La Cintura de la Tierra

Un equipo de investigadores del Jet Propulsion Laboratory y del Royal Observatory of Belgium ha aparentemente resuelto el misterio de los cambios observados en la forma física de nuestro planeta y su campo gravitatorio. La solución se encuentra en el deshielo de los glaciares subpolares y en los movimientos de masas en los océanos Pacífico e Índico, asociados a los cambios climáticos.

Los científicos han observado desde 1997 modificaciones importantes del campo gravitatorio terrestre. Los especialistas piensan que existe una razón climática para explicarlas, y han intentado averiguar cuál es.

La Cintura de la TierraEfectivamente, los cambios son el resultado de grandes redistribuciones de masa en todo el globo, y se caracterizan por un incremento del diámetro ecuatorial y un movimiento de masas desde los polos hacia latitudes menos altas.

Según Jean Dickey, el JPL, durante la última edad del hielo, los glaciares cubrían la mayor parte de las tierras, deformando el planeta. Cuando esta edad del hielo terminó, las placas heladas se redujeron gradualmente. La Tierra es un tanto elástica y por tanto contesta a los cambios de esta naturaleza recuperándose muy lentamente, en escalas de tiempo de decenas de miles de años. Ello ha supuesto una redistribución de la masa hacia latitudes más altas, convirtiendo al planeta en más esférico. Este fenómeno, llamado rebote post-glacial, aún se encuentra en marcha, debido a la lenta respuesta del manto terrestre.

Sin embargo, en 1998, los datos enviados por los satélites geodésicos empezaron a mostrar un incremento en la forma oblonga del campo gravitatorio. Para explicar este cambio, Dickey y sus colegas miraron hacia los océanos. Las medidas tomadas por satélites altímetros, como el TOPEX/Poseidon, indican que se ha producido un movimiento de agua desde el sur del Pacífico hacia las regiones tropicales de los océanos Índico y Pacífico. Además, el ritmo de deshielo de los glaciares subpolares y de montaña ha aumentado espectacularmente a partir de 1997. Todo ello ha contribuido a los cambios en el campo gravitatorio.

Categorías Ciencia

Deja un comentario