Postgrado en Web Analytics en La Salle Barcelona

Desde hace unas semanas estamos gestionando con La Salle Barcelona un Postgrado de Web Analytics (PWA). Digo que estamos gestionando porque lo estamos llevando Jaime Ferré y yo, además de otros profesores de la propia universidad.

¿Por qué hacer un postgrado relacionado con la analítica web? Pues muy sencillo: hacen falta profesionales que sepan entender y analizar la analítica web. En general muchos entramos en Google Analytics, miramos las visitas y páginas vistas y cerramos… pero además de Google Analytics hay decenas de herramientas con las que analizar datos y a parte de las visitas hay varias decenas de medidores importantes que pueden ayudarte a incrementar las conversiones, ventas o páginas vistas.

¿Qué diferencia hay entre los cursos que hay por ahí sobre Analytics y esto? Pues para mi bastantes. Para empezar que no se centra en Google Analytics (aunque será la herramienta central para practicar), que se profundizará en cómo analizar los datos desde el punto de vista de SEO, PPC y Social, que se relacionará con Usabilidad, A/B Testing, se hará mucho reporting y, principalmente los profesores e invitados colaboradores que vendrán (por ahora no puedo adelantar mucho de ellos, ya que estamos acabando de contactar con ellos y cerrando temas).

El programa dura unas 18 semanas, la idea es que sea los viernes tarde y sábados mañana, presencialmente en La Salle Barcelona y que probablemente empiece a mediados de noviembre. Si a alguien le interesa saber más puede escribirme a mi correo en javier@casares.org y lo voy manteniendo informado. Supongo que en breve tendremos la página dentro del sitio de La Salle donde estará toda la información aún más detallada.

SEO negativo

Los que me conocen bien saben que no estoy muy de acuerdo en hacer políticas muy activas de link-building, al menos no hacerlas hasta que no ha pasado una serie de cosas (un montón de acciones SEO pro activas en el sitio).

Pues bien, ahora (y esto lo publico porque ya me ha pasado en dos ocasiones) Google está por la labor de amargarnos un poco el verano con una serie de mensajes en los que se informa sobre “enlaces no naturales”. En concreto el mensaje es el siguiente:

Dear site owner or webmaster of http://example.com/,

We've detected that some of your site's pages may be using techniques that are outside Google's Webmaster Guidelines.

Specifically, look for possibly artificial or unnatural links pointing to your site that could be intended to manipulate PageRank. Examples of unnatural linking could include buying links to pass PageRank or participating in link schemes.

We encourage you to make changes to your site so that it meets our quality guidelines. Once you've made these changes, please submit your site for reconsideration in Google's search results.

If you find unnatural links to your site that you are unable to control or remove, please provide the details in your reconsideration request.

If you have any questions about how to resolve this issue, please see our Webmaster Help Forum for support.

Sincerely,
Google Search Quality Team

Por un lado, lo más divertido de esto es que el sitio en el que ocurrió esto, como digo, no había tenido una campaña de enlaces pro activo, pero sí que días antes estaba comenzando a tener un aumento de enlaces ya que coincidía con un evento que se produjo en esas fechas. Tras haber informado hasta en 3 ocasiones por el formulario de reinclusión que no se había hecho ningún tipo de estrategia de enlaces, y que tampoco teníamos manera de comprobar qué enlaces eran los que supuestamente nos estaban afectando, lo único que queríamos era más información para ver si podíamos realizar alguna acción legal contra los que supuestamente estaban afectándonos negativamente. Al cabo de una semana volvió a aparecer el mismo mensaje de arriba, y de vuelta una respuesta similar en el formulario, y al cabo de una semana lo mismo. Al final, ya no tuve remedio que dejarlo pasar y un par de semanas después la web cayó en una degradación.

Este mensaje ha vuelto a florecer hoy en otro proyecto. La diferencia es que sé que en este proyecto (que no es directamente mío ni lo controlo yo) sí que tengo entendido que se ha hecho una estrategia de enlaces pro activa cuando el proyecto tenía otro tipo de problemas más graves (principalmente contenidos duplicados, en los cuales sí que he estado ayudando para resolver la problemática). A ver ahora cómo sale este asunto y si los responsables de los enlaces son capaces de eliminar los enlaces que se han creado de forma “falsa”, avisando a Google de que se han eliminado.

A raíz de encontrarme esta problemática, he estado rascando un poco en los foros del propio Google y ha aparecido una serie de entradas interesantes llamada Processing Fees for Link Removal Requests en los que hay una acalorada discusión desde hace un par de días en los que. básicamente, se habla de que una persona está solicitando a un sitio web que se elimine un enlace (que él nunca ha solicitado) y le piden hasta 500 dólares por la eliminación de dicho enlace. Entre estos mensajes me gustaría destacar uno que dice tener mucho respeto por Google, pero que viene a decir que se le ha ido la olla al sistema de detección de supuestos enlaces falsos, e incluso comenta que podría haber una oleada de sitios (e incluso como modelo de negocio) que es el de pagar por eliminar enlaces. Incluso, este mismo usuario en otra entrada comenta el nuevo modelo de negocio de crear directorios y penalizarlos para luego pedir dinero por la eliminación de dichos enlaces que se han añadido rastreando otros sitios o simplemente rastreando la web.

Bienvenido al mundo del SEO negativo.

Google, publicidad y adservers

Ayer fue un día dramático en Grupo ITnet (como en muchos otros sitios de la Internet española) ya que tuvimos un problema porque a Google se le antojó que la mitad de las webs estaban infectadas (como los programadores errantes).

La situación es la siguiente: te llaman a las 8 de la mañana diciendo que una de las webs, cuando entras, aparece un mensaje en rojo diciendo que la web es peligrosa. Primera acción: comprobarlo (que me lo creo, pero quiero que mis ojos lo vean). Segunda acción: entrar en Google Webmaster Tools y comprobar que no era el único sitio en el que ocurría esto. Entre los sitios estaba también JocJuegos sitio que desde hace unas semanas vuelvo a gestionar parcialmente yo.

La situación era que al entrar en la sección de Salud del panel me salía una alerta diciendo que el “malware” se encontraba en nuestro adserver (en este caso SmartAdserver). Primera solución rápida: eliminar la publicidad del sitio y solicitar una reinclusión. ¡Muerto el perro, se acabó la rabia!

El resto de día fue bastante estresante. Lo primero que hice al llegar a la oficina fue hablar con la gente de SmartAdserver, que no acababan de entender nada, por lo que les puse en antecedentes y les mandé cierta información sobre lo que era. Como era de esperar “no era culpa suya” (ni yo les estaba diciendo que lo fuera) pero al verse afectado su dominio hacía que afectasen a muchas de las páginas que usaban su publicidad.

El resto del día fue muy burocrático y a la vez muy estresante, ya que al fin y al cabo las páginas que tienen esos códigos de publicidad en general viven de eso, de la publicidad, por lo que si la web no funcionaba (porque al entrar en ellas saltaba el mensaje de sitio peligroso) o estaban sin anuncios, a final de mes no comemos.

Ayer acabó siendo un día de esos que “molan” por la parte de tener un subidón de adrenalina por ir contra reloj en casi todo, y de los días más estresantes que he tenido en los últimos años.

Esta mañana revisando el correo la gente de SmartAdserver y tras hablar con Google, han confirmado lo que yo ya sabía: que había alguna campaña de publicidad que estaba infectada (por lo que parece ha sido una empresa española bastante importante y conocida) y que no era culpa suya, pero como afectaba a su dominio se han visto salpicados por el asunto. Por su parte dicen que van a tomar medidas y van a aplicar un protocolo por si se diera de nuevo el caso.

Por mi parte también he creado un protocolo de actuación principalmente dentro de las empresas que hay en la oficina y que supongo que acabarán extendiéndose a otros proyectos y sitios… Comenzando por aislar el dominio del adserver y teniendo un plan B en caso de que algo similar ocurra de nuevo, que permita corregir la situación en un tiempo menor (de 2-4 horas y no de cerca de 12-24).

La cuestión que me queda es que Google está llegando a unos extremos un poco extraños, ya que la cadena de perjudicados en este asunto es demasiado amplia, la forma de penalizar los sitios muy rápida y la solución muy compleja. Entiendo que hagan eso de pedir perdón antes que pedir permiso, pero podrían dar al menos unas horas de margen para poder corregir los problemas y no tomar decisiones unilaterales (ya que su aviso acabó en un montón de sitios de información de malware y todos los sitios afectados están perdiendo cierta cantidad de tráfico que será complicado recuperar a corto plazo).

Varnish y página de mantenimiento con Código 503

Cuando se hacen migraciones en un sitio web (por ejemplo, una subida a producción o un cambio de versión) y hay que tener “la web apagada” unos minutos, los buscadores recomiendan que, para que eso no afecte a los resultados de búsqueda, se debe devolver un código 503.

Hay veces en los que hay que parar el servidor web, hacer algún cambio más además de cambiar la web… ¿te has preguntado cómo podría gestionar esto Varnish? Es cierto que Varnish es capaz de devolver una página “antigua” cacheada aunque el servidor no funciona (que para eso están los tiempos de gracia) pero en algunos casos en que las páginas son muy dinámicas eso no funciona del todo bien, lo que significa que podríamos hacer que el propio Varnish sea enl que devuelva nuestra página de aviso.

¿Cómo hacer esto? Es bastante sencillo… Para empezar crearemos un fichero VCL separado del actual (que podríamos llamar mantenimiento.vcl).

backend default {
  .host = "127.0.0.1";
  .port = "8080";
}
sub vcl_recv {
  error 503;
}
sub vcl_error {
  set obj.http.Content-Type = "text/html; charset=utf-8";
  synthetic {"
<html>
<head>
  <title>Estamos actualizando el sitio</title>
</head>
<body>
  <h1>Estamos actualizando el sitio web</h1>
  <p>Sentimos mucho las molestias. En estos momentos estamos actualizando parte de nuestro sitio web para ofrecer un mejor servicio...</p>
</body>
</html>
  "};
  return (deliver);
}

Con esto devolveríamos un código 503 en todo lo que se sirva además de ese “fantástico” mensaje de “estamos en mantenimiento”.

¿Cómo poner esto en producción sin necesidad de tocar el fichero de configuración por defecto? Pues simplemente ejecutando los comandos adecuado (primero hacer saber de la existencia del fichero, y luego cargándolo):

varnishadm "vcl.load mantenimiento /etc/varnish/mantenimiento.vcl"
varnishadm "vcl.use mantenimiento"

Y tan sencillo como esto… luego se puede recuperar el Varnish anterior y voilà.

Aprender a dar masajes sensuales

Los que me conocéis un poco sabéis que me gusta hacer I+D en mi perfil profesional, y de tanto en tanto también en mi perfil personal. Y es que, como bien se dice por ahí, el saber no ocupa lugar (sólo consume neuronas).

Así que, tras conocer a parte del equipo de Shiva un poco de rebote, me puse a fisgar en su web sobre lo que hacían. Y entre estas cosas que hacían me atrajo una en concreto: aprender a dar masajes. La verdad es que me gusta dar masajes (aunque en general es mi espalda la que los necesita más) pero nunca me había planteado “estudiar” nada con respecto al tema; así que aprovechando la circunstancia, que conocía a parte del equipo que lleva el local y tras la insistencia de parte del mismo me he lanzado a la piscina (como mínimo, la experiencia que me iba a llevar).

He de reconocer que al principio no las tenía todas conmigo… supongo que el hecho a que se dediquen principalmente a dar masajes eróticos (tal y como brinda su eslogan) era como un poco… raro para mi. Pero bueno, al fin y al cabo mi curiosidad me pudo y me lancé. Mi objetivo principal era saber si lo poco que hacía lo hacía bien y si aprendía algo, mejor que mejor.

Así que ahí me he plantado, con dos horas por delante. Normalmente cuando vas a darte un masaje te tumban en una camilla y te dejas hacer. En general los masajes que se suelen hacer son muy de descargar la espalda, un poco de piernas y ya está, pero aquí era todo bastante distinto. Lo primero no había camilla, era un tatami en el suelo. La sala era muy estilo hindú, un espejo, con velas y una luz tenue que la verdad es que incitaba mucho al relax, además de una musiquilla de fondo muy tranquila. Lo siguiente, Olga, la masajista con la que iba a pasar esas dos horas. Algo me dice que si no hubiera sido ella con la que he hecho el curso hubiera sido todo muy distinto (quizá a peor) porque tras hablar un poco, presentarnos y eso había buen feeling, de esos puntos en común que generan una confianza desde un primer momento.

Tras las presentaciones, hablar, conceptos, movimientos básicos… como decía antes, aunque me gusta dar masajes mi “nivel” es nulo, simplemente me dejo llevar, así que ponerte en la cabeza unos conceptos básicos y contrastar lo que ya haces con lo que no sabes ha sido principalmente lo que la cabeza me decía hacer. El curso de por sí es bastante interactivo. Primero masajes a ti mismo para probar técnicas, luego te tumbas tú y te dejas hacer para sentir, notar la presión y aprovechar mirando de reojo en el espejo para comprobar los movimientos. La verdad es que aunque había estado en algún spa recibiendo masajes no me había planteado la forma en la que se dan, movimientos de manos ni las “series” correspondientes. Supongo que cuando vas a un spa tu cabeza está… no está. Claro, esto era totalmente distinto, estabas pendiente de todo para asimilar la mayor cantidad de información posible.

Comenzar los masajes por los pies, luego piernas y luego espalda, de abajo a arriba… como decía antes, siempre me había planteado que los masajes se empiezan por la espalda, pero tras las explicaciones pertinentes ahora entiendo un poco todo mejor. Pero no sólo esto. Este curso (como los chafarderos habréis podido ver) tiene su parte de masaje erótico, lo que significa que a parte de explicarte cómo dar un masaje “normal” también explican la parte más “erógena” del asunto (y que conste que erótico no significa sexual o porno, que ya me veo las mentes calenturientas). Una situación un poco peculiar estar tirado en un tatami con una desconocida hablando de estos temas con total normalidad; además, por algunas anécdotas que me explicaba, parece que muchas parejas van para mejorar su relación, y las diferencias entre parejas “nuevas” y parejas que llevan más años.

En fin, como decía una experiencia bastante peculiar, que al final casi podría decir que se me ha hecho corta (las dos horas han pasado muy rápidas) y de la que me quedo con muchas cosas en la cabeza… ahora la cuestión es poner en práctica todo o parte de lo aprendido hoy. Sin duda tanto el curso, como supongo que los masajes en sí, bastante recomendable.

Por cierto, para los que quieran ver un poco de qué van estos masajes, en la web tienen un vídeo en el que se explica (bueno, se ve) un poco el tema…

Varnish 3.0.3 RC1

Sin duda Varnish es uno de los mejores Web-Proxy que conozco y su función de cachear (y principalmente de focalizarse en ello) es lo que lo hace grande (aunque también se pueda usar como balanceador de carga). Ya está disponible una primera versión candidata de lo que será el nuevo Varnish Caché y aquí te dejo cómo puedes actualizar la versión actual. ATENCIÓN: No utilizar en producción esta versión RC1 ya que es una versión candidata y puede contener errores o fallos no detectados.

rpm -Uvh http://repo.varnish-cache.org/test/rpms/varnish-3.0.3-0.rc1.el5.x86_64.rpm http://repo.varnish-cache.org/test/rpms/varnish-debuginfo-3.0.3-0.rc1.el5.x86_64.rpm http://repo.varnish-cache.org/test/rpms/varnish-docs-3.0.3-0.rc1.el5.x86_64.rpm http://repo.varnish-cache.org/test/rpms/varnish-libs-3.0.3-0.rc1.el5.x86_64.rpm http://repo.varnish-cache.org/test/rpms/varnish-libs-devel-3.0.3-0.rc1.el5.x86_64.rpm

Básicamente hay que instalar los RPM de varnish, varnish-debuginfo, varnish-docs, varnish-libs y varnish-libs-devel.

En esta nueva versión se ha introducido por defecto el uso de algunos cambios en la gestión de la memoria y en los timeouts de salida, aunque todavía no hay una lista oficial de la evolución entre Varnish 3.0.2 y Varnish 3.0.3.

AMPLIACIÓN: La URL de descarga de los fuentes:

http://repo.varnish-cache.org/test/varnish-3.0.3-rc1.tar.gz

Además de “lucid” y “squeed”.

La llave del destino

Hace ya un par de años que me leí, casi del tirón, los dos primeros libros de Glenn Cooper: La biblioteca de los muertos y El libro de las almas. Hace unos días cuando volvía de Madrid siempre me asomo por la librería de la Estación de Atocha para ver si aparece alguna perla y allí estaba La llave del destino.

Yo, Bartolomé, fraile de la abadía de Ruac, tengo doscientos veinte años y esta es mi historia.

A partir de esta frase que aparece en un manuscrito el personaje principal del libro, Luc, comienza a investigar sobre esta historia y la cueva de Ruac, punto de unión de todas las historias del libro. Y es que, al igual que en los otros dos libros anteriores del autor (y como no podía ser menos) en realidad este libro contiene tres historias con ese mismo punto en común en tres épocas muy distintas: 30.000 AP, 1.100 DC y la actualidad.

Aún me faltan algunas páginas para acabar (no muchas) pero ya os adelanto que creo que se me va a hacer corto… porque según paso páginas pienso que me gustaría que hubiera un ciento de ellas más (y eso que tiene casi 400).

En fin, si os gusta la historia, las aventuras y los misterios, os recomiendo enormemente los 3 libros que se han publicado de este autor, y a la espera de The Devil Will Come que me quedo.