Se acaba el bacalao

Un grupo de científicos que asesoran a la Comisión Europea respaldaron una convocatoria para cerrar virtualmente áreas pesqueras clave donde el bacalao corre peligro de extinción.

El equipo independiente de expertos coincidió con el último informe del Consejo Internacional para la Exploración del Mar, solicitando una veda en los mares del Norte, de Irlanda y en la plataforma occidental de Escocia.

También recomendaron una moratoria para otras especies marinas como el abadejo y la merluza, con las cuales muchas veces el bacalao también es atrapado por equivocación.

El llamado se produce a pocos días de cruciales negociaciones con representantes de la industria pesquera quienes han manifestado a la Unión Europea que una prohibición de esa naturaleza significaría la ruina del sector.

Bajo estudio

Este lunes, el comisionado para asuntos de pescas de la UE, Franz Fischler, dijo que las recomendaciones todavía están bajo estudio.

En declaraciones efectuadas en Dublin no descartó la posibilidad de una veda total, pero al mismo tiempo expresó que se exploraban otras posibilidades como el permiso de cupos muy limitados de pesca.

Los reclamos de los grupos ecologistas prometen generar acaloradas discusiones cuando el próximo 18 de noviembre se sienten a la mesa de negociaciones los representantes de la industria pesquera y de la Unión Europea.

Struan Stevenson, eurodiputado escocés que ejerce la presidencia de la comisión de pesca del Parlamento Europeo describió un panorama poco alentador:

«El impacto de estas recomendaciones científicas serían catastróficas para la industria pesquera, costándole a la economía británica cerca de 20.000 puestos de trabajo y cerca de mil millones de libras (poco más de $1.500 millones)», manifestó.

La Comisión Europea reconoció el efecto social y económico que representaría este tipo de veda, autorizando la semana pasada una partida de US$600 millones para ayudar a aquellos pescadores afectados por los planes de reforma a ese sector industrial.

Categorías Ciencia

Deja un comentario