Pruebas de ADN identifican a niño muerto en el Titanic

Han pasado 90 años, se ha recurrido a la última tecnología de ADN y a un documental de televisión para conseguirlo, pero el «niño desconocido» de la tragedia del Titanic finalmente ha sido identificado.

La tripulación del barco de rescate canadiense Mackay-Bennett encontró el cadáver del pequeño niño de cabellos rubios pocos días después del hundimiento del Titanic, que causó la pérdida de 1.517 vidas.

Pero no había identificación y los tripulantes decidieron llevar el cadáver a Halifax y darle un funeral adecuado, sepultando el pequeño féretro en la cima de una colina en el cementerio Fairview Lawn, junto con otras 120 víctimas del Titanic.

La lápida reza «Unknown Child» (Niño desconocido) y durante años ha atraído la atención de los visitantes del cementerio.

Ahora los expertos han determinado que era el cadáver de Eino Viljami Panula, quien tenía 13 meses de vida cuando el Titanic se hundió el 15 de abril de 1912. El era uno de cinco hermanos, originarios de Finlandia, que murieron en el desastre junto a su madre.

«El niño desconocido es ahora un niño conocido, identificado y devuelto a su familia», dijo Ryan Parr, de la Universidad de Lakehead, Canadá, que coordinó el trabajo de más de 50 científicos, genealogistas y estudiosos del Titanic.

La tragedia

Los parientes del infante, Magda Schleifer, de Helsinki, y su hija y yerno, Nina Schleifer y Jyrki Uutrla, y la hija de éstos, de un año y medio, llegaron a Halifax esta semana para rendirle homenaje ante la tumba.

Magda Schleifer, de 68 años, con una tímida sonrisa y lágrimas en los ojos, dijo que ella sabía que la hermana de su abuela y sus cinco hijos se ahogaron cuando el Titanic se hundió.

Pero la pérdida de la familia se volvió más real cuando las pruebas de sangre confirmaron que el niño desconocido era Eino, dijo. «Ha sido más y más una historia familiar y ahora es algo que realmente ocurrió», dijo.

La madre de Eino, Maria Emila Ojala, junto a sus cuatro hermanos viajaban a Estados Unidos para unirse a John Panula, el progenitor y esposo que trabajaba en Pensilvania cuando el Titanic chocó con un témpano de hielo y se hundió.

Los familiares vivos

La familia en Finlandia nunca supo que el cadáver de alguno de sus familiares había sido encontrado tras el hundimiento.

Hasta que a principios del mes pasado, productores de la serie de televisión «Secretos de los muertos» se comunicaron con Magda Schleifer y le preguntaron si podía donar una pequeña muestra de sangre para una prueba de ADN, para ver si el niño desconocido era de su familia.

Era la primera vez que ella escuchaba acerca de un niño desconocido, y dijo que quería ayudar si podía, especialmente cuando el niño perdido tenía casi la edad de su nieta.

Uutrla dijo que la visita al cementerio con el equipo del documental fílmico había sido muy emotiva para la abuela.

La familia ha decidido que los restos del niño permanezcan en Halifax. «El niño ha sido tratado con cuidado aquí, el recuerdo se ha mantenido vivo, entonces ¿para qué cambiar?», preguntó Magda.

El documental «Los fantasmas del Titanic» será transmitido por la cadena de televisión pública estadounidense PBS el 20 de noviembre, como parte de la serie «Secretos de los muertos», del canal Thirteen/WNET de Nueva York, que revisa hechos históricos usando tecnología moderna.

El programa fue producido en sociedad con Channel 4 de Gran Bretaña y National Geographic Channels International.

Categorías Ciencia

Deja un comentario