Nuevo Estudio del Ozono en el Artico

Más de 350 científicos de todo el mundo participan este invierno en la medición del ozono y otros gases atmosféricos en la zona del Ártico. La campaña de observaciones, que se realizará entre los días 8 de enero y 6 de febrero, implicará el uso de aviones, globos grandes y pequeños, instrumentos instalados en tierra y satélites.

A pesar de la duración establecida de la campaña, es posible que las mediciones se prolonguen hasta finales de marzo, ya que los globos más grandes permanecerán en el aire durante más tiempo.

La NASA cooperará con el SOLVE II (SAGE III Ozone Loss and Validation Experiment), coordinándolo con la campaña europea VINTERSOL (Validation of International Satellites & Study of Ozone Loss). El esfuerzo se llevará a cabo desde Kiruna, Suecia, escenario asimismo del primer SOLVE (invierno 1999/2000).

El instrumento SAGE III, instalado en un satélite ruso Meteor-3M, se ocupará de medir la pérdida de ozono en latitudes altas. Fue lanzado el 10 de diciembre de 2001. La actual campaña de observaciones servirá para validar los datos enviados por este instrumento de la NASA, los cuales serán comparados con los obtenidos por otros medios. Los científicos quieren disponer de una herramienta de información constante sobre el ozono, los aerosoles y el contenido de vapor de agua en la atmósfera.

Los estudios sobre el ozono son particularmente importantes, ya que este gas forma una capa que evita que la peligrosa radiación ultravioleta alcance la superficie del planeta. Esta radiación es una de las causas principales del cáncer de piel. Sin la existencia de la capa de ozono, la vida no existiría en la Tierra.

Durante la campaña de 1999-2000 se observaron pérdidas de ozono de hasta el 70 por ciento (un auténtico récord) en altitudes próximas a los 18 km. SOLVE II ayudará a aumentar nuestros conocimientos sobre este problema.

Para que en lo sucesivo podamos contar con los datos que nos envíe el SAGE III, los científicos necesitan estar seguros de que sus resultados son fiables. Las mediciones tomadas desde aviones, globos e instrumentos en tierra servirán durante SOLVE II-VINTERSOL para contrastar esta fiabilidad. Por ejemplo, la agencia francesa CNES y la propia NASA lanzarán varios globos con cargas científicas de varios centenares de kilogramos desde Kiruna. Una red de 30 estaciones terrestres equipadas con instrumentos tomará lecturas atmosféricas en una amplia área para mostrar cómo la composición química de la estratosfera en el Ártico evoluciona a lo largo de todo el invierno.

Amazings

Categorías Ciencia

Deja un comentario