EpisodeDay, el calendario de series

A principios de 2011 que comentaba que me había enfrascado en un proyecto personal sobre series que iba a ser en un Calendario de Series en español, y que después lanzaría EpisodeDay, la versión en inglés. Finalmente los planes han cambiado y he decidido lanzar sólo la versión en inglés. Creo que aunque un usuario no sepa el idioma le será lo suficientemente sencillo como para poder usarlo.

En estos meses me he dedicado a llenar la base de datos de series y a completarlas con información de Wikipedia e IMDB. Además estoy añadiendo otro tipo de información que podo a poco irá apareciendo, como Miso o subtítulos, además de enlaces de muchos tipos para conseguir información al máximo.

Es curioso que tanto Estados Unidos, como Reino Unido, Canadá o Australia estén bien organizadas las cadenas de televisión y para los estrenos de series de otros países me lo vea muy difícil encontrar información. Sólo espero que no hagan como en España y cambien las serie de día como el que se cambia de ropa interior.

La idea de este sitio es el de tener tu propio calendario de series en formato ICS para que lo puedas añadir a tu lector habitual. Los datos se actualizan de forma automática cada 24 horas y cada semana van apareciendo las nuevas series que vendrán.

Aunque el sitio lleva funcionando desde hace ya meses, ahora estoy acabando de hacer un repaso manual a las más de 400 series que ya hay disponibles para tener los datos actualizados al máximo y, espero en breve, poder ofrecer mucha más información de las mismas, sobre todo material multimedia, principalmente imágenes y pósteres de las series además de enlaces a sitios donde poder ver los capítulos, algo que será fácil de conseguir para los que estén en Estados Unidos pero más complejo (Chuck bendiga al proxy) para los que estén fuera del país.

La Sangre de los Inocentes

La religión siempre se ha llevado por delante muchas vidas, y esto es lo que quiere reflejar La Sangre de los Inocentes de Julia Navarro en su obra. He de reconocer que cuando aún estaba por la primera de las tres partes estuve a punto de dejarlo porque se planteaba bastante aburrido…

La obra, como decía, tiene tres partes. La primera de ellas se sitúa a mediados del siglo XIII en plena época medieval, Cruzadas, Templarios… la historia está bien, pero yo me esperaba otra cosa (de ahí lo que decía de haberla dejado, algo que por suerte no hice). La segunda de las partes se sitúa en la Francia previa a la Segunda Guerra Mundial y transcurre por toda ella, hasta que finaliza la misma; la tercera se centra en “la actualidad”, podría ser tranquilamente 2009.

La lucha entre cátaros y católicos es el punto de inicio de la obra, donde fray Julian redacta lo ocurrido en el castillo de Montségur. Lo ocurrido, que queda reflejado en unos escritos es recuperado por un historiador que en 1939 recibe dichos documentos y los analiza desde el punto de vista estrictamente histórico, sin dejarse influir por la religión, algo que no hacen los de su alrededor. Sin duda la vida de este historiador maca el antes y el después de la historia.

Y es que cerca de 70 años después unos acontecimientos acaban uniendo hilos hasta que el Centro Antiterrorista de la Unión Europea se encuentra con un atentado en Frankfurt que acaba en una situación particular en otros tantos lugares destacados de las religiones cristiana y musulmana.

Sin duda es un libro que invita a reflexionar sobre lo que está ocurriendo hoy en día en el mundo, sobre la situación que estamos viviendo muchos de nosotros en el día a día de aeropuertos debido al 11-S, al 11-M y a tantas otras fechas que los fanatismos nos están llevando a recordar.

Es un señor libro, otro de los tochos que la verdad recomiendo leer, un libro en el que los misterios quedan en el aire, algunos incluso sin descubrirse; otros lo hacen en el último momento.

Dónde conseguir visitas

Seguramente en esta entrada encontraréis cosas obvias, pero a muchos les servirá para darse cuenta de que la realidad de Internet cambia a lo largo del tiempo y nunca está de más darle una ojeada a los sitios que más visitas pueden aportar a nuestros sitios web.

Para empezar podemos hablar de los clásicos, los buscadores, que hoy en día se resumen en 2 grandes motores aunque varios sitios de origen de tráfico. El principal de ellos es Google junto a Bing, aunque sin descartar otros sitios como Yahoo!, Yandex, Baidu, Naver e incluso Ask o AOL. Todo depende del país en el que se encuentre el proyecto y su idioma. Aunque desde España nos centramos en Google casi al 100% no hemos de olvidar que hay usuarios que usan Bing de forma indirecta debido al navegador o similares. Además, parece que en breve Firefox podría incluir por defecto Bing como motor de búsqueda, lo que podría equilibrar la balanza en unos puntos. Tampoco es bueno tener dependencia en exclusiva de los motores de búsqueda a menos que sepas que tu SEO es una excelente persona y no hace ningún tipo de trampas y tu sitio está construido de forma impecable para que, aunque haya cambios en la algorítmica, siempre estés ahí. Eso sí, es tráfico de largo recorrido y al que hay que dedicar mucha paciencia y meses para establecerte.

Pero los buscadores no sólo nos llevan tráfico a las páginas, sino que también tenemos otros verticales que, en caso de ser posible, hay que aprovechar. Por ejemplo, uno de ellos son los buscadores de imágenes. En este caso sí que es cierto que aunque hay buscadores verticales de imágenes son muy poco utilizados y que podríamos decir que sólo hay que observar de cerca a Google Imágenes, Bing Imágenes y Yahoo! Imágenes (que dedica mucho esfuerzo a mejorar esta sección). Cada vez más estos motores están teniendo más importancia en los resultados orgánicos, ya que aparecen como destacados entre los resultados, y depende del sitio puede suponer hasta un 15% de las visitas, una cifra nada despreciable. Eso sí, este tipo de visitas suele ser difícil de rentabilizar y de retener, por lo que es importante hasta cierto punto.

Para, casi, acabar con los buscadores habría que centrarse en la actualidad y para ello hemos de tener presente tanto Google Noticias como Bing Noticias (Yahoo! Noticias suele nutrirse de agencias directamente), además de los verticales de Blogs. Para bien o no hay muchos sitios que viven de la actualidad, sobre todo grandes medios de comunicación, donde una cosa es noticia hoy pero mañana ya no lo es. Los motores de búsqueda suelen destacar los resultados de noticias por encima del resto, algo a tener en cuenta en determinadas búsquedas muy puntuales pero en las que aparecer te puede atraer una cantidad de visitas considerables. Aquí la cuestión es intentar atraer al usuario y que tu sitio se convierta en una fuente de información habitual. No queda otra… los sitios de noticias de actualidad viven de “la marca” si lo que quieres es conseguir que un usuario perdure en el tiempo. Con respecto a los blogs, bueno, los buscadores no suelen destacar los resultados de Blogs aunque sí pueden llegar a incorporarlos dentro de las fuentes de Noticias, por lo que es importante “estar ahí” sobre todo si te dedicas a publicar contenidos de actualidad.

Para acabar, una de las fuentes que cada vez está tomando más relevancia es la de los comercios, los llamados Comparadores de Productos, donde Google Productos y Bing Compras (Ciao!) también tienen un interesante lugar hoy en día, aunque en este caso no son los únicos. Tener una tienda en eBay además de tu propia tienda puede ser de gran ayuda (y una forma muy interesante de vender, sobre todo en Estados Unidos donde funciona de forma impresionante). Integrar tu tienda con los sistemas de subida de productos a distintos comparadores de precio puede ser importante, aunque hay que tener en cuenta que puede llegar a ser laborioso en el momento en el que se han de generar contenidos “lo más único posible” en cuanto a fotografías, descripciones y similares para que tu sitio natural no se vea eclipsado por el resto de resultados. Hay que tener en cuenta que existen muchos comparadores verticales y que no podemos descartar sitios como Twenga, Trivago, kelkoo, Shoomo o Carritus siempre y cuando tengamos algo que ofrecer.

Un siguiente tipo de fuente son los sitios sociales (redes, herramientas, etc…), y es que no cabe duda que lo que recomiendan tus amigos puede ser una cantidad pequeña de tráfico el que te acaba llegando pero sí que de cierta calidad, porque, como digo, son sitios que tus amigos han compartido y en los que tienes cierta confianza como para visitar. Por poner un ejemplo, desde hace unas semanas que vengo usando la aplicación Flipboard para iPad que ha hecho que sea un gusto visitar las páginas que comparten mis contactos en sitios sociales. En cuanto a los sitios sociales a tener en cuenta creo que es bastante claro a dónde hay que ir: a donde más gente y amigos o seguidores puedas tener (en este caso hablo sobre todo de cuentas “profesionales” o en caso de cuentas personales, de lo que se publica en blogs personales): twitter, Facebook, Tuenti, Google+ y Linkedin vendrían a ser los puntos más influyentes hoy en día. Seguramente dependiendo del tipo de sitio o perfil que tengas acabarás dándote cuenta de que unos sitios funcionan mejor que otros. Por ejemplo, si te dedicas a SEO es probable que Tuenti y Facebook sean plataformas poco propicias pero que sí lo sea twitter, Google+ y Linkedin que es más profesional. Sin duda la estrategia en medios sociales hay que testearla, dedicarle unas semanas y analizarla. Eso sí, ten en cuenta que para analizarla correctamente no puedes publicar los enlaces de forma directa en estos sitios ya que debido a los acortadores y redirectores o aplicaciones de escritorio puedes perder los datos de referencia. Así que intenta utilizar enlaces en los que al final puedas realizar algún tipo de medición.

Otra de las fuentes interesantes de tráfico son lo que yo llamo potenciadores de información, tipo Menéame en español u otros como Digg o Slashdot en inglés, como referentes. Hay muchos de ellos en la red, sobre todo si vamos a temáticas muy concretas, pero no ayudan tanto a conseguir visitas como estos dos donde aparecer en portada puede generar varios miles de ellas de forma puntual. Esto es un buen sistema para darse a conocer aunque, por norma general, suele ser algo puntual y el tráfico que queda, se suscribe o sigue el sitio suele ser residual. Además, aparecer en portada tampoco suele ser tarea sencilla si no propones una noticia más que interesante.

Por supuesto no podemos dejar de lado otra fuente de tráfico: los vídeos e imágenes. Claro está que aquí hay mucho por decir, ya que aunque todo el mundo considera Youtube como un buscador de vídeos (que no lo es, para eso tenemos Google Vídeo o Yahoo! Vídeo que sí que buscan vídeos en muchas fuentes) hemos de considerar estar en estos sitios para ayudarnos de la fuerza de esos propios sitios para potenciar nuestros contenidos. De ahí que Youtube, Vimeo, Dailymotion o Viddler ayuden a aparecer en muchos lugares y Flickr, ImageShack y tantos otros para imágenes. Estos sitios permiten además de alojar las imágenes / vídeos y tener nuestra cuenta con ellos, posicionarlos en los buscadores de una forma más sencilla además de distribuirlos y darlos a conocer si es necesario.

También tenemos sitios más o menos formativos desde donde conseguir visitas. Uno de ellos puede ser la Wikipedia, la enciclopedia internauta más importante, además de directorios como DMOZ o Yahoo! Directorio donde podemos encontrar, categorizados, sitios de calidad de una temática concreta, ya que estas categorías están revisadas por gente que la mantiene. Pero no sólo estos sitios donde participan seres humanos son importantes, también lo son sitios de ayuda a otros usuarios, como Yahoo! Respuestas o Quora donde los usuarios se ayudan entre sí y, donde si encuentras a alguien que hace una consulta de la que puedes ofrecer información, puedes complementarlo con alguna de tus direcciones web que acabarán llevando algo de tráfico a tu sitio.

Está claro que además de esto tenemos, por supuesto, los enlaces publicitarios y la publicidad tradicional por sí misma (tradicional de Internet, es decir, banners y similares). Sin duda es una buena forma de conseguir visitas a mejor p peor precio, pero sin duda, si se hacen buenas mediciones no hay que dejar nunca de invertir en este tipo de campañas, ya que, en tiendas de comercio electrónico en las que se pueda medir el ROI (retorno de la inversión) podremos dedicar más o menos presupuesto.

Por supuesto queda la opción de los enlaces en otras páginas y autopromos, es decir, promoción de tu sitio en otros sitios de tu propiedad o de gente que conozcas. Aquí también podríamos incluir las notas de prensa, una de las formas más eficaces de atraer tráfico a tu sitio, siempre y cuando los sitios que las publiquen acaben poniendo algún tipo de enlace a tu información o sitio, ya que sino de poca ayuda sería.

Que conste que esta entrada no está pensada para conseguir enlaces, sino para conseguir visitas, y que es sólo una lista representativa de sitios o maneras que pueden atraer visitas a tu sitio. Ten en cuenta que los enlaces puestos de forma aleatoria en distintos sitios puede ser mejor o peor de cara a SEO, pero probablemente no acaben llevando tráfico a tu sitio; Google tiene en cuenta estos enlaces puestos en sitios “raros” y, si no tienen clics de poco van a ayudarte al SEO, y sí, Google sabe muy bien dónde hace clic la gente… por lo que sólo aquellos enlaces que tengan clic y sean de calidad también te servirán para subir posiciones en los resultados orgánicos.

Facebook, resultados de búsqueda y Me Gusta

Facebook parece no preocuparse mucho por las búsquedas, al menos no por montar un buscador de la forma en la que lo harían Bing o Google, sino que estaría más preocupada por ofrecer unos buenos resultados a la hora de encontrar información en su propia red, pero para conseguir eso sí que necesita cierta forma de ordenar los resultados… y ¿cómo lo hace? Pues un par de patentes en las que, en principio, se patenta lo mismo, tendrían la respuesta. La primera de ellas se llama Ranking search results based on the frequency of clicks on the search results by members of a social network who are within a predetermined degree of separation y la segunda Visual tags for search results generated from social network information, ambas con la misma descripción y basadas en una concedida a Friendster (empresa que compró Facebook):

Search results, including sponsored links and algorithmic search results, are generated in response to a query, and are marked based on frequency of clicks on the search results by members of social network who are within a predetermined degree of separation from the member who submitted the query. The markers are visual tags and comprise either a text string or an image.


NOTA: en la imagen, el “visual tag” corresponde al elemento 951 y/o 952.

El sistema lo que pretende determinar es la ordenación de los resultados, determinando la frecuencia de clics relevante en un hiperenlace asociado a cada resultado, donde los clics relevantes o registrados deben tenerse en cuenta si el usuario tiene dos o más grados de separación en la red social. La ordenación se haría en base a la frecuencia de clics relevantes. La página de resultados de búsqueda incluirá los resultados y un “visual tag” en al menos uno de los resultados conseguidos, donde el “visual tag” se mostrará siempre que la cantidad de resultados sea mayor que el mínimo establecido y donde ese “visual tag” no se mostrará en aquellos en los que no se consiga una cantidad mínima. Además de esto podrían darse casos como el que el elemento con más resultados aparezca en primer lugar, que los resultados pueden contener anuncios, que los resultados tengan una imagen o que el “visual tag” contenga un elemento textual.

Este sería el sistema más simple, pero se podría complicar incluyendo los clics de otros usuarios que se encuentren en un grado de separación mayor, enviando en un primer lugar los resultados relevantes, y en un segundo lugar los resultados no-relevantes, donde el “visual tag” se mostrará junto al primer grupo de resultados pero no junto al segundo grupo, pudiendo incluir el “visual tag” una imagen, un elemento textual…

Como se puede observar, Facebook no se ha preocupado en exceso en la tecnología de búsqueda propiamente, sino en el uso de indicadores internos (como el Me Gusta) para darle valor a los resultados de búsqueda que ofrece su buscador de personas, grupos, páginas y demás… e indicárselos a los usuarios según los gustos de los usuarios en base a un grado de separación que el sistema establece (normalmente dependiendo de la cantidad de usuarios que tiene cada uno de los grados).

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

El Mundo Amarillo tiene un color especial, y sin duda Albert Espinosa escribe algunas cosas que todos hemos pensado alguna vez, dándole un punto de vista ligeramente distinto a la vida. Ahora, con Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo tenemos una nueva aventura en la que se habla de aquellos pequeños detalles del día a día, junto a relaciones, sexo, confianza, sinceridad…

Al principio del libro, en las primeras páginas hay un par de párrafos que creo que dicen mucho de lo que nos encontramos en los libros de Albert:

Y lo cierto es que tardas años en hacer tuya una almohada; cientos de dormidas para darle esa forma tan especial que la define y que tanto atrae y te lleva al sueño.
Al final, sabes cómo doblar la almohada para conseguir el sueño perfecto, cómo girarla para que la temperatura no sobrepase la que te gusta. Incluso sabes cómo huele después de una buena dormida. Ojalá pudiésemos saber tanto de las personas que amamos y duermen a nuestro lado.

En este libro se habla mucho del sueño, de dormir, de no dormir, de lo que pasa mientras soñamos, y de los dones que tiene la gente. En los sueños vivimos una realidad, con fallos:

Pero creo que son de agradecer esos fallos de raccord en los sueños. Aunque a veces descubres uno de esos errores de continuidad y sigues durmiendo, porque no deseas despertarte. Lo que demuestra que mucha gente prefiere dormir a vivir, aunque sepa que la realidad que está gozando es falsa.
Yo no soy de ésos; no me gusta percatarme de lo que estoy sintiendo en un sueño. Si presiento un fallo de este tipo, me despierto al instante.

Es un libro que entra sólo. Me lo comencé a leer en la misma tienda donde lo compré y en el momento en el que llegué a casa… Al cabo de unas horas, tras un baño en la piscina adelanté otras tantas páginas, al volver a casa tomando “la fresca” y antes de irme a dormir acabé con esas pocas páginas que quedaban.

Google patenta el “Quiso decir…”

Desde prácticamente el inicio de Google hemos visto en los resultados de búsqueda un sistema que, al escribir de forma incorrecta una consulta se nos sugería otra escrita correctamente. Tiempo después hemos visto evoluciones de este servicio incluso dando directamente los resultados de búsqueda intercalando los correctos e incorrectos o incluso dando directamente los resultados corregidos completamente.

Han tenido que pasar 7 años para que Google ahora consiga la patente que permite corregir y sugerir automáticamente una consulta de búsqueda por otra.

Cuando el sistema recibe una consulta de búsqueda que incluye una entidad, se determina la posibilidad de ofrecer una consulta reescrita basada en la información recibida por consultas anteriores relacionadas con la entidad y reescribe la consulta de búsqueda cuando se determina que la consulta de búsqueda puede ser reescrita. El sistema determina la posibilidad de ofrecer una sugerencia de reescritura de la consulta de búsqueda, basada en la información previa de búsquedas de la entidad cuando la búsqueda no puede ser modificada. El sistema también genera la reescritura de la sugerencia cuando se determina la posibilidad de reescribirla. Permite que una búsqueda recibida pueda reescribir los resultados, presentarlos y mostrar la sugerencia cuando se provee una sugerencia.

Aunque suene un poco liado, básicamente lo que se contempla son varias posibilidades. Lo más simple es mostrar la sugerencia (el famoso “quiso decir…”) pasando por mostrar directamente los resultados de la sugerencia en vez de la consulta original o intercalar los resultados.

Pero quizá lo más interesante no es el qué hace, sino cómo lo hace, y es que la patente ofrece algunos sistemas para calcular este sistema que calcula los resultados alternativos. El sistema básicamente lo que hace es recibir la consulta y la compara con consultas anteriores, donde se extrae, mediante estadísticas, el elemento principal (entidad), y donde por entropía se extrae una lista de elementos alternativos que se añaden a unas tablas de re escritura donde se relaciona con otras consultas anteriores y se determina si se ha de usar o no la consulta modificada. Para determinarlo se puede usar la cantidad de clics que se han realizado en la consulta corregida frente a la normal, o según el comportamiento del usuario en los resultados de búsqueda; también se puede tener en cuenta el tiempo en la página que le dedica el usuario, si se produce una conversión, si la consulta coincide con un hostname, con un identificador de producto… Esto mismo también se realizaría directamente sobre la tabla de re escritura para comprobar sobre sí misma las propias entidades (de forma que esta tabla es dinámica en el tiempo y puede cambiar).

Para determinar de una forma correcta las entidades es posible que se utilicen sistemas de eliminación de stop-words (tales como “a,” “the,” “inc,” “inc.,” “co,” y “co.”), sustituyendo guiones y espacios, eliminando apóstrofes, intercambiando “and” por “&”, eliminando “www.” y/o “.com”, y usando puntos, espacios y sus combinaciones para determinar otras entidades.

Además, la tabla de re escritura ha de tener en cuenta aquellos conceptos que pueden hacer referencia a distintas acepciones o conceptos. Por ejemplo [tiger] puede hacer referencia al animal, las tiendas o el sistema operativo.

Un ejemplo de re escritura podría ser: [harry potter barnes & noble,] donde la consulta cambiaría internamente a la siguiente: [harry potter store:barnesandnoble]. Este sería un ejemplo para una tienda, pero también podría ser aplicado en noticias. Por ejemplo, la consulta [george bush washingtonpost.] cambiaría a la siguiente: [george bush source:washington_post].

Sin duda Google dedica muchos recursos a trabajar por el usuario que “no sabe lo que quiere” y extrayendo entidades puede facilitar las consultas y los resultados de búsqueda, como en los ejemplos de tiendas o noticias en los que se ve claramente que el producto es una entidad y el sitio donde se quiere obtener esa entidad. De ahí que, de rebote, también sea tan importante el SERM, la reputación digital, ya que genera entidades a la hora de que alguien realice consultas.

El profeta de los números

Si este fin de semana pasado acababa uno de los libros tocho, en tan sólo unos pocos días me he leído otro que me ha enganchado bastante. No es un libro muy largo (sólo 400 páginas) pero como pone en la portada es “un relato único y completamente absorbente”.

El libro se llama El profeta de los números, de Elsa Schöner y se centra a principios de 1500, explicando la vida de Adrian Piscator, un joven que se escapa de su pueblo de pescadores y al que se le dan muy bien los números, el álgebra y todo lo relacionado con las matemáticas.

Al comenzar el libro nos encontramos con parte de la historia final, por lo que según vamos avanzando vamos descubriendo cómo acaba (sí, la verdad es que mucha sorpresa no tiene porque todo se va desvelando según pasan los capítulos) pero sin duda es una novela en la que puedes situarte e imaginarte la situación perfectamente; uno de esos libros en los que no sé si habrá película, pero se podría hacer y estaría bastante bien…

A aquellos que les guste la Edad Media y las matemáticas creo que les será un libro bastante entretenido y ameno.

Google patenta los Sitelinks

A mediados de 2005 Google solicitaba la patente Systems and methods for providing search results en la que básicamente se quería patentar lo que hoy en día conocemos como los “sitelinks”, aquellos resultados de búsqueda relacionados con el mismo sitio al que corresponde el resultado previo. Estos días atrás Google ha comenzado a hacer muchos más experimentos sobre este tipo de formato, justo después de recibir la aprobación de la patente que le permite este uso. ¿Qué hará ahora el resto de buscadores con respecto a este sistema?

La definición exacta en la patente de un sitelink vendría a ser la siguiente:

Una consulta de búsqueda genera resultados de búsqueda donde, al menos uno de los resultados, incluye un grupo de enlaces. El grupo de enlaces es representativo de páginas del mismo sitio web y que se basan en al menos un factor asociado a los enlaces.

Muchos se preguntan cuáles son los factores que utiliza el sistema para mostrar o no esos resultados. Aunque por norma general hay dos factores muy visibles (cantidad de enlaces internos apuntando a una página y enlaces que aparecen en el menú de navegación) existen otra serie de puntos que habría que tener en cuenta:

  • Número de veces que esos enlaces han sido visitados.
  • Tiempo dedicado a cada una de las páginas visitadas por los usuarios.
  • Número de enlaces que apuntan a esas páginas.
  • Cantidad de productos comprados en esas páginas.
  • Según el comportamiento previo a la visita de esas páginas.
  • Por el texto incluido en los enlaces de cada uno de los enlaces en base al texto en el que se encuentran dichos enlaces.
  • El contenido de las páginas de los enlaces.

El porqué de usar este sistema de “enlaces de sitio” creo que es bastante básico, aunque ellos lo explican la problemática de una forma clara y concisa:

Cuando un buscador devuelve resultados de búsqueda, los resultados a veces ofrecen enlaces a páginas de varios sitios. El usuario ha de elegir uno de esos enlaces para encontrar el elemento de interés. Pero ese elemento de interés a veces no está en la página resultante. En ese caso el usuario debe navegar por la página hasta encontrar el enlace con la página de la que quiere la información. Esto implica que el usuario deba hacer un clic más.

La caída de los gigantes

El día que me marchaba a Miami en febrero, en la estación de Sants me compré La caída de los gigantes de Ken Follet. Cuando volví a Barcelona tan sólo me quedaban 200 páginas que hasta este fin de semana no he podido acabar de leer.

Es curioso porque cuando veo un mapa de Europa, exceptuando los países de alrededor de Rusia, siempre he creído que esos países habían estado “siempre” ahí. Pero he de reconocer que ni la historia ni la geografía han sido nunca lo mio y que haber estado leyendo este libro me ha hecho darme cuenta de una larga lista de historias que pudieron ocurrir hace 100 años, algo que no hace tanto tiempo que ha ocurrido.

La caída de los gigantes es uno de estos “tochos” que explican, con demasiado detalle historias inventadas con momentos y personas reales de nuestra historia. El libro es el inicio de una trilogía (el siguiente habla de la Segunda Guerra Mundial) y tengo la sensación que los protagonistas acabarán siendo los hijos de los protagonistas de la actual historia.

El libro, como decía, no deja de ser parte de nuestra historia, comenzando principalmente con unos años antes de la Primera Guerra Mundial, en Inglaterra. Allí se forma una serie de relaciones personales que más adelante situarán a todos los personajes en el centro de la guerra entre Francia y Alemania. Más adelante encontraremos referencias desde Estados Unidos y Rusia, para acabar, al final, de nuevo en Inglaterra.

Reconozco que no es de los libros que más me ha gustado pero considero que, aun la parte de ficción, valía la pena seguir con él por su parte histórica que ha hecho que lea algo más de lo que no me enseñaron ni en el colegio ni instituto, porque siempre que llegaba la historia contemporánea quedaban pocos días y era como algo que importaba menos, quizá un gran error de la asignatura de historia, donde creo que El mundo de Sofía (para filosofía) y este libro deberían de ser obligada lectura, aunque fuera en varios años.

Como siempre pasa en esos casos, te puede gustar más o menos Ken Follet, pero sin duda el trabajo que ha hecho para crear todo el entramado de personajes e historia tiene un gran mérito.

WPO, SEO y Fórmula 1

Llevo viendo Fórmula 1 desde hace muchos años, antes de que Alonso estuviera en Minardi, y desde hace un tiempo que me doy cuenta de que la Fórmula 1 cada día se parece más al SEO y al WPO. La cosa va de milésimas de segundo, de fiabilidad y de copiar lo bueno de los demás coches (o webs).

Lo entretenido de la Fórmula 1 en muchos casos es, para los que no entiendan mucho, que existen una serie de equipos con distintos presupuestos, que cada equipo suele tener 3 pilotos (2 que corren y 1 que prueba), una serie de fabricantes de motores, en esta temporada un único fabricante de ruedas, distintos fabricantes de combustibles y, principalmente, cada equipo juega con la aerodinámica. Podríamos decir que lo que diferencia, principalmente, a los equipos es este último punto.

Es curioso que distintos equipos ofrezcan motores a otros equipos. Por ejemplo, Red Bull calza motores Renault, usa las mismas ruedas Pirelli que el resto, pero en cambio Red Bull es un equipo puntero y Renault ahora se podría considerar un equipo medio-alto. De la misma forma pasa con Ferrari, que a parte de tener su propio equipo es el proveedor de motores de Toro Rosso, equipo considerado medio-bajo dentro de la competición. Y es que muchas veces, en el SEO, el software no lo es todo, el motor puede ser el mismo, como puede ser un WordPress, un Magento o lo que queramos poner delante. Incluso las ruedas son las mismas, pero cada escudería es capaz de hacer que unos mismos pneumáticos aguanten más o menos las carreras según el coche y la agresividad del piloto.

Lo que sí que cambia entre unos equipos y otros es la aerodinámica y los inventos que cada ciertas carreras alguno de los equipos presenta. Difusores dobles, difusores bufados, alerones móviles, escapes laterales, escapes traseros… Sin duda cada carrera que vemos también va acompañada de la estampa en el que algún representante de otro equipo pasa a dar una ojeada por el box de la competencia.

De la misma forma que en SEO y en WPO existen unas series de normas que la FIA pone sobre la mesa cada temporada, pero aunque la FIA es la que pone una serie de normas, el que tiene el control del circo es Bernie Ecclestone. Se podría decir que Bernie es como Google: él manda, decide quién tiene los derechos, ingresa, cobra y luego reparte. Aún así, durante la carrera el que manda es el director de la misma, Charlie Whiting, también conocido como Matt Cutts en ciertos ámbitos. Él decide cuando comienza la carrera, si alguien se pasa de la ralla o cuando hay que sacar el coche de seguridad para que los corredores vayan por una pista segura. Y es que controlar una carrera es complicado. El equipo durante la carrera tiene acceso a todos los team radios para saber qué van diciendo los responsables de los equipos a sus coches, si hay tácticas de equipo entre ambos coches de una misma escudería y para animar o informar del estado de la carrera.

Pero si algo deciden son las penalizaciones. Si pisas la ralla por donde no debes, si te pasas de velocidad al entrar en el pit lane o chocas contra otro coche puedes sufrir una penalización de 5 segundos o tener que hacer un drive through perdiendo casi todas las posibilidades de ganar la carrera. De todas formas no hay que confundir estas penalizaciones con las degradaciones que puede sufrir el coche por hacer alguna cosa mal, o por tener ciertos defectos incluso cargarte los pneumáticos. Sin duda que el coche no funcione bien te hará perder fuelle frente a tus competidores.

Durante una carrera pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo que llueva (café-inne) y, de golpe, todas las estrategias o ideas que tenías para ganar han de cambiar. De repente has de entrar en el pit lane y depender de que tu equipo, en la vuelta correcta ponga los pneumáticos correspondientes en el menor tiempo posible, porque como alguien meta la pata te puedes quedar sin una tuerca bien collada y acabar con una rueda volando antes de volver a pista. Si un equipo es bueno y está bien sincronizado conseguirá en menos de 4 segundos un cambio de ruedas impecable, e incluso adelantar a tu competidor que ha tardado en hacer los cambios. Pero además del propio cambio en sí, hay que saber decidir en qué momento entrar, porque si te pasas una vuelta puedes gastar mucho los pneumáticos de mojado y perder algunas décimas o todo lo contrario, si comienza a llover y vas con los secos que se te salga el coche de pista y estrellarte.

Pero sin duda a mi lo que más me apasiona es todo lo que hay antes de las carreras de los domingos. Los entrenamientos libres, las calificaciones, y la semana o semanas de trabajo anteriores a un Gran Premio. Lo que se cuece en Milton Keynes (la sede de Red Bull) debe ser bastante increíble. Personalmente me considero un Adrian Newey y sin duda mi socio Jaume sería más Christian Horner. Pero aunque haya dos mentes pensantes al frente de un equipo, siempre está el que paga y los ingenieros y mecánicos que ponen a punto el coche de Fórmula 1. Eso sí, como alguien meta la pata el coche puede perder algunas décimas por el camino.

Y es que al final el rendimiento de un coche es lo que diferencia a unos y otros… puedes ganar unas décimas de segundo si pones un buen combustible, mantienes los pneumáticos a la temperatura perfecta y sobre todo has de hacer que los pilotos rueden y rueden, tanto en el simulador como en la pista.

Lo bueno de la Fórmula 1 es que cada temporada nos encontramos con nuevos reglamentos (las reglas que los buscadores ponen), nuevos retos (sobre todo ser el primero por delante de los demás) y conseguir puntos, puntos que al final de temporada se convertirán en cientos de miles de euros. Cada uno de los equipos trazará su propia estrategia y podrá hacer pruebas con sus distintos pilotos. Eso sí, si lo que quieres es ser el mejor, la mejor formación lo que necesitas es un buen piloto y un buen equipo que haga, simplemente, lo que hay que hacer, buscando aquellos elementos que el reglamento se ha podido dejar en el aire, intentando sacarle todo el partido a los motores y pneumáticos pero sobre todo diseñando el mejor coche con la mejor aerodinámica y poniéndolo en las mejores manos posibles.