Misterios Para la Venus Express

Ahora que la misión Venus Express, de la Agencia Espacial Europea, ha sido aprobada, es el turno de los científicos, de los astrónomos. ¿Qué hay en este planeta que no sepamos y que debamos investigar? Según los expertos, Venus no se queda corto en misterios y a nuestra enviada no le faltará trabajo.

La sonda viajará hacia su objetivo en 2005. Venus es calificado, a menudo, como el gemelo de la Tierra. Son parecidos en tamaño y masa. Sin embargo, ambos parecen pertenecer a clases completamente distintas de planeta. La Tierra es hospitalaria para la vida. Venus es un infierno desencadenado.

Misterios Para la Venus Express Después de un viaje de 150 días, la Venus Express maniobrará para colocarse en órbita a su alrededor. Girará pasando sobre sus polos una vez cada 10 a 16 horas. ¿Qué podrá ver desde allí?

Una de las primeras curiosidades de este planeta es su campo magnético. Es tan débil que su magnetosfera no es capaz de desviar las partículas enviadas por el Sol (el viento solar). Golpean constantemente la atmósfera superior y los científicos quieren saber cómo se produce este fenómeno.

La misma atmósfera está llena de curiosidades. Es muy distinta a la nuestra. Es tan densa que crea un efecto invernadero potente, haciendo que la superficie esté más caliente que el horno de una cocina. Además, sus movimientos son extraños. A unos 60 km de altitud, los vientos avanzan a una velocidad de 400 km/h, y hacen que la atmósfera gire por sí misma, un fenómeno llamado super-rotación.

El planeta rota sobre su eje en el sentido contrario a como lo hace la Tierra. Pero lo hace muy lentamente, de manera que el «día» de Venus es equivalente a 250 días terrestres. Los astrónomos sospechan que el planeta giraba en el pasado tan rápido como el nuestro, y en el mismo sentido, pero que su densa atmósfera actuó como un freno sobre la superficie. Un día, Venus se detuvo por completo y empezó a rotar en sentido contrario.

Las imágenes de radar de la sonda Magallanes han delatado la presencia de volcanes sobre la superficie. Ahora queremos saber si estos volcanes aún están activos, y si el suelo es una única corteza sólida o si posee placas continentales que flotan sobre un interior parcialmente fundido, como ocurre en la Tierra. A pesar de que tiene más de 4.000 millones de años, la superficie de Venus parece que tenga sólo 500 millones.

Volviendo a la atmósfera, los científicos saben que, a unos 80 km de altitud, algo está absorbiendo la luz ultravioleta procedente del Sol. No hay explicación para este fenómeno y algunos expertos han propuesto la teoría de la existencia de microbios devoradores de ácido que usarían este tipo de luz para un proceso fotosintético particular.

Sin duda, la comunidad científica europea e internacional espera con ansiedad que la misión de la Venus Express sea un éxito y aporte información cuanto antes. Conoceremos entonces mucho mejor a nuestro hermano planetario.

Deja un comentario