Invertir en infraestructura y sistemas

En 1997 me encontré un problema cuando tuve que subir a la red de redes mi primer sitio web… a algunos les será reconocido un sitio llamado AngelFire… pues sí, ahí coloqué mi primera web… tiempo después lancé mi primer sitio con dominio propio que me alojó una persona que ya estaba metida en el sector y que me dio hosting gratis durante una larga temporada.

En 1999 tenía mi primer servidor dedicado, con mi propia IP, y pagando ya cada mes (o creo que cada 3) una pequeña cuota por tener un servicio decente para mis sitios… tras eso muchas idas y venidas probando alojamientos en varios proveedores del mundo hasta que acabé en mi proveedor actual, Kaos, que era el ISP que tenía Grupo ITnet por aquellos 2003 cuando comencé a trabajar en la empresa.

Desde ahí he pasado de tener servidores (sí, en plural) dedicados a tener VPS (Virtual Private Server), varios de ellos, que hoy en día me permiten escalar todas las aplicaciones. Si sumo los que tengo yo y los que tiene Keep It Simple Lab creo que debemos tener ahora mismo unas 11 máquinas, que no son pocas.

En estos últimos meses me he visto envuelto en la implementación de estrategias de infraestructura de varias empresas, empresas muy distintas pero que tienen una cosa en común: todas ganan dinero a través de Internet. Y al fin y al cabo los sitios web hoy en día son bastante similares… una base de datos (que suele necesitar una máquina con algo más de recursos que el resto), una máquina para el frontal web, a veces alguna otra máquina para cosas especiales (sitio SSL, algo que no se puede cachear y siempre ha de estar disponible, etc…) y últimamente una o muchas máquinas de web-proxy ya estén en el propio país o distribuidos por el mundo, según las necesidades del proyecto. Creo que algunos pensarán que “para qué quiero yo tantas máquinas si en una puedo meter el mySQL, el Apache, el correo y las DNS”. Sí, se puede, pero después de 15 años haciendo webs la experiencia me dice que hacer esto suele acabar mal, sobre todo si tienes proyectos “con cara y ojos”. Si tienes un simple WordPress, pues a lo mejor no te es necesario, pero si estás haciendo una tienda por la red, aunque sea pequeña, necesitas disponibilidad, alto rendimiento…

Si vamos a la parte de “hacer números” os puedo decir que aproximadamente invierto un 3% de lo que facturo en sistemas. Esta cifra porcentual es lo que mi socio Jaume dice que viene a ser que “has de invertir en infraestructura lo que ganas en un día, todo el mes, como mínimo”. Es decir, que si facturas 3.000 euros al mes, debes gastarte al menos 100 euros en servidores, que es “el coste de estar un día sin servicio”. Que conste que no es una regla de oro, pero haciendo números es bastante aproximado a lo que un jefe puede despotricar cuando una web no funciona.

Y es que me hace gracia que, gente que se gana la vida con Internet, cuando le dices de gastarse 100 euros al mes en servidores se echa las manos a la cabeza… pues, qué queréis que os diga, con 100 euros mensuales se hacen maravillas en cuanto a servidores, ya que puedes tener 2-3 máquinas más que decentes que pueden servir 1.000 visitas/segundo sin pestañear. Que sí, que poca gente tiene 1.000 visitas/segundo, pero cuando tienes 50 sitios web pequeñas en un sitio, te aseguro que estos datos te pueden parecer bajos.

Otro detalle a tener en cuenta es dónde tienes los servidores, físicamente. Si tu sitio está enfocado a vender en España, has de tener los servidores en España, por la simple razón de la conectividad. Cada país tiene su propia red “gigante” de fibra que interconecta los operadores de telefonía / Internet con los ISP o con las redes más importantes, para ser más concretos, con los Centros de Datos, a menos que tú te hagas tu propio miniISP en tu oficina y directamente uses una de las operadoras. En el momento en el que te vas a otro país, la interconexión es simplemente pésima. Las conexiones internacionales son bastante malas, y no sólo pasa aquí, pasa en general en todo el mundo.

Hoy en día parece que el tema del alojamiento web se haya convertido en un commodity. En parte sí lo es, el tema viene cuando tu sitio web tiene unas necesidades de administración de sistemas que no te va a dar tu proveedor de esos que por 1 euro te hace tu sitio web… porque, ¿sabes qué ocurre? que cuando se te rompa la web se limitarán a reiniciar tu servidor, y si sigue sin ir el problema sigues teniéndolo tú. Lo caro de los servidores web no son las máquinas… eso es más o menos barato, lo importante es tener una buena conectividad (sobre todo si tu negocio se basa en SEO, estaría bien pensar cómo llega Google a tu sitio web) y, sobre todo, tener bien configuradas las máquinas. A veces cambiar un simple número de 8M a 16M en el Apache o mySQL hace que una web funcione de muy mal a muy bien.

¿Qué te pensabas, que montar una web era algo tan sencillo como entrar por FTP y subir el sitio? Pues no, pero claro, a los administradores de sistemas que nos den… total, como ya tengo mi web funcionando ¿para qué voy a pagar a alguien que se preocupe de darme lo mejor?

NOTA: Sí, para los que no lo sepan, yo soy administrador de sistemas, que aunque no ejerzo en el día a día, sí que me preocupa el asunto. Si algún día hay huelga de SysAdmins, preparaos, porque el mundo se acabará.

5 comentarios en “Invertir en infraestructura y sistemas”

  1. Primero que yo no usaría servidores dedicados (a menos que sea para algo especial, tipo backups), lo segundo, que 1and1 no es precisamente uno de los mejores en cuanto a servicio, por mi experiencia…

Deja un comentario