Google, publicidad y adservers

Ayer fue un día dramático en Grupo ITnet (como en muchos otros sitios de la Internet española) ya que tuvimos un problema porque a Google se le antojó que la mitad de las webs estaban infectadas (como los programadores errantes).

La situación es la siguiente: te llaman a las 8 de la mañana diciendo que una de las webs, cuando entras, aparece un mensaje en rojo diciendo que la web es peligrosa. Primera acción: comprobarlo (que me lo creo, pero quiero que mis ojos lo vean). Segunda acción: entrar en Google Webmaster Tools y comprobar que no era el único sitio en el que ocurría esto. Entre los sitios estaba también JocJuegos sitio que desde hace unas semanas vuelvo a gestionar parcialmente yo.

La situación era que al entrar en la sección de Salud del panel me salía una alerta diciendo que el “malware” se encontraba en nuestro adserver (en este caso SmartAdserver). Primera solución rápida: eliminar la publicidad del sitio y solicitar una reinclusión. ¡Muerto el perro, se acabó la rabia!

El resto de día fue bastante estresante. Lo primero que hice al llegar a la oficina fue hablar con la gente de SmartAdserver, que no acababan de entender nada, por lo que les puse en antecedentes y les mandé cierta información sobre lo que era. Como era de esperar “no era culpa suya” (ni yo les estaba diciendo que lo fuera) pero al verse afectado su dominio hacía que afectasen a muchas de las páginas que usaban su publicidad.

El resto del día fue muy burocrático y a la vez muy estresante, ya que al fin y al cabo las páginas que tienen esos códigos de publicidad en general viven de eso, de la publicidad, por lo que si la web no funcionaba (porque al entrar en ellas saltaba el mensaje de sitio peligroso) o estaban sin anuncios, a final de mes no comemos.

Ayer acabó siendo un día de esos que “molan” por la parte de tener un subidón de adrenalina por ir contra reloj en casi todo, y de los días más estresantes que he tenido en los últimos años.

Esta mañana revisando el correo la gente de SmartAdserver y tras hablar con Google, han confirmado lo que yo ya sabía: que había alguna campaña de publicidad que estaba infectada (por lo que parece ha sido una empresa española bastante importante y conocida) y que no era culpa suya, pero como afectaba a su dominio se han visto salpicados por el asunto. Por su parte dicen que van a tomar medidas y van a aplicar un protocolo por si se diera de nuevo el caso.

Por mi parte también he creado un protocolo de actuación principalmente dentro de las empresas que hay en la oficina y que supongo que acabarán extendiéndose a otros proyectos y sitios… Comenzando por aislar el dominio del adserver y teniendo un plan B en caso de que algo similar ocurra de nuevo, que permita corregir la situación en un tiempo menor (de 2-4 horas y no de cerca de 12-24).

La cuestión que me queda es que Google está llegando a unos extremos un poco extraños, ya que la cadena de perjudicados en este asunto es demasiado amplia, la forma de penalizar los sitios muy rápida y la solución muy compleja. Entiendo que hagan eso de pedir perdón antes que pedir permiso, pero podrían dar al menos unas horas de margen para poder corregir los problemas y no tomar decisiones unilaterales (ya que su aviso acabó en un montón de sitios de información de malware y todos los sitios afectados están perdiendo cierta cantidad de tráfico que será complicado recuperar a corto plazo).

2 comentarios en “Google, publicidad y adservers”

  1. Nosotros hemos sufrido dos problemas similares en los últimos tres meses. Entiendo que google, en su obscena “obsesión” por los usuarios bloquee el acceso y haga todo lo posible porque estos no se “infecten”, pero coincido en que tal vez todo se solucionaría antes si contasen un poco con los webmasters de los sitios conflictivos.

    No sé, tal vez bastaría con un e-mail automático que dijese “Houston…” y encendiese la bat-señal para el administrador de turno, porque luego vienen las prisas y todos sabemos que las decisiones al galope nunca son las más adecuadas.

Deja un comentario