Tecnología Espacial Para Ayudar a los Invidentes

La empresa española GMV Sistemas y la ONCE, la Organización Nacional de Ciegos, han colaborado en el desarrollo de un sistema de navegación que permitirá a los invidentes desplazarse por las calles de las ciudades, encontrando más fácilmente su punto de destino.

Se trata de un dispositivo portátil que incorpora las últimas tecnologías de navegación por satélite patrocinadas por la Agencia Espacial Europea (ESA), los sistemas EGNOS y SISNET.

Tecnología Espacial Para Ayudar a los InvidentesEn la actualidad, el GPS (sistema de posicionamiento estadounidense, de origen militar), sin la ayuda de sistemas inerciales, proporciona una precisión insuficiente en el guiado de personas a través de las calles de una ciudad. Cuando son pocos los satélites GPS que se encuentran visibles desde un punto determinado, debido a la presencia de edificios altos, la precisión en el posicionamiento se reduce a sólo 30 ó 40 metros. Con el sistema EGNOS de la ESA, la precisión aumenta hasta unos pocos metros, lo bastante como para localizar obstáculos en la calle. La información del EGNOS se transmite desde satélites geoestacionarios, y es utilizada para corregir los errores de los GPS, que se encuentran en órbitas mucho más bajas. Pero cuando nos situamos en el centro de una gran ciudad, rodeados de grandes edificios, aún es más improbable que algún satélite geoestacionario se halle en nuestro campo de visión. Es por eso que la ESA ha desarrollado el nuevo sistema SISNET, que se encarga de retransmitir la señal EGNOS a través de Internet, en tiempo real.

La empresa GMV está adaptando un navegador personal para invidentes (TORMES), para que pueda recibir las señales EGNOS a través de Internet y redes inalámbricas. El navegador TORMES ya incorpora un receptor GPS, de manera que la precisión en la localización de la posición de un usuario aumentará mucho. El aparato utiliza la plataforma Sonobraille, que incluye un teclado Braille y un sintetizador de voz. Con ellos, TORMES proporciona no sólo posiciones sino también un guiado completo y rutas a seguir.

Gracias a las modificaciones hechas sobre TORMES, los ciegos podrán moverse con total libertad por las ciudades, utilizando mapas como cualquier otra persona que sí pueda ver. La conexión a Internet, además, abre las puertas a interesantes perspectivas, como el envío de mensajes de consulta sobre determinadas direcciones, llamadas de socorro, etc.

El sistema TORMES empezará a ser probado a principios de enero. Se emplearán dos tipos de aparato: uno con la tecnología EGNOS/SISNET y otro sin ella. Esto permitirá compararlos. Miembros de la ONCE colaborarán en los ensayos.

En el futuro, cuando se disponga del sistema Galileo, mucho mejor que el EGNOS, el número de aplicaciones de los métodos de navegación por satélite en Europa se incrementará exponencialmente.

Amazings

Categorías Ciencia

Deja un comentario