Qué es una penalización, según Google

Sin duda de tanto en tanto cae alguna perla en la red de redes que vale la pena leer en profundidad e interpretar correctamente (que, como en GH, todo se magnifica por lo que dice una persona, y tampoco es plan). Tiffany Oberoi es una de las personas implicadas en el equipo de calidad de los resultados de búsqueda de Google y ha ofrecido una entrevista de la que se pueden sacar algunas conclusiones y confirmaciones de algunos asuntos que siempre están en el aire. Personalmente lo que más me interesa es la clasificación de las penalizaciones y para qué sirve la petición de reinclusión de Google Webmaster Tools. No voy a traducir la entrevista pero sí que voy a ir comentando las respuestas en el mismo orden en el que se encuentran allí.

El primero de los temas que se tratan es la diferencia que hay entre penalizaciones. Para empezar hay que distinguir entre las acciones manuales de las automáticas (algorítmicas). Una vez tenemos claro esto, también hay que distinguir entre “baneos”, “penalizaciones” y “degradaciones”. Un baneo y una penalización son acciones manuales habitualmente por spam descarado. En el primer caso se elimina todo el sitio de los resultados de búsqueda y en el segundo se actúa sobre partes del sitio de ínfima calidad. Una degradación de los resultados iría más relacionada con la afectación de un sistema automático que corrige los resultados de búsqueda.

Otro detalle que considero importante destacar, aunque era algo que yo al menos ya conocía, es que los algoritmos anti-spam son inteligentes y se auto regulan, es decir, que van aprendiendo de lo existente y si encuentran un nuevo sistema de spam son capaces de incorporarlos de forma automática, y más adelante con intervención de los ingenieros, mejorar ese tipo de filtrado. Esto es importante tenerlo en cuenta porque los resultados de búsqueda pueden cambiar de un día para otro sin necesidad de que los ingenieros de Google hagan ningún tipo de cambio en el algoritmo.

Un siguiente detalle importante es que el panel de solicitud de reinclusión sólo es útil en aquellos casos en los que ha habido una penalización, es decir, en aquellos casos en los que ha habido un cambio realizado manualmente y no algorítmicamente. De todas formas, si has detectado algún tipo de problema en tu sitio y lo has corregido, no está de más enviarlo, eso sí, documentando con mucho detalle algunos puntos (que luego comentaré). Como siempre, Google funciona en ciclos de 3 meses, por lo que si has corregido algo y el problema era relacionado con el algoritmo, es muy posible que al cabo de los 3 meses, sin necesidad de enviar la notificación, cuando se reindexe todo tu sitio se corrija de forma automática.

Con respecto a Google Panda, como ya sabíamos, es una mejora del algoritmo que básicamente lo que potencia es aquellos sitios/páginas que tienen una mayor calidad. En su día ya comenté qué puede considerarse calidad. Esto significa que los sitios no han caído en una penalización sino simplemente se han degradado dando paso a lo que el nuevo algoritmo considera que tiene mayor calidad. De esta forma, si tu sitio se ve afectado por Panda no sirve de nada hacer una solicitud de reconsideración, sino trabajar en hacer una limpieza y mejora del sitio en pro de ofrecer mejor calidad a tus usuarios y Google.

Otro detalle importante es que un sitio puede recaer en una penalización o degradación. Normalmente estos casos se dan cuando el responsable del sitio corrige un problema (como un hackeo) pero no solventa el problema de base, el error que genera estos problemas, pudiendo permitir que ocurran de nuevo.

Cuando se hace una solicitud de reconsideración hay que detallar los siguientes puntos para que puedan actuar de una forma más rápida sobre tu situación:

  1. Sé específico y concreta cuál crees que ha sido la penalización o degradación que te ha podido ocurrir, o qué punto de las recomendaciones de Google has incumplido.
  2. Evita ocultar información, es decir, detalla con el mayor interés lo ocurrido, ofreciendo el mayor detalle tanto en el problema como en la solución que has aplicado. Por ejemplo, decir que había texto oculto en el pie de página y que se ha eliminado, explicando que había sido por culpa de una inyección de SQL y que ya se ha corregido.
  3. Explica cómo has evitado que vuelva a ocurrir este problema, como ya comentaba en el punto anterior.
  4. No hace falta mencionar si usas o dejas de usar otros servicios de Google (como por ejemplo que inviertes mucho dinero en Adwords) ya que este equipo no tiene ninguna relación con el resto de servicios (vaya, como que les da igual).
  5. Si no has detectado ningún problema y no has corregido nada, es inútil enviar este formulario porque no servirá de nada.
  6. haz como mucho una solicitud de reinclusión cada 3 meses para un mismo dominio. Si la primera vez no funcionó y no haces ningún cambio ni mejora, probablemente la siguiente solicitud tampoco sirva de nada.

Las respuestas que te tengan que hacer sobre este asunto, por norma general, se hacen a través de los mensajes internos del panel de Google Webmaster Tools. El proceso puede ser rápido (un par de semanas) o tardar hasta varios meses… aunque, como indicaba antes, por los ciclos de 3 meses del propio Google, es probable que en 3 meses, si estabas penalizado, todo comience a funcionar nuevamente.

Y hasta aquí todo lo que da esa entrevista. La verdad es que tampoco es que se de mucha información nueva, pero sí que es bastante útil que se clarifiquen determinados procesos de forma que todos los que alguna vez hemos tenido que trabajar con sitios complejos y hayamos tenido que realizar alguna solicitud sepamos cómo funciona el proceso.

Categorías Javier, SEO

Deja un comentario