Las cuchillas de afeitar

Las cuchillas de afeitarHace ya muchos años que me afeito… bueno, mi familia y amigos dirán que no es del todo cierto, más que nada porque lo más frecuente es verme sin afeitar… he llegado a estar más de dos semanas sin pasarme la máquina o la cuchilla por la cara.

Principalmente hay varias razones por las que no me gusta afeitarme: se pierde bastante tiempo y me jode la cara.

Al principio pensé que lo mejor serían las máquinas automáticas. Usaba una muy antigua que tenía mi padre de 3 cabezales (nada de basculantes ni similar) hasta que cambiamos por una que se podía hasta meter en la ducha y llevaba un gel que hacía que no te «saltases» la piel.

Pero lo que siempre he acabado usando son las cuchillas esas que hay al lado de las cajas del supermercado, esas tipo «bic» de 2 hojas. Qué error he estado cometiendo durante estos últimos años… y es que estos días en los que aparece la Match 5 por ahí, con 5 hojas me hizo pensar que eso no debía afeitar bien… ¡error! Estos días de vacaciones me dio por comprar cuchillas de 3 hojas y, no cabe duda, de que no hay punto de comparación. Lo primero que he hecho al llegar a casa ha sido buscar un sitio en la que vendieran cuchillas de más de 2 hojas… y he acabado con un paquete de 4 o 6 de esas de 3 hojas (también marca ni-me-mires).

La sensación es muy diferente, porque te puedes afeitar tranquilamente aunque lleves una semana y unas barbas que no pinten nada bien…

En fin, simplemente una cosa que quería compartir con vosotros… que parece una tontería, pero, como me dijo mi madre: yo no sé como aprendiste a afeitarte sin que te enseñase nadie a no cortarte…

Categorías Mis Cosas

Deja un comentario