Resetear la pila TCP/IP

¿Te va mal la conexión? Cuando llevamos mucho tiempo usando un ordenador, instalando y desinstalando programas y, sobre todo, si utilizas mucho Internet o las redes internas en tu casa, en la empresa o donde sea, es probable que la pila del TCP/IP (el protocolo de comunicación de, entre otras cosas, Internet) se haya quedado tocado por alguna configuración.

¿Cómo solventarlo? Pues en Windows (en general funciona en XP, Vista y 7) es bastante sencillo:

  1. Acceder a Inicio -> Ejecutar -> cmd (Ejecutar como Administrador)
  2. Ejecutar el comando: netsh int ip reset c:\resetlog.log
  3. Ejecutar el comando: netsh winsock reset
  4. Reiniciar la máquina

Muy recomendable, si se quiere investigar más, una lectura a cómo usar la herramienta Netsh.

En Linux también existe un comando similar que permite hacer un reset a la pila…

  1. Acceder a la consola como administrador
  2. Ejecutar el comando: ifconfig eth0|grep "inet addr"|cut -d : -f 2 |cut -d " " -f 1
  3. Reiniciar la máquina

Espero que con esto consigáis notar cierta mejora en vuestra conectividad. Mano de Santo, ¡oiga!

Invertir en infraestructura y sistemas

En 1997 me encontré un problema cuando tuve que subir a la red de redes mi primer sitio web… a algunos les será reconocido un sitio llamado AngelFire… pues sí, ahí coloqué mi primera web… tiempo después lancé mi primer sitio con dominio propio que me alojó una persona que ya estaba metida en el sector y que me dio hosting gratis durante una larga temporada.

En 1999 tenía mi primer servidor dedicado, con mi propia IP, y pagando ya cada mes (o creo que cada 3) una pequeña cuota por tener un servicio decente para mis sitios… tras eso muchas idas y venidas probando alojamientos en varios proveedores del mundo hasta que acabé en mi proveedor actual, Kaos, que era el ISP que tenía Grupo ITnet por aquellos 2003 cuando comencé a trabajar en la empresa.

Desde ahí he pasado de tener servidores (sí, en plural) dedicados a tener VPS (Virtual Private Server), varios de ellos, que hoy en día me permiten escalar todas las aplicaciones. Si sumo los que tengo yo y los que tiene Keep It Simple Lab creo que debemos tener ahora mismo unas 11 máquinas, que no son pocas.

En estos últimos meses me he visto envuelto en la implementación de estrategias de infraestructura de varias empresas, empresas muy distintas pero que tienen una cosa en común: todas ganan dinero a través de Internet. Y al fin y al cabo los sitios web hoy en día son bastante similares… una base de datos (que suele necesitar una máquina con algo más de recursos que el resto), una máquina para el frontal web, a veces alguna otra máquina para cosas especiales (sitio SSL, algo que no se puede cachear y siempre ha de estar disponible, etc…) y últimamente una o muchas máquinas de web-proxy ya estén en el propio país o distribuidos por el mundo, según las necesidades del proyecto. Creo que algunos pensarán que “para qué quiero yo tantas máquinas si en una puedo meter el mySQL, el Apache, el correo y las DNS”. Sí, se puede, pero después de 15 años haciendo webs la experiencia me dice que hacer esto suele acabar mal, sobre todo si tienes proyectos “con cara y ojos”. Si tienes un simple WordPress, pues a lo mejor no te es necesario, pero si estás haciendo una tienda por la red, aunque sea pequeña, necesitas disponibilidad, alto rendimiento…

Si vamos a la parte de “hacer números” os puedo decir que aproximadamente invierto un 3% de lo que facturo en sistemas. Esta cifra porcentual es lo que mi socio Jaume dice que viene a ser que “has de invertir en infraestructura lo que ganas en un día, todo el mes, como mínimo”. Es decir, que si facturas 3.000 euros al mes, debes gastarte al menos 100 euros en servidores, que es “el coste de estar un día sin servicio”. Que conste que no es una regla de oro, pero haciendo números es bastante aproximado a lo que un jefe puede despotricar cuando una web no funciona.

Y es que me hace gracia que, gente que se gana la vida con Internet, cuando le dices de gastarse 100 euros al mes en servidores se echa las manos a la cabeza… pues, qué queréis que os diga, con 100 euros mensuales se hacen maravillas en cuanto a servidores, ya que puedes tener 2-3 máquinas más que decentes que pueden servir 1.000 visitas/segundo sin pestañear. Que sí, que poca gente tiene 1.000 visitas/segundo, pero cuando tienes 50 sitios web pequeñas en un sitio, te aseguro que estos datos te pueden parecer bajos.

Otro detalle a tener en cuenta es dónde tienes los servidores, físicamente. Si tu sitio está enfocado a vender en España, has de tener los servidores en España, por la simple razón de la conectividad. Cada país tiene su propia red “gigante” de fibra que interconecta los operadores de telefonía / Internet con los ISP o con las redes más importantes, para ser más concretos, con los Centros de Datos, a menos que tú te hagas tu propio miniISP en tu oficina y directamente uses una de las operadoras. En el momento en el que te vas a otro país, la interconexión es simplemente pésima. Las conexiones internacionales son bastante malas, y no sólo pasa aquí, pasa en general en todo el mundo.

Hoy en día parece que el tema del alojamiento web se haya convertido en un commodity. En parte sí lo es, el tema viene cuando tu sitio web tiene unas necesidades de administración de sistemas que no te va a dar tu proveedor de esos que por 1 euro te hace tu sitio web… porque, ¿sabes qué ocurre? que cuando se te rompa la web se limitarán a reiniciar tu servidor, y si sigue sin ir el problema sigues teniéndolo tú. Lo caro de los servidores web no son las máquinas… eso es más o menos barato, lo importante es tener una buena conectividad (sobre todo si tu negocio se basa en SEO, estaría bien pensar cómo llega Google a tu sitio web) y, sobre todo, tener bien configuradas las máquinas. A veces cambiar un simple número de 8M a 16M en el Apache o mySQL hace que una web funcione de muy mal a muy bien.

¿Qué te pensabas, que montar una web era algo tan sencillo como entrar por FTP y subir el sitio? Pues no, pero claro, a los administradores de sistemas que nos den… total, como ya tengo mi web funcionando ¿para qué voy a pagar a alguien que se preocupe de darme lo mejor?

NOTA: Sí, para los que no lo sepan, yo soy administrador de sistemas, que aunque no ejerzo en el día a día, sí que me preocupa el asunto. Si algún día hay huelga de SysAdmins, preparaos, porque el mundo se acabará.

Acceso a sitios web desde aplicaciones web

En muchos sitios hoy en día te puedes loguear desde tu cuenta de Google, Facebook, Twitter, Linkedin… pero en algunas ocasiones quieres dejar de dar acceso a esas herramientas que “leen” tus datos de las redes sociales y, por lo que sea, no hay posibilidad de darse de baja.

La solución es bastante sencilla, pero hay que tenerlo presente. Todos estos sitios que he mencionado antes disponen de unos paneles en los que dar o quitar acceso a estas otras herramientas que acceden contra ellas. De tanto en tanto vale la pena darle una ojeada a esas páginas para eliminar accesos “extraños” o simplemente hacer un pocod e limpieza y mantener tu casa un poco ordenada.

Facebook:

Para Facebook hay que acceder a la sección de aplicaciones y una vez allí verás el listado de las mismas, la última fecha que han accedido a tu información y la posibilidad de editar los permisos o eliminar directamente la posibilidad de acceso.

Twitter:

Para twitter es quizá el sistema más sencillo, simplemente entras en la gestión de Apps y allí puedes revocar el acceso a las aplicaciones que no te interesen.

Google:

Siempre Google es de los que lo tienen más escondido para llegar, pero se puede acceder de forma directa en Acceso autorizado a tu Cuenta de Google. Aquí te aparece una lista de las aplicaciones que tienen acceso, qué tipo de acceso y la opción de revocarlo.

Linkedin:

Tienes en las opciones de Linkedin la posisibilidad de añadir aplicaciones propias y de gestionar las propias y externas. Aquí simplemente tendrás un listado con el nombre de las aplicaciones y un botón para eliminar el acceso, sin más explicaciones.

Con esto podrás mantener al día tus cuentas y tu información privada, que últimamente estamos dejando repartir por el mundo sin ton ni son, y no creo que sea lo mejor que podemos hacer…

Al fin SOLO con Goyo Jiménez

Silencio, sonrisa, risa, carcajada, aplauso y lágrimas. Tras eso, un dolor de mandíbula y de cara en general por haber ejercitado los músculos más de lo habitual. Ese es el in crescendo cuando vas a ver a Goyo Jiménez ahora que “se ha quedado sólo” porque su ex lo ha dejado. Y es que en este monólogo de dos horas de duración no puedes dejar de reírte, aunque él lo intenta.

Y digo lo de las dos horas porque en teoría es lo que dura el espectáculo… ya que el día que fui yo se puso a improvisar la primera hora y, en vez de 55 minutos hizo hora y cuarto… así que nos llevamos 20 minutos por la face.

Para haceros una idea, como la mayoría de los monólogos, todo son tópicos, y la verdad es que esa es la gracia… que te ves reflejado al 100%. Además, le da por comparar las relaciones y la vida de la pareja y la persona con la informática y, claro, eso a mi me llega al fondo. Que si USB, que si WiFi; además lo deja claro: los hombres somos PC y las mujeres son Mac. Aunque comenzar la actuación preguntando cuánta gente tiene twitter (un 20%) y cuánta gente tiene Facebook (un 90%) y cuánta tiene Tuenti (un 0%, declarado) mola.

El espectáculo se divide en dos partes… la primera está más enfocada a destapar los trapos sucios de los hombres… y cómo la evolución nos ha dejado bajo el manto de las mujeres. La segunda parte es la que desvela cómo son las mujeres, porqué actúan como actúan, una serie de trucos para que aprendamos. Además, seguro que sales con bastantes recomendaciones… una de ellas es la de ver “el Encantador de Perros” con César Millán…

Aunque sin duda, si Goyo está haciendo esta obra de teatro, o monólogo o como queráis llamarlo, es porque está buscando, de nuevo a su nueva media naranja (que sabios son los griegos). Así que, sobre todo si vas con tu pareja, ten cuidado que a lo mejor te la levanta. Más que recomendable.

NOTA: para entender algunas incongruencias de esta entrada, por favor, vé a ver la obra y luego relees que lo verás todo más claro.

I Master SEO Profesional (Madrid 2012)

En unas semanas comienza el I Master SEO Profesional que dirige Miguel López (TallerSEO) y que se celebrará en Madrid. A diferencia de otros cursos y formación, este está enfocado al 100% a todo lo que tiene que ver con optimización de sitios, además de todo lo que hay alrededor de ello.

No sé si puedo decirlo o no, pero os voy a adelantar algunos de los ponentes y algunos de los temas que se tratarán. Por ejemplo Miguel Pascual explicará las distintas fases de un proyecto, José Moreno hablará, entre otras cosas de reputación digital, Edgar Sánchez nos dará algunas herramientas, Aleyda Solis tratará los entresijos para conseguir enlaces, Fernando Muñoz acabará con auditorías SEO.

Por mi parte trataré temas más técnicos y hablaré un poco de WPO, que como muchos ya sabréis cada vez más está tomando fuerza todo lo que tiene que ver con la infraestructura y velocidad de carga de los sitios. A parte de hablar sobre los elementos básicos, también intentaré entrar en profundidad en cómo montar una infraestructura buena, bonita y barata tan potente como lo que “los grandes” montan, con la diferencia de que lo que yo explicaré ayuda al SEO y lo de los grandes no.

Además, todos los alumnos del master estarán invitados a asistir al III Congreso SEO Profesional que este año se hace en Madrid también a principios de Julio y donde todos los profesores del master estarán también.

Así que ya sabes, si te estás planteando ser SEO y dedicarte de forma profesional a ello apúntate al I Master SEO Profesional.

Cambio de paradigma profesional

Renovarse o morir; eso dicen. Hace un año que volvía de Miami a Barcelona para estar unas semanas y prepararme para una vuelta allí de unos meses con el chip cambiado. Hubo muchos cambios personales y profesionales. Cuando volví en mayo la idea era quedarme en Barcelona hasta septiembre, todo se alargó hasta diciembre y, hace cosa de un mes muchos cambios, una vez más, han hecho que dedique las últimas dos semanas a reorganizar prácticamente todo; para comenzar he cambiado cosas de mi casa, que ya tocaba.

Los cambios principales han sido profesionales; para empezar Keep It Simple Lab va a tener una persona trabajando, lo que va a implicar por un lado responsabilidades y por otro poder crecer de una forma que hasta ahora no habíamos podido. Esto también va unido a una mayor dedicación en tiempo y esfuerzo a la compañía, a los clientes y a poder absorber más trabajo, aunque en realidad son casi más proyectos que trabajo, ya que estoy (estamos) en fase de dedicar esfuerzos a aplicar lo que sabemos a nosotros mismos.

Estos cambios también corresponden a un enfoque personal distinto. Últimamente estoy enfocado más en organizar proyectos y no tanto en hacer SEO. Es decir, mirar más por la arquitectura de la información (incluida la infraestructura) y el WPO (la parte de infraestructura). Los clientes y el sector de Internet en general están muy concienciados con el SEO, del que hay que orientar pero no tanto forzar, ya que es algo que comienza a darse sólo.

Además de esto, estoy retomando ligeramente lo de dar charlas. Esta semana estoy en el Máster en Buscadores (medio de SEO medio de WPO), en breve participaré en otro máster pero este únicamente en la parte de WPO e infraestructura y escalabilidad… además, es probable que esté por el Search Congress, por el Congreso SEO y en algunas charlas de aDigital en los próximos meses.

En cosa de pocos meses hará 15 años que estoy día a día en la red de redes, creando sitios, desarrollando aplicaciones, redactando decenas y decenas de documentos, publicando libros y, creo que ese ritmo que llevaba ya no es posible seguirlo (casi me atrevo a decir que no puedo estar al día en lo que a la parte de desarrollador se refiere) lo que ha hecho que, tras muchas horas de reflexión, de negociaciones con socios y mi alrededor haya tenido que dar este giro que creo que va a aportar un feeling distinto a mi día a día.

Así que si tienes alguna idea que quieras llevar a cabo, si quieres escalar tu proyecto de Internet de forma fácil, si quieres tener una visión distinta de cómo desarrollar tu proyecto… tan sólo has de contactar conmigo y, ahora más que nunca, seguro que podemos ayudarte.