso espero).

Para acabar también he hecho un cambio mental importante en cuanto a viajar, principalmente por trabajo, y el ir a eventos y demás. El cambio básicamente es algo que ya he comenzado a aplicar estos últimos meses y principalmente se centra en salir fuera de España a los sitios donde se habla. Creo que los próximos meses voy a intentar acostumbrarme a ir a eventos por Reino Unido y a escaparme alguna vez más a Estados Unidos. Esto también va a ir acompañado de un empujón al evento de Web Performance España que está costando de hacer debido a que el alto nivel requiere de ponentes de alto nivel y están escondidos (sí, sé que estáis ahí, pero como siempre, la mayoría de los buenos están “tapados”). Ya lo dejo aquí: si sabéis de alguien muy bueno en temas de sistemas, decídmelo que lo invito a dar una charla, que temas hay para aburrir.

Y nada más, el deseo de año nuevo me lo reservo, para que se cumpla 😉

3 comentarios en “31 de agosto

  1. Muy de acuerdo con que hoy se acaba el año. Suerte con los cambios. Parece que este fin de 2012 va a ser una época de cambios para casi todo el mundo.
    Si te interesa alguien bueno de sistemas para dar una charla (y bastante tapado además) te recomiendo a Juan Carlos Rubio (http://www.slideshare.net/jcrubio). Es uno de los responsables de sistema de la Junta de Andalucía y ha hecho cosas bastante grandes y buenas.

  2. Totalmente de acuerdo con que la verdadera entrada de año nuevo se produce cada 31 de agosto.

    En verano, con las vacaciones todo parece quedarse en stand by. La llegada de septiembre nos saca de ese coma estival, de ese estado de trance en el que por c.j.n.s hay que sumergirse cada año, el centro de gravedad vuelve a trasladarse de playas, chiringos y otras horteradas varias a nuestras ciudades.

    En Sevilla, la ciudad donde resido, la llegada de septiembre trae consigo un importantísimo valor añadido: el final de un largo y durísimo verano.

    Salu2 digitales

Deja un comentario