#NoTincPor, una tarde por Barcelona

Hace poco más de una semana, estaba revisando Twitter cuando de repente me encontré con la noticia; los primeros tweets que hablaban y hacían trending topic a Les Rambles. Minutos después tenía que poner TV3 en directo vía web para comnenzar a informarme sobre lo ocurrido y sentir un nudo en la garganta.

Hoy sábado he ido a mi primera manifestación desde 1998. Ha habido momentos graves en los que seguramente tendría que haber salido a la calle, pero desde que a mediados de semana supe de ella, y aún estando fuera de Catalunya, sin duda ya comencé a escribir a conocidos para saber si alguien iba. Esta tarde me he venido con mi hermana al centro de mi ciudad, Barcelona, a expresar mi respeto con mis compañeros de geolocalización.

A sabiendas de que los transportes públicos iban a estar congestionados, ha sido una decisión correcta la de ir en moto y aparcar a varias calles (al límite de la jaula que se ha creado alrededor del centro de la ciudad).

A partir del momento en que hemos llegado a Passeig de Gràcia la cosa se animaba, aunque aún era muy pronto, ya que faltaba una hora y media para comenzar. Justo antes de venir, viendo las noticias, hemos sabido que se iban a entregar 70.000 rosas a los asistentes.

Y no eran sólo rosas, sino que algunas organizaciones han decidido hacer algunos carteles con mensajes directos a algunos de nuestros representantes políticos.

Según nos hemos ido acercando al centro de la ciudad nos hemos encontrado con más y más encierro, con más seguridad y más dificultades para caminar. Las calles se habían convertido en los límites de seguridad de Plaça de Catalunya, lo que te llevaba a tener que caminar una manzana más allá para poder cruzar.

Como decía, hemos ido con tiempo por lo que hemos decidido ir a Les Rambles. Según nos acercábamos, se notaba un ambiente distinto. Quizá no tanto en la parte superior, pero según ibas bajando la cosa cambiaba y el silencio se recogía en las zonas donde habían pequeñas zonas de recogida.

Por el camino un grupo de la Guardia Urbana ha ido a hacer una ofrenda floral y al volver a la cabecera de Les Rambles según pasaban la gente se paraba y les aplaudía. Probablemente el lugar más icónico y más silencioso y respetuoso es la zona del mural de Joan Miró, ahora tapado por miles de flores, centenares de mensajes y decenas de peluches.

Sin duda, se escuchaba un run-rún, pero el momento era bastante extraño y te hacía pensar.

A la vuelta a Plaça de catalunya, los medios comenzaban a hacer su trabajo y a emitir en directo para todo el planeta.

Los primeros políticos llegaban y, obviamente, los primeros aplausos y gritos…

Cuando se ha acabado todo, volviendo, nos hemos encontrado con unos “bolardos” gigantes, en forma de autobús.

Como conclusión saco que esta manifestación se ha politizado; creo que si no hubiera venido ningún político se hubiera acercado aún más gente, hubiera habido muchísimos más aplausos y menos pitidos, y en general todo el mundo hubiera quedado mucho más contento. No digo que los políticos no hubieran venido, pero que lo hubieran hecho entre la multitud y no de forma separada como ha acabado pasando. Ha sido muy obvio que primero se aplaudiría, luego se pitaría y luego se volvería a aplaudir, según pasaban los cuerpos de seguridad y emergencias, posteriormente los políticos y finalmente la ciudadanía.

3 comentarios en “#NoTincPor, una tarde por Barcelona

  1. Hola Javier,

    Una manifestación distorsionada, esta es la conclusión que saco de la manifestación de ayer.
    Manipulada, y politizada. Amparada en banderas y lemas que no eran la esencia de manifestación con independencia de miles de personas de buena fe que iban con la única intención de rendir homenaje a las víctimas y en agradecimiento a toda la ciudadanía que ha colaborado reflejando ahí una auténtica unión.
    El resto, sobraba, un “paripé”, un oportunismo con personajes que no nos representan.
    Es verdad que las fechas no acompañaban pero me consta que mucha gente hubiera acudido más en masa si no hubiera estado tanta farsa política. La gente está harta, aburrida de que aprovechen cualquier atisbo de concentración para tratar otras discrepancias que no tocaba.
    Hay mucho que trabajar, que se centren y no se relajen. Nunca he visto una sociedad tan desunida como la actual y que cada vez la veremos más. Como decía Rojas Marcos estamos ante una sociedad mono-nuclear y que mientras se politice todo, menos apoyo encontraran.La verdadera manifestación ha sido los homenaje de la Rambla con personas anónimas que no buscaban el protagonismo. En fin “tiempos revueltos”

  2. Para mi hay varios hechos.

    Uno es la gente fuera de la manifestación en sí. Creo que ahí no hay ningún tipo de comentario a hacer. Un ejemplo es el respecto que hay en Les Rambles.

    El segundo es el previo a la manifestación. Yo estaba justo en carrer de Casp donde llegaron las “autoridades”. Allí pasaban personas de todo tipo, yo estuve hablando en español y en catalán indistintamente con mucha gente, y cada uno hablaba en lo que le daba la gana. Pasaron banderas de todo tipo, la mayoría catalanas y españolas, algunas republicanas (de ambos bandos, tanto catalanas como españolas) y la gente no hizo ningún comentario (ni gritos ni nada). Se entregaban banderas de todo tipo.

    Eso sí, en ese punto, en el momento en el que llegaban los políticos, la gente decía la suya. Hubo un rato en el que estuvo la alcaldesa de Barcelona, el president de la Generalitat, la presidenta del Congreso y el presidente del Senado y la gente iba cantando cosas de forma positiva. En ningún momento se increpó a ninguno de ellos. Sólo, y sólo en el momento en el que llegó Mariano Rajoy y Felipe de Borbón fue cuando la gente gritaba, principalmente haceindo referencia a la venta de armas y los acuerdos con otros monarcas saudíes. De esto había una gran parte de la manifestación… manifestándose.

    Está claro que también había 3 tipos de manifestantes: la gente “normal”, que iba a apoyar a la ciudad / condenar lo que ha ocurrido (y aquí incluyo las fuerzas de seguridad y todo el mundo que participó el día de los hechos), estaban los políticos (que sobraban, TODOS) y entiendo que quisieran ir a título personal, algo que creo que no les hubiera impedido nadie, y finalmente estaban aquellos que llevaban mensajes políticos contra las armas y que se juntaron (malamente, seguro) con una franja de banderas republicanas catalanas.

    El mensaje que se dijo en la tribuna creo que fue correcto, sin ningún tipo de elemento político.

    Tras decir todo esto, cada uno ve lo que quiere ver. Como digo, yo estuve allí, en primera fila en la zona de Carrer de Casp y puedo decir que los ánimos eran grandes de alegría en algunos momentos, pero de duelo en otros. Había una calma tensa, creo que normal por lo que había ocurrido. Cuando llegué a casa sólo escuchaba cosas sobre que si había banderas de tal o tal colores, formas y demás. Cuando he mencionado sobre la politización d ela mnaifestación, no me refería a las banderas, sino a que hayan ido los políticos. Esto era una manifestación social, no política (para eso ya tenemos días regionales como l’onze de septembre) y han sido los políticos los que han decidido acoplarse a ella, desde el de más arriba hasta el de más abajo.

    Me parece muy triste que en los medios no se hable de otra cosa que de la parte política, porque echan la culpa a los asistentes a la manifestación, cuando son ellos los que no estaban allí y desde su plató gestionaban la información que querían.

    Son dos cosas distintas, enlazadas, obviamente. En este sentido, si mirabas betevé, TV3 o demás, tras la manifestación que hubo alguna que otra entrevista, se habló de lo que había pasado, y se obvió la parte política, algo que el resto de medios estatales no hicieron. Y si miras la prensa internacional, ya no te cuento…

    En fin, que parece que esté enfadado o algo, y ni mucho menos. Creo que fue un día para recordar a quién había que recordar, y para condenar con un mensaje claro: NO TINC POR.

Deja un comentario