Google patenta los Sitelinks

A mediados de 2005 Google solicitaba la patente Systems and methods for providing search results en la que básicamente se quería patentar lo que hoy en día conocemos como los “sitelinks”, aquellos resultados de búsqueda relacionados con el mismo sitio al que corresponde el resultado previo. Estos días atrás Google ha comenzado a hacer muchos más experimentos sobre este tipo de formato, justo después de recibir la aprobación de la patente que le permite este uso. ¿Qué hará ahora el resto de buscadores con respecto a este sistema?

La definición exacta en la patente de un sitelink vendría a ser la siguiente:

Una consulta de búsqueda genera resultados de búsqueda donde, al menos uno de los resultados, incluye un grupo de enlaces. El grupo de enlaces es representativo de páginas del mismo sitio web y que se basan en al menos un factor asociado a los enlaces.

Muchos se preguntan cuáles son los factores que utiliza el sistema para mostrar o no esos resultados. Aunque por norma general hay dos factores muy visibles (cantidad de enlaces internos apuntando a una página y enlaces que aparecen en el menú de navegación) existen otra serie de puntos que habría que tener en cuenta:

  • Número de veces que esos enlaces han sido visitados.
  • Tiempo dedicado a cada una de las páginas visitadas por los usuarios.
  • Número de enlaces que apuntan a esas páginas.
  • Cantidad de productos comprados en esas páginas.
  • Según el comportamiento previo a la visita de esas páginas.
  • Por el texto incluido en los enlaces de cada uno de los enlaces en base al texto en el que se encuentran dichos enlaces.
  • El contenido de las páginas de los enlaces.

El porqué de usar este sistema de “enlaces de sitio” creo que es bastante básico, aunque ellos lo explican la problemática de una forma clara y concisa:

Cuando un buscador devuelve resultados de búsqueda, los resultados a veces ofrecen enlaces a páginas de varios sitios. El usuario ha de elegir uno de esos enlaces para encontrar el elemento de interés. Pero ese elemento de interés a veces no está en la página resultante. En ese caso el usuario debe navegar por la página hasta encontrar el enlace con la página de la que quiere la información. Esto implica que el usuario deba hacer un clic más.

Categorías Javier, SEO

Deja un comentario