#WCBilbao 2018: Hola Dorothea

Tiempo de lectura: 1 minuto

Cuando instalamos un WordPress nuevo siempre nos encontramos con varios elementos que vienen de serie: una entrada del estilo al ¡Hola Mundo!, un comentario, una página, una plantilla (twentynosequé) y un plugin. Ese plugin que siempre está es el Hello Dolly.

Todos estos elementos vienne de serie como ejemplo para aprender a usar WordPress. Y el plugin, es uno más. Este plugin tan sencillo que en el panel de administrador va publicando frases de la canción Hello Dolly, llevó en la WordCamp Santander 2017 a que unos cuantos de nosotros nos pusiéramos a investigar el TRAC y nos diesemos cuenta de algunos detalles interesantes sobre el plugin. Todo ello entre risas de ¿en realidad se habla de la oveja Dolly?

Y esto es lo que quiero transmitir con la presentación en la WordCamp Bilbao 2018, cómo un plugin de ejemplo ha evolucionado para adaptarse a lo largo de los 15 años de WordPress, y de cada uno de los cambios aplicados sacar algunas conclusiones.

Y tú ¿eres de churras o de merinas?

WPtest: test visuales para WordPress

Tiempo de lectura: 3 minutos

Seguro que más de una vez te has planteado probar una plantilla pero a lo mejor no tienes contenidos para probar, o no sabes dónde o cómo hacerlo, y sobre todo: ¿cómo van a quedar las cosas que no están controladas?

Si este es tu caso, te explico que existe una herramienta muy sencilla para hacer estas pruebas visuales, y su nombre es WPtest, y su funcionamiento también es muy simple. Y para hacerlo aún más, te lo voy a explicar paso a paso.

Lo primero que vamos a hacer será descargarse el fichero de wptest y descomprimir el ZIP en vuestro dispositivo (mejor en un ordenador de escritorio PC/Mac). Esto lo tendremos ahí porque será nuestro sistema de pruebas.

Lo segundo que necesitamos es un WordPress de pruebas. Para no ensuciar una instalación, lo que haremos es crear uno en algún sitio gratuito, por ejemplo poopy.life. Al cabo de unos pocos segundos tendréis un panel de administración de WordPress a vuestra disposición durante unas cuantas horas.

Una vez lo tengáis controlado hay que acceder al WordPress, y en la sección de Tools (Herramientas) vais a la sección de Import (Importar) e instaláis la opción de WordPress. Esto instala un plugin que permite importar contenidos.

Una vez instalado os aparecerá un texto de Run Importer (Ejecutar Importación) donde seleccionareis el fichero [wptest.xml] de vuestro ordenador (del ZIP que antes habéis descargado).

Ahora hacéis un Upload file and import (Subir fichero e importar) y en la siguiente pantalla tendréis que marcar la opción Download and import file attachments (Descargar e importar los ficheros adjuntos). El resto no hace falta cambiarlo.

Ahora sí, hacéis un Submit (Enviar) y se crearán automñaticamente varios usuarios, varios post (entradas) y varias pages (páginas) además de los ficheros multimedia correspondientes.

Y finalmente eso genera una página tal que así (ejemplo con Twenty Sixteen)


Por favor, pulsa en la imagen para ver la página completa

Como puedes comprobar, hay contenidos con muchas categorías, con muchas etiquetas, con galerías, con títulos largos y raros, listas, entradas fijas, tweets, cabeceras, tablas, alineaciones varias, contenidos con contraseña, comentarios, distintos tipos de entrada… en fin, que si te dedicas a desarrollar plantillas, es un campo de pruebas perfecto para verificar que cualquier destrozo que un usuario / cliente quiera hacer, funciona.

WordPress 4.9.6, privacidad y GDPR

Tiempo de lectura: 3 minutos

WordPress también se está adaptando a la GDPR y es por eso que será imprescindible actualizar todos los WordPress que tengas para que cubran un par de funcionalidades que el software debe disponer.

Para empezar, ahora mismo solo está disponible una beta de WordPress 4.9.6, pero que incluye ya casi por completo las funcionalidades de Privacidad que tendremos.

Hay dos grandes bloques diferenciados en el nuevo sistema. El primero de ellos hace referencia a la exportación y eliminación de datos personales. De esta forma los usuarios que estén en la plataforma podrán solicitar que se les haga una exportación de sus datos. Esto genera un ZIP con sus contenidos. Está en la zona de Herramientas y allí en Exportar Datos Personales.

Otra de las herramientas es la de eliminar los datos. El procedimiento es prácticamente el mismo… el usuario podrá acceder y solicitar la eliminación de los datos, entrando en Herramientas y allí en Eliminar Datos Personales.

El segundo conjunto de herramientas en realidad hace referencia a la página de privacidad, obligatoria a partir de ahora. Si ya la tienes creada de antes, solo has de decirle cuál de todas es y ya está.

Pero si no tienes ninguna, puedes seleccionar la opción de crear una nueva que te mandará a un generador que te ayudará a rellenar los datos mínimos necesarios.

Este sistema parece que va a ser la base con la que se trabajará también en otros sistemas como WooCommerce. En este caso concreto, han hecho algunos cambios en la sección “Cuentas” pasándose a llamar Cuentas y Privacidad en la que se permite configurar qué hacer en el caso que hace referencia a los puntos anteriores (integración propia de WordPress) además de contener los mensajes de check de registro y compra. Para acabar, han añadido los tiempos de retención de datos de algunos elementos (cuentas inactivas, compras pendientes…) elementos que en realidad no afectan a los datos fiscales que sí que han de retenerse.

Así que tanto si utilizas un WordPress sin plugins como si tienes una tienda con WooCommerce u otros, recuerda estar atento a las actualizaciones de privacidad que van a ir apareciendo, y si necesitas ayuda con todo este mantenimiento, no dudes en ponerte en contacto conmigo por si puedo ayudar.

Seguridad en WordPress y la RGPD (GDPR)

Tiempo de lectura: 5 minutos

Estos días se está hablando mucho sobre la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) que se va a aplicar a todos los países de la Unión Europea, pero de aplicación a cualquier usuario que realice una acción sobre un sitio europeo. La cuestión es que si bien es cierto que muchos sitios con WordPress están mejorando sus plugins y creando páginas con información personalizada, hay un elemento del que se habla poco: la seguridad.

Todo el mundo está dedicado a mirar que en todos los formularios hay que añadir un “checkbox” más pidiendo permiso, que en los boletines también, que si una página de términos y condiciones, pero, además de todo eso que es más formal hay una serie de reglas básicas que son la base de toda esta regulación, como la privacidad y seguridad de serie en el proyecto.

Para comenzar, esta regulación no solo afecta a las empresas, sino también a las personas, por lo que el simple hecho de disponer de cualquier tipo de material en Internet has de cumplir. Un blog personal requiere el cumplimiento de la legislación.

Para comenzar ha de haber alguien responsable de “el fichero de datos”. Yo me atrevería a decir que tiene que haber dos personas responsables de los datos: uno de ellos ha de ser un responsable de la empresa o propietario de los contenidos y por otro lado ha de haber un responsable técnico de los mismos. Vamos, el que entra en el panel del WordPress y el que hace los mantenimientos, seguridad y tecnología. Es importante diferenciar ambos casos porque cada uno tiene responsabilidades distintas.

Artículo 20: Derecho a la portabilidad de los datos

Con respecto a la portabilidad de los datos, hay que recordar que el propio WordPress ya dispone de una herramienta para la parte básica que permite la exportación de datos de un usuario, y que aunque no es un formato estándar (cada software tendrá el suyo) sí que hay herramientas que permiten su legibilidad, por lo que en este punto, no hay que hacer grandes cambios.

Artículo 24: Responsabilidad del responsable del tratamiento

Cada empresa ha de tener una especie de código ético al que se han de sumar todos los responsables de los datos. No voy a decir que todos los informáticos / internautas lo tenemos, pero yo personalmente tengo un código ético personal por el que me rijo desde hace muchísimos años en los que, por ejemplo, si estoy trabajando y alguien me da un usuario, contraseña, tarjeta de crédito o similar, nunca queda apuntado, o s´olo durante el tiempo que es necesario, y una vez hecho su uso, lo destruyo o “lo olvido”. Esto quizá debería dejarse por escrito en el caso de las empresas. Además, este código ético ha de revisarse con frecuencia para añadir elementos o modificar los existentes según avance la tecnología.

Artículo 25: Protección de datos desde el diseño y por defecto

Este es quizá uno de los elementos más importantes desde el punto de vista de seguridad. Últimamente se ha puesto de moda esas instalaciones que “con un clic” te instalan un WordPress. Todos los WordPress que yo instalo lo hago directamente desde el servidor, con una lista de tareas que me he creado y que llevan, de serie, todos los elementos para que esa instalación tenga elementos de prevención y seguridad. Básicamente es lo que se explica en WPdanger Code. La instalación por defecto de WordPress es segura, pero no solo es WordPress lo que hay que tener presente y revisado, sino también el servidor. Si quieres saber más sobre esto, o te interesaría que le diera una ojeada a cómo tienes montada la seguridad de tu sitio, no dudes en contactarme.

Artículo 32: Seguridad del tratamiento

Este punto para mi tiene un elemento complejo que es el de la seudonimización de los datos, aunque no el del cifrado. En este caso hay que mirar de configurar los servidores exclusivamente para funcionar con conexiones cifradas, entre otros HTTPS (y no HTTP), SFTP (y no FTP) o SSH. Cualquier conexión que se haga entre usuario y servidor o entre propietario y servidor debería ser bajo un sistema seguro, nunca aceptando los mensajes de conexiones no seguras.

Por otro lado, el sistema de copias de seguridad. Son obligatorias y han de estar siempre accesibles. Así que si no tienes copias de seguridad de tu sitio a varios niveles (en el caso de WordPress es tan sencillo como instalar un plugin de backup). Hay que recordar que las copias de seguridad pueden estar en varios lugares, así que recomiendo siempre una copia local, pero otra en algún servicio externo (tipo Dropbox, OneDrive, GDrive o lo que sea) y si ya quieres, un servicio profesional de copias. Si necesitas ayuda con tus copias de seguridad, puedes contactarme y vemos cómo configurar el sistema.

Por último también es obligatorio el mantenimiento del software para hacer prevención. Creo que poco más a decir… si no tienes tus plugins, themes o core actualizado y no puedes demostrar que pro activamente lo haces (no, no sirven las actualizaciones automáticas de WordPress porque no cumplen con todo) seguramente estás cometiendo una infracción. Hay formas sencillas de mantener los sitios actualizados a un nivel muy barato y que te sirva como mínimo para demostrar que estás haciendo un poco de mantenimiento del sistema.

En este punto, añadiría también algo que no se suele comentar y que sirve para elementos posteriores, que es la instalación de un sistema de seguimiento y control de los cambios que se ejecutan en el propio WordPress. No solo hablo de tener o no activos los logs del servidor web (que no tienen porqué ser suficientes) sino un sistema de monitorización de qué hacen los usuarios cuando están en el panel de administración, o que haga un log de lo que hacen los usuarios cuando navegan por la web, no por saber quién hace qué (que también) sino por saber qué se hace y cómo.

Artículo 33: Notificación de una violación de la seguridad de los datos personales a la autoridad de control

Existe la obligación de informar de un hackeo a las pocas horas de conocerse. Puede que en ese momento aún no sepas cómo ha sido, pero has de investigarlo mínimamente, intentar saber cuál es su alcance, a quién afecta y comunicarlo. Gracias a lo que comentaba en el punto anterior, si tienes un registro de todos los cambios, y puedes demostrar que tienes todo al día, no tiene porqué ir a más. Entregas la documentación que ya tienen estos sistemas y a partir de ahí ya se verá.

Artículo 44: Principio general de las transferencias

Aunque existen ciertos tratados de transferencia de datos entre países, ten presente que si trabajas con un alojamiento web en la nube, físicamente las máquinas deben estar en territorio de la Unión Europea. Esto implica que si actualmente tienes tu sitio web alojado en algún sitio que no controlas o no sabes físicamente, deberías moverlo / migrarlo inmediatamente a un servidor que esté dentro de los países de la Unión Europea. Migrar un WordPress es una tarea en principio sencilla, pero recuerda que cuando lo hagas, el servidor nuevo ha de cumplir los requerimientos mínimos de seguridad. Si no quieres perder ningún tipo de dato y quieres que sea leve, recuerda que hay profesionales que podemos hacer migraciones con un tiempo mínimo de caída.

Como decía al principio, es probable que te estén diciendo que has de contactar con tus clientes para verificar sus datos y la cesión de los mismos, que has de poner páginas nuevas de información, que has de actualizar los términos y condiciones, unos checkbox más en los formularios… pero recuerda que el foco principal de la ley es la seguridad y privacidad, por lo que da igual que recojas bien los datos si luego están desprotegidos.

Eventos WordPress, una reflexión

Tiempo de lectura: 7 minutos

Cuando volví de la WordCamp Santander me propuse que a lo largo de 2018 iba a ir a todas las WordCamp de España. Por ahora lo estoy cumpliendo. Además en estos últimos meses también se han comenzado las Meetup de Molins de Rei y de Santa Coloma de Gramenet (esta última en la que soy el cabecilla visible), además de seguir gestionando la Meetup de Barcelona con Joan Artés y la WordCamp Barcelona en la que también estoy de organizador. No quiero decir en ningún momento que sea un experto montando eventos, pero creo que en la parte de WordPress tengo una visión bastante clara de lo que hay y lo que me gustaría que hubiera.

En la WordCamp Madrid surgieron varias conversaciones de corrillo en las que se comentó sobre las charlas, sobre los que vamos de WordCamp en WordCamp, sobre las comunidades locales. Comencemos por lo más de abajo.

Las Meetup son básico para la comunidad WordPress, pero generan ya un par de grandes problemas. Por un lado las Meetup las suelen gestionar y dirigir gente que está metica ya en la comunidad y que su inquietud les lleva a crear o participar como organizadores de ellas. Las primeras se suelen hacer con gente potente de esa comunidad que quiere participar, pero al cabo de 2 o 3 sesiones, “los ponentes se acaban” porque al final nadie se atreve a dar una charla. Esto provoca dos cosas: o que se repitan los ponentes y acaben dando charlas siempre los mismos (y que los asistentes se acomoden) o que la comunidad acabe desapareciendo porque no hay gente que pueda hablar de distintos temas. También puede pasar que se organice el sistema exclusivamente “con charlas” y a veces no es tanto eso como simplemente quedar, que se traiga un tema (o no) destacado de actualidad, y a partir de ahí se genere conversación. Esto, en lugares o Meetup pequeñas de 10-20 personas es gestionable, pero en una de Barcelona, por ejemplo no lo es porque te vienen 50-100 personas por sesión y generar conversación es complejo.

Por otro lado, cada Meetup va a su bola, y no se comparten los materiales entre unas y otras. no hay un “repositorio de presentaciones” agrupadas por temas o similares (una especie de WordPress TV pero de powerpoints) en los que puedas entrar, buscar temas, niveles o ideas, y como debería ser, las charlas también son GPL, por lo que las presentaciones también deberían estar disponibles al público, y poder ser reutilizadas. gastamos mucha energía en dar charlas que ya se han hecho en otros lugares.

Y para acabar, el nivel de las charlas o reuniones. En el caso de Barcelona, en general una cuarta parte de los asistentes son fijos, otra cuarta parte son conocidos (vienen de tanto en tanto, normalmente según e tema) y la otra mitad suelen ser nuevos o despistados. En muchas ocasiones los que saben encuentran las charlas que son de bajo nivel, y viceversa. Está claro que nunca vas a acertar con una charla para todo el mundo pero ¿por qué no se separan las charlas por niveles? Básicamente porque parece que haya una directiva superior que dice que las charlas han de ser siempre para gente de nivel básico, gente que conoce poco WordPress… pero ¿entonces, qué pasa con los que ya saben de WordPress y tienen otras inquietudes que habitualmente solo pueden resolver otras personas de la comunidad?

Cuando las Meetup se hacen grandes, como está pasando en España, se plantea la opción de hacer una WordCamp. Estos eventos, de un par de días habitualmente, en el que uno es de sesiones / charlas (habitualmente en 2 tracks) y el otro es un Contributor Day, se plantean como el gran evento. Y aquí volvemos a la problemática anterior… se supone que las WordCamp están concebidos para ser charlas para todos los públicos, por lo que se parte de que han de ser charlas de nivel bajo o básico. Hay lugares del mundo que llevan 10 años haciendo WordCamp, en España hay algunos que también llevan muchos, y al final lo que te queda es que los que llevamos más tiempo en el mundillo (yo no me considero un experto en WordPress en lo general, pero sí conocedor en profundidad de la plataforma y de algunos elementos en concreto -por ejemplo a parte de seguridad-) vamos a ver qué se cuece, pillaremos alguna cosa nueva que no conozcamos de una temática que nos toque de rebote (por ejemplo, en mi caso, cosas de diseño o las plantillas, porque los plugins los tengo más a mano, y el core quizá aún más). ¿Se puede aprender en una WordCamp? Sí, pero de forma limitada. Si eres nuevo en WordPress aprenderás mucho, si llevas tiempo, te costará (es mi sensación, y seguro que es muy discutible con otras personas). Con esto no quiero decir que las charlas no sean interesantes o estén mal planteadas, pero sí que no queda claro el target del público asistente.

Cuando se piden los formularios para mandar una charla, además de las cosas genéricas, se suele pedir el tipo de público al que va dirigido (técnico, desarrollador, marketing, negocio…) pero no se pide el nivel de conocimiento de ese tema que se ha de tener (básico, intermedio, avanzado…), por lo que cuando llegas a la charla, tienes más o menos claro si es para ti o no en cuanto a la temática (muchas WordCamp separan los tracks en negocio / marketing y técnico / desarrollo), pro cuando llegas a la charla te llevas un chasco porque lo que se explica es de un nivel que ya conocías, o de un nivel que se te escapa. En mi caso, que suelo dar charlas técnicas, te das cuenta de que nunca llueve a gusto de todos, cuando no tendría porqué ser así.

Partiendo de la base de que se supone que las Meetup han de ser inclusivas y focalizadas a personas que tienen conocimientos bajos de WordPress, y que las WordCamp son la extensión de esto, y también han de ir principalmente focalizadas a asistentes de pocos conocimientos ¿dónde quedan los que podríamos llamar profesionales de WordPress?

Los que me conocen saben que soy bastante revolucionario o incendiario, y en algunas cenas y after-party he hablado con muchas personas (principalmente las que están más en el ajo) y siempre me queda la sensación de que sí, que los asistentes aprenden y conocen temas nuevos, pero que el resto estamos más por la socialización que por aprender… ya que “para eso” está en Slack, o directamente Google. Pues no, me niego a creer eso. ¿Por qué no podemos tener un evento en el que se puedan dar charlas de nivel alto donde realmente aprendas de un tema en profundidad?

En paralelo a esto encontramos el tema de si los eventos son locales o globales. En la mesa redonda de la #WCMadrid surgió el asunto de si tenemos muchas WordCamp en España. Es cierto que tenemos más de 40 Meetup (segundo país del mundo tras US, y primero en ratio de población) y que hasta hace un año o dos la cantidad de personas era muy reducida, y se concentraba todo en 3-4 ciudades grandes. Ahora las Meetup ya tienen buena aceptación, se suelen hacer cada mes, y el ejemplo está tan solo entrando en WPCalendario donde no dejan de aparecer eventos y más eventos. Acepto el asunto y es de agradecer. Ves que hay temas tendencia por épocas (últimamente la GDPR y Gutenberg), y por otro lado que se acaban sacando temas tangenciales a WordPress por no repetir o por no tener ponentes. Es normal si lo hacemos localizado. Las WordCamp también se suponen que son eventos locales. Está claro que vamos los 10 superusers a todas las que podemos, muchas veces por ver a colegas, por comer y por pasar el rato que por lo propio. Este año, como decía, me he propuesto ir a todas, pero cuando no soy ponente a veces me pregunto si en ese caso, iría. Me interesa estar al día de WordPress, tengo la posibilidad de ir a los eventos, pero ¿realmente voy a aprender algo? Es posible que yo no sea el público objetivo pero ¿qué pasa con gente como yo que somos público objetivo en algo?

Desde hace unos meses que llevo comentando con gente de la comunidad de Barcelona el montar un evento para profesionales WordPress, incluso tengo nombre y dominio… La cuestión es que, aunque por ahora todas las conversaciones son informales, ha quedado claro que “no puede ser una WordCamp”. En su día se hicieron WPDay (WordPress Days) o hace poco el Pasión Por WordPress, que no dejaba de ser una WordCamp sin serlo.

El planteamiento en sencillo, el WordPress for Professionals debería ser un evento de 1 o 2 días, en el que haya 6-8 charlas, una de cada tema (una de plugins, una de core, una de…) relacionado con cada uno de los equipos de trabajo que hay en WordPress.org y en el que se expliquen las últimas novedades o trucos y cosas en profundidad. Charlas de 40-45 minutos, con 10-15 de preguntas. Un track. Se podrían plantear dos eventos al año, uno más de desarrollo y otro más de marketing y negocio. Se podría plantear que haya un Contributor Day en el que te aseguras que los que van a estar no requieren de formación y pueden aportar sin tener que explicarle a otras personas nada. Un evento en el que para asistir tengas que “demostrar” que eres alguien del sector, aportando de alguna manera (ya sea como autónomo o como agencia, con plugins o temas en el repositorio, con algo relacionado con el mundo WordPress…). La cuestión, ¿este evento ha de ser “oficial / oficioso” o ha de ser privado (cuando digo privado es que lo monte la comunidad sin el apoyo de la Fundación)?

NOTA final: Antes de que me lancéis a los leones, quiero expresar mi enorme respeto a los voluntarios y organizadores de WordCamp que hacen un trabajo excelente y difícil (lo vivo en primera persona) y a los que gestionan las Meetup, que tienen la presión de “qué vamos a hacer en la próxima”… sin vosotros la comunidad y todo lo que se pretende no existiría y ni mucho menos pretendo que esta entrada sea algo concreto para nadie, sino una reflexión de que con el crecimiento de WordPress estamos gestionando bien la parte de formación, eventos y comunidad presencial.

#WCMadrid 2018: Codename Servehappy y Project Tide

Tiempo de lectura: 1 minuto

WordPress y PHP siempre pueden ir en la misma frase, y es que PHP es el corazón del gestor de contenidos más importante de Internet. Es por eso que dos de los proyectos que se han gestado en estos últimos meses toman relevancia cuando se acerca la versión 5.0 de WordPress.

Ahora mismo hay 4 versiones / ramas de PHP activas… pero ¿las soporta WordPress?

  • 5.6.34: no soportada
  • 7.0.28: soportada, no recomendada
  • 7.1.15: soportada, no recomendada
  • 7.2.3: recomendada

Por esto se ha creado el proyecto Servehappy, con la idea de que tu instalación de WordPress detecte qué versión tienes y te ayude a actualizar. Incluso, en algunos casos le propio WordPress Danger es capaz de decirte si tus plugins y themes son compatibles.

Pero quizá lo más interesante es el proyecto Tide, un sistema que analiza la calidad de plugins y themes y que te dice, además de si es compatible con tu versión de PHP, si el desarrollo está bien hecho y cumple unos mínimos estándar.

Si quieres, solo has de descargarte la presentación, disponible bajo licencia EUPL 1.2.

Los millennials

Tiempo de lectura: 3 minutos

Últimamente estoy muy centrado en hablar de tecnología en mi blog, pero la verdad es que hace tiempo que me rondaba hablar de los millennial y he encontrado una excusa para hacerlo gracias a Simon Sinek, quien estos días se ha llevado casi toda mi admiración al descubrir unos vídeos en los que básicamente es capaz de expresar de forma sencilla lo que yo llevo diciendo y pensando desde hace un tiempo.

Me considero una persona que está entre la Generación X y la Generación Y, es decir, no estoy ni en una ni en otra porque no me considero alguien de la “generación MTV” ni tampoco soy de los que están todo el día en “Instagram”, pero reconozco que ambas cosas me atraen.

Hace un año aproximadamente en algún sitio escuché el concepto viejenial y creo que es el punto en el que estoy. Me comporto como un milenial, pero por la calle me llaman “señor”.

Mis padres siempre han sido de esos que quieren lo mejor para sus hijos, y que la vida les vaya mejor que a ellos. La cosa les ha salido torcida, porque siempre han sido de los de “búscate un trabajo que te paguen una nómina, aunque sea baja, pero con la seguridad de que te portas bien y haces tu trabajo. Hace unos días hablando del asunto, llegamos a la conclusión de que sus esquemas se han torcido bastante. El hijo que tenía más capacidad de ser algo tipo funcionario les ha salido emprendedor y la que tenía que ser profesora les ha salido feliz con un trabajo que algunos podrían considerar de bajo nivel.

En mi familia la conectividad ha estado bastante metida en la cabeza desde siempre debido a mi. Desde el 97 que ando conectado casi al 100%, y eso ha hecho que mis hermanos, y posteriormente mis padres, asumieran la tecnología como algo normal. Seguramente mi hermana, que podría ser considerada milenial de los inicios no tiene los problemas que tienen muchos milenials gracias a eso, a que ha tenido desde siempre la tecnología a su alcance y he hecho que la aprovechasen como una herramienta y no como una necesidad. Internet está ahí, tiene información y ofrece servicios, no es una forma de vida (o mejor dicho, una necesidad en la vida).

Esto me lleva siempre a las discusiones con amigos y conocidos primerizos a los que siempre les lanzo una pregunta: ¿a qué edad vas a dejarle a tu hijo una tablet (para olvidarte de él y que te deje tranquilo) y a qué edad le darás un móvil para que lo lleve al colegio? Obviamente soy “un mal amigo” por dar una respuesta de la que estoy convencido: hasta los 14 años no han de tener dispositivos propios, aunque sí que desde los 8 les enseñaré a controlar la tecnología y a que no les controle a ellos.

Soy creador de contenidos en Internet desde el año 97 aunque he vivido en la red desde el 94. He visto de todo, desde Hotbot y Altavista, la creación de Google, cuando Amazon solo vendía libros… hasta la GDPR, una ley básicamente para proteger la privacidad de los datos en Internet, específicamente.

Lo más triste es que tenemos una sociedad mucho más conectada, con muchas más relaciones, pero más asocial. Hace un tiempo escuchaba en una entrevista a una psicóloga-sexóloga que decía que estamos en el momento de la historia del ser humano en el que hay más acceso al sexo y se practica menos sexo. Pues con las relaciones personales creo que estamos igual: tenemos centenares de amigos en Facebook, pero al final “amigos de verdad, no llegan a los dedos una mano”.

En el vídeo, Simon comenta una cosa muy interesante y es que al final, la responsabilidad de la gente joven hoy recae en las empresas, en los empresarios, en aquellos que realmente están mostrando hoy en día a los jóvenes la realidad de lo que hay.

Y aquí el vídeo de la entrevista. Os recomiendo escucharlo un par de veces, porque siempre aparece un pequeño detalle interesante que te lleva a decir: sí, lo que está diciendo, es lo que es.

Gracias a Miguel Ángel por el vídeo, la verdad es que es muy claro de muchas de las conversaciones que hemos tenido sobre la vida hoy en día.

Esto no es SEO, es hacer las cosas bien

Tiempo de lectura: 1 minuto

El concepto de SEO está muy mal utilizado. Se llama SEO a prácticamente cualquier cosa que el realidad hace referencia a construir un sitio web correctamente. Y es que muchas veces clientes, jefes, socios y todo tipo de personas (y personajes) me piden que les ayude con el SEO de su web cuando ni siquiera se han preocupado por cosas más básicas como tener el robots.txt correctamente. Si no tienes robots.txt (que eso es previo al SEO y a Google) ¿cómo vas a querer hacer SEO?

Es por esta razón que además de hacer consultoría SEO, WPO y de otras tantas cosas que son en realidad las que hago como Arquitectura de la Información, Estructura de la Información, Buenas prácticas… de tanto en tanto me toca dar algo de formación a desarrolladores para que tengan presente que todo esto que no es SEO ha de estar incorporado en su ADN laboral. No puedes crear un sitio web de Internet sin saber cómo funciona Internet. Esa es la diferencia entre alguien mediocre y alguien profesional. Aquí también podría incluir “a mi cuñado” o a “mi sobrino” que me hace la web gratis o por 4 duros.

Esta presentación es básica, aunque toca muchos asuntos. la idea es plantar la semilla para que a partir de aquí cada uno por cuenta propia se lea el RFC2616, o por ejemplo el RFC6596, se mire la documentación sobre HTML5 y todo lo que va relacionado con la red de redes.

Así que nada, aquí está disponible el PDF de la presentación. Está disponible bajo licencia EUPL 1.2, así que puedes compartirlo siempre que se cite la fuente.

Test de velocidad de un servidor Linux

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace un tiempo que hablé de los VPS para desarrolladores, unas máquinas que en general por ser baratas se presupone que tienen mala conexión… pero, ¿cómo comprobar de forma sencilla la velocidad de conexión de un VPS?

Lo único que necesitaremos es tener acceso SSH a la máquina y ejecutar un comando. Si quieres probar la descarga de un fichero de 100 MB, 500MB o 1GB puedes hacerlo con los siguientes comandos:

fichero de 100 MB

wget -O /dev/null http://speedtest.sea01.softlayer.com/downloads/test100.zip
wget -O /dev/null https://speed.hetzner.de/100MB.bin
wget -O /dev/null http://speedtest.tele2.net/100MB.zip
wget -O /dev/null http://cachefly.cachefly.net/100mb.test
wget -O /dev/null http://speedtest.london.linode.com/100MB-london.bin
wget -O /dev/null http://speedtest.atlanta.linode.com/100MB-atlanta.bin
wget -O /dev/null http://proof.ovh.net/files/100Mb.dat

fichero de 500MB

wget -O /dev/null http://speedtest.ams01.softlayer.com/downloads/test500.zip

fichero de 1GB

wget -O /dev/null https://speed.hetzner.de/1GB.bin
wget -O /dev/null http://speedtest.tele2.net/1GB.zip
wget -O /dev/null http://mirror.nl.leaseweb.net/speedtest/1000mb.bin
wget -O /dev/null http://mirror.us.leaseweb.net/speedtest/1000mb.bin

NOTA: en estos casos la descarga de estos ficheros no va a ocupar espacio en tu disco, es simplemente una descarga virtual.

Esto acaba dando un resultado similar al siguiente:

HTTP request sent, awaiting response... 200 OK
Length: 104874307 (100M) [application/zip]
Saving to: ‘/dev/null’

/dev/null 100%[=====================================>] 100.02M 15.3MB/s in 7.4s

2018-03-26 08:20:33 (13.4 MB/s) - ‘/dev/null’ saved [104874307/104874307]

La cifra marcada es la velocidad de descarga. Piensa que esta velocidad está en la medida que se indica, en este caso MB/s (Megabytes por segundo), por lo que si quieres compararla con tu conexión a Internet, has de multiplicar la cifra por 8:

15.3 MB/s = 122.4 Mb/s

Esta velocidad ahora es en Megabits por segundo, comparable con las conexiones de ADSL de 20 Mb/s, o de Fibra de 100 Mb/s o de 300 Mb/s e incluso de 1 Gb/s.

¿Qué velocidad debería dar al menos mi servidor? Pues depende de la tarjeta de red que tenga y si está limitada o no. Lo ideal es que al menos tenga una velocidad de 100 Mb/s, aunque lo ideal es que cubra los 1000 Mb/s, ya que un usuario que tenga conexión por Fibra Óptica podría aprovechar el 100% de la misma.

Cuentas de correo de usar y tirar

Tiempo de lectura: 1 minuto

¿Estás harto de recibir spam después de haberte dado de alta en servicios “raros”? Si eres de los que le gusta probar sitios web, servicios desconocidos, y no quieres hacerlo de buenas a primeras con tu cuenta real de correo, existen servicios de correo que te permite verificar la cuenta, pero que luego, esa cuenta, desaparece por arte de magia. Son las cuentas disposable (de usar y tirar).

En general todos estos servicios que te voy a proponer crean una cuenta de correo nada más acceder, y allí mismo tienes la bandeja de entrada, por lo que si pones esa cuenta, a los pocos minutos recibirás el correo, podrás leerlo, y posteriormente la cuenta desaparecerá (en general las cuentas están disponibles entre 10 minutos y 60 minutos después de su creación.