Telescopios Realmente Grandes

Los astrónomos trabajan para diseñar una nueva generación de telescopios terrestres. Su misión vitalicia, estudiar el universo con un nivel de detalle cada vez superior, requiere de instrumentos más y más potentes. El próximo paso ya tiene nombre: el Extremely Large Telescope, una propuesta europea que tendrá 100 metros de diámetro.

Telescopios Realmente GrandesLa cifra es sorprendente, ya que los telescopios actuales más grandes apenas alcanzan los 10 metros de diámetro, gracias a la técnica de la segmentación. Dos de ellos se encuentran operando en Hawai (Keck Telescopes). Frente a ellos, el Extremely Large Telescope será un auténtico gigante. Su espejo utilizará más vidrio que todos los telescopios construidos hasta la fecha juntos.

En Europa se habían iniciado diversos proyectos durante los últimos años, con el objetivo básico de identificar la tecnología necesaria para la empresa. Los dos más importantes, el Euro-50 sueco, y el OWL, del European Southern Observatory, van a ser ahora fusionados en el ELT para aunar esfuerzos y fondos. La Unión Europea podría participar financiando una parte del programa.

El poder de captación del ELT revolucionará la astronomía tal y como la conocemos. Podrá recoger la luz de objetos situados en las fronteras del universo, o bien muy poco brillantes, aunque estén cerca. Gracias a él podremos no sólo obtener imágenes, sino también espectros, el método científico del que se puede extraer más información sobre un objeto celeste.

El telescopio espacial Hubble es capaz de mostrarnos cuerpos muy débiles, pero la obtención de sus espectros es cada vez más problemática. Su sucesor, el James Webb Space Telescope, empezará a trabajar dentro de una década, pero tendrá el mismo problema. Por eso es necesario que el ELT esté en marcha cuando el JWST se encuentre en órbita.

Como los telescopios Keck, el ELT dispondrá de un espejo segmentado, en este caso compuesto por miles de piezas hexagonales que encajan perfectamente entre sí para formar un disco único. La tecnología para ello ya existe, pero producir en masa tal cantidad de segmentos es un auténtico reto. Por ahora, los investigadores deben demostrar que es posible producir el enorme número de piezas del telescopio con la eficiencia proporcionada por la escala industrial.

Si el ELT se hace realidad, podríamos llegar a ver planetas del tamaño de la Tierra alrededor de otras estrellas situadas a menos de varias decenas de años-luz de nosotros, y quizá estudiar sus atmósferas.

Deja un comentario