Ropa Inteligente

Existen casas inteligentes, automóviles inteligentes y ordenadores inteligentes. Ahora prepárense, porque pronto tendremos también ropa inteligente. Una especialista de la Cornell University ha diseñado una chaqueta que nos calienta automáticamente cuando hace frío, que se ilumina cuando está oscuro, y que incluso puede vigilar nuestro ritmo cardíaco, un sueño para los amantes del paseo y el jogging.

La miniaturización de la electrónica ha hecho posible este logro, que reúne e integra la ropa funcional con la tecnología portátil. Lucy Dunne, responsable del desarrollo del prototipo de chaqueta inteligente, ha diseñado el artículo de manera que posea un aspecto deportivo, pero dentro de él se albergan sensores que regulan el tejido electro-conductor, los hilos electroluminiscentes que hacen brillar la chaqueta de noche, y un detector fisiológico, instalado en la muñeca izquierda, que controla el pulso y el ritmo cardíaco.

La «inteligencia» de la chaqueta procede de la información que captan sus sensores, que permiten decidir la activación o no de cada función. El prototipo, por el momento, utiliza pequeñas pilas AA, pero la versión comercial se alimentará mediante baterías ligeras de litio.

Dunne ha demostrado que el diseño de un producto de esta naturaleza es posible prácticamente sin presupuesto y sin apenas ayuda externa, lo que confirma que las empresas fabricantes de ropa podrían inmediatamente iniciar la elaboración de prendas similares. La tecnología portátil, pues, es más que posible: las compañías deberían perder el miedo a innovar, incluso cuando no tengan experiencia en electrónica.

La ropa con diversa funcionalidad ha dejado de ser un objetivo de un futuro lejano. Cada vez existen más empresas interesadas en productos de este tipo, pero aún son pocos los que están disponibles comercialmente. Hay algunas excepciones, como los calcetines que inhiben el crecimiento bacteriano, y por tanto la aparición del mal olor, la ropa para esquiar que lleva incorporada receptores GPS y sistemas de alarma, prendas que eliminan líquidos sin desarrollar manchas, e incluso trajes en el ámbito de la aromaterapia.

En desarrollo se encuentran bikinis con reproductores diminutos de audio, camisas con teléfonos móviles integrados, ropa interior con vigilancia fisiológica o médica remota (pensada para usos militares), etc. Las posibilidades son inmensas y los beneficios, muy prometedores.

Amazings

Categorías Ciencia

Deja un comentario