Tipos de analítica para Apps

Quizá estamos muy acostumbrados al uso de Google Analytics para la medición de los sitios web, pero esto no siempre se está aplicando a las Aplicaciones móviles, tanto nativas como híbridas. Y es que la analítica de Apps todavía es algo compleja ya que a veces requiere de varios servicios para analizar todo lo que se debe analizar.

¿Y qué es lo que se debe analizar? Pues podríamos decir que hay 3 tipos de elementos a analizar y que, probablemente, cada uno de ellos requiera de una herramienta o sistema distinto.

Analítica de Marketing

Hay una serie de datos importantes a la hora de tener en cuenta en marketing y/o publicidad, y es principalmente saber cómo se ha conseguido que el usuario se instale la App, es decir, su origen y, a partir de aquí, todo lo que puede suponer esa fuente a la hora de analizar beneficios.

Esto podría suponer la medición de indicadores como instalación, aperturas de la App, compras, registros y otros eventos. Lo importante de aquí es más poder asignarlo a una fuente y saber dónde conseguir el mejor tipo de usuarios posible. Este tipo de inform,ación nos puede dar el ROI y/o el LTV de una campaña y de sus usuarios.

Sin este tipo de herramientas no hay ninguna forma fiable de saber qué anuncios o desde dónde viene el tráfico que está consiguiendo nuestros objetivos. En general a este tipo de sistemas se le llaman herramientas de tracking.

Analítica de Uso

Esta es la más parecida a la analítica “tradicional” de los sitios web, aquella que nos permite ver qué hace el usuario dentro de una App, cómo navega y nos permite mejorar la App en sí y no focalizarse tanto en la calidad de sus usuarios.

Aquí podremos analizar el funnel de uso de la aplicación, ver desde dónde comienza el usuario a utilizar, dónde deja de usarla, cuándo podríamos aplicar un mensaje de aviso para alguna acción.

Además, este tipo de analítica nos da información sobre el dispositivo (Sistema Operativo, Marca, Modelo), configuración del mismo (País, Idioma, Geolocalización) y eventos dentro de la aplicación (que se pueden combinar con los del paso anterior).

Analítica de Rendimiento

Quizá este es el punto al que menos desarrolladores llegan, y es saber el estado de la App desde el punto de vista de rendimiento. ¿Qué significa esto? Pues por ejemplo si la App se abre y funciona correctamente, si tiene conexión a Internet (si la necesita) o si ha sufrido cortes y, principalmente, si la App funciona en el dispositivo en cuestión.

¿Qué se debería tener en cuenta en estos casos? Para empezar la dependencia de servicios externos, como por ejemplo el acceder con una cuenta de Facebook o twitter, las diferentes versiones de hardware que disponen los dispositivos Android (en iOS o Blackberry es más sencillo ya que los dispositivos son siempre iguales) o los distintos tipos de conectividad según cada operador (no es lo mismo un GPRS que un 4G o WiFi, ni la conexión de un operador u otro).

Y hasta aquí los tres grandes grupos de analítica para Apps. Te recomiendo darle una ojeada a estas dos entradas que publiqué hace un tiempo: Tracking de Instalaciones en Apps y Atribución en App móvil.