Año sabático

Aunque oficialmente un año sabático es una cosa, creo que todos estamos de acuerdo en que un año sabático es tomarse un año para hacer cosas que no se suelen hacer si estás trabajando y cosas así.

En 2002-2003 me tomé mi primer año sabático en la vida. Acababa de terminar los estudios, había acabado la radio, y cuando llegó septiembre me planteé desconectar de todo y hacer esa serie de cosas que nunca hubiera hecho. Por ejemplo hice mi primera web “grande” cobrando, me fui a Muxía (como ya comenté cuando hablé de Mi Historia, luego hice los cursos de socorrismo en Cruz Roja y, tras el verano, comencé ya mi aventura profesional que ha marcado estos últimos años en Grupo ITnet.

Ahora, y tras los acontecimientos de estos dos últimos años creo que voy a volver a hacer un reset mental y me voy a tomar otro año sabático, aunque en este caso no voy a dejar de trabajar, sí que lo haré como la gente suele conocerme. Esto significa que seguiré publicando en mi blog, seguiré comentando cosas en twitter y probablemente siga trabajando en proyectos de SEO o de lo que surja, pero no desde una perspectiva profesional como he estado haciendo en lo que va de año natural, sino desde una perspectiva personal.

Sin duda, cuando comenzó el año pasado sabía que iba a ser un año movido. Me tocó quedarme el mes de septiembre vigilando TuManitas y descubrí una faceta profesional que desconocía. El mes de octubre fue de preparación para mi viaje a Estados Unidos. Noviembre y diciembre fueron meses de adaptación y de organización mental máxima, sobre todo al llegar a un sitio que no conoces y al que has de adaptarte. Enero fue el retorno a casa y volver a mi gente; supongo que esto hizo que me diera cuenta de muchas cosas, de la gente a la que quiero, de la gente a la que no tengo necesidad de ver, de hacer una balanza. Febrero fue la vuelta a USA con una mentalidad muy distinta y con el objetivo de disfrutar de todo aquello, algo que no pude hacer los primeros meses. Mayo, la vuelta a casa y el comenzar de nuevo en ITnet, donde hoy ya hace 2 meses que estoy y he podido poner a prueba mucho sobre mi y sobre lo que he aprendido y que me está sirviendo de prueba personal para este cambio de mentalidad que quiero hacer de cara al nuevo año. No sé cómo será julio y agosto, y tampoco me importa mucho, sé algunas de las cosas que van a pasar estos próximos meses y cómo (dónde y con quién) acabaré el año el 31 de agosto.

Disfruto con mi trabajo, los que me conocen saben que lo vivo con intensidad, pero también tengo muy presente que he de volver a primar mi vida personal sobre la profesional una temporada, porque sí. Esto significa dejar la vida pública profesional, plantearme muy mucho el tema de las charlas a aquellos que no sean clientes directos, establecerme unos horarios más razonables de trabajo (que últimamente hago hasta 12 horas en la oficina, y tampoco es plan), reírme más, abrazar más…

5 comentarios en “Año sabático”

  1. Suena como si usted se merece un año sabático que tanto necesitan. Me acuerdo de una cita que leí en Frasesdelavida.org de John Lennon “La vida es lo que sucede cuando estás ocupado haciendo otros planes”. ¡Buena suerte!

  2. DESPUES DE 25 AÑOS DE ESTAR EN UNA ACTIVIDAD HE DECIDIDO TOMARME UN AÑO SABATICO, NECESITO PARAR, HACER LO QUE NUNCA HAGO, COMO LEER, PASEAR, NO TENER HORARIOS, NO TENER COMPROMISOS, DEDICARME A MI PERSONA TANTO EN LO FISICO COMO EN LO ESPIRITUAL, PROYECTAR MI VIDA PARA SABER COMO SEGUIR, Y PODER LOGRAR TENER UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA.-

Deja un comentario