La Evolución del Insecto Palo

Taylor Maxwell y Michael Whiting, de la Brigham Young University, han descubierto que los miembros de cierto grupo de insectos perdieron su habilidad de volar, recuperándola de nuevo 50 millones de años después.

Los dos científicos analizaron secuencias de ADN de 35 especies de insectos palo. Se les llama así porque su aspecto es precisamente el de pequeñas ramitas, una táctica que emplean para pasar desapercibidos ante los depredadores. Estudiando su ADN, intentaban descubrir cuál de las especies había evolucionado antes.

La Evolución del Insecto PaloAsí vieron que algunas especies de insectos palo sin alas habían existido antes que sus actuales descendientes alados, la primera vez que se ha demostrado que un organismo ha evolucionado para hacer reaparecer un rasgo complejo.

Para funciones como el vuelo o la vista, la idea de la evolución siempre ha promulgado que los organismos deberán utilizarlas o acabarán por perderlas. Sin embargo, éste es el primer ejemplo de una estructura compleja que se perdió y que fue recuperada mucho más tarde en el linaje evolutivo. Aunque no se encuentren físicamente allí, la genética que construye alas parece conservarse a lo largo del tiempo.

Los entomólogos han documentado frecuentemente casos de especies de insectos que perdieron su habilidad de volar. Muchas migraron a islas y acabaron perdiendo las alas en su adaptación al nuevo ambiente, evitando así que el viento arrastrase a sus componentes de nuevo al mar. Los que viven en la nieve tampoco tienen alas, porque de esta forma ofrecen una superficie más pequeña y pierden menos calor.

Los científicos piensan que los insectos palo perdieron sus alas porque de este modo se camuflaban mejor. También se sabe que los insectos sin alas depositan más huevos que sus parientes alados, algo que podría haber sido importante para los insectos palo, los cuales dejan caer sus huevos al suelo desde sus hogares en las copas de los árboles, en vez de enterrarlos en la tierra como hacen otros insectos similares. Al producir más huevos, los insectos palo tienen mayores oportunidades de transferir sus genes a la próxima generación.

Pero unos 50 millones de años después de quedarse sin alas, por alguna razón conveniente, algunas especies de insectos palo desarrollaron alas otra vez. En la actualidad existen insectos palo con o sin alas. Pero lo más importante es comprobar que fueron capaces de generar alas cuando las necesitaron.

Amazings

Deja un comentario