Guerras económicas

Creo que es una de esas pocas veces en las que voy a hablar un poco de política y de la situación del mundo. Aunque la verdad no es que la idea haya sido mía, pero la mayor parte de las semanas quedamos a comer un grupo en Miami y hablamos de todo, y entre estas cosas está lo de Libia.

Es curioso que de golpe ahora todos nos demos cuenta que en “esa zona” hay países en los que hay dictadores y cosas así… por ejemplo, nadie se esperaba que el Kingdom of Bahrain fuera de ese estilo… ¿no se hace allí la Fórmula 1? ¿cómo pueden ser malos? Ahora le ha tocado el turno a Muammar Gaddafi ser el malo de la película…

Como decía, yo de política no sé mucho, y menos aún de la internacional… pero con Toño y Marcos hablamos de este tema y un día me quedó claro: no es por el petróleo.

La diferencia entre estos países es que Bahrain, aunque el tío sea un dictador, se gasta mucha pasta en “mantener” contenidos y felices a sus ciudadanos… simplemente invirtiendo en pan y circo, poniendo hospitales y, importante, consume productos del exterior… es decir, la gente y el gobierno puede comprar productos de otros países. En cambio en Libia la cosa es distinta… los países compran muchísimo petróleo pero el único que se gasta los dineros en el resto de países es el señor Muammar. Sólo hacía falta que saltase la chispa.

¿Por qué le interesa a los países “atacar” Libia? Pues, aunque en parte sea por el petróleo, que un país quede “democrático” significa que empresas del exterior podrán ponerse allí, que la gente pueda empezar a tener cierto nivel de vida y comiencen a tener necesidades. Al principio los países “conquistadores” construirán pisos y casas… pero claro, necesitarán hipotecas los libios, así que Bank of America tendrá una sucursal en las ciudades importantes para poder ofrecer una hipoteca… y claro, ya que estamos, ¿por qué no te doy unos cuantos dolarcitos más y te compras un coche? Eso sí, que sea un Chevrolet, por supuesto, made in USA.

En muchos casos se dice que es “para quitar a esa mala persona que hay en el poder”… es lo que los países están poniendo como excusa… pero, si fuera por eso no habría que irse tan lejos. Un ejemplo claro sería Cuba. Al fin y al cabo, Cuba es un país en el que pasa lo mismo… la diferencia es que, aunque no haya petróleo, “arreglar” ese país tampoco tiene tanto interés, porque no habría que rascar mucho… el poder evolucionador de Cuba es totalmente inferior al que se puede dar en Libia.

En un momento así me gustaría poder decir que soy alemán, que en vez de “invertir en la guerra”, deciden mirar un poco para lo que tienen ellos dentro y “reservarse esos cientos de millones” que va a costar la operación para su propio país… por algo Alemania es lo que es, económicamente hablando.

1 comentario en “Guerras económicas”

  1. Un punto de vista muy bueno. Y por supuesto coincido en lo de Alemania y en todo lo demás.

Deja un comentario