Gasolineras Para el Hidrógeno

Investigadores de la University of Warwick lideran un programa llamado «Hydrofueler», que permitirá conectar las actuales gasolineras a la red de gas natural. De este modo, las estaciones de servicio podrán suministrar combustible a los vehículos impulsados por hidrógeno.

Uno de los problemas que implica utilizar automóviles alimentados con hidrógeno reside en cómo suministrar este gas a sus células de combustible de una forma sencilla y barata. Para los científicos de Warwick, el criterio que hay que seguir es adaptar las actuales gasolineras, que representan una formidable infraestructura ya disponible, con nueva tecnología que las convierta en suministradoras de hidrógeno.

Dicha tecnología producirá este elemento a partir del servicio de distribución de gas natural, al cual deberán estar conectadas las estaciones de servicio. Pero para que ello sea posible es necesario resolver varias dificultades. En particular, cómo producir hidrógeno a partir del gas natural en un espacio confinado, utilizando un proceso automatizado controlado de forma remota.

Es obvio que ya existen procesos industriales a muy gran escala que producen hidrógeno a partir del gas natural. Sin embargo, esta tecnología no puede reducirse a un tamaño compacto, para que sea práctica su utilización en una gasolinera a un precio razonable.

Las investigaciones en la University of Warwick han avanzado para resolver estos problemas, y lo han hecho mediante una combinación de tecnología innovadora de intercambio de calor, formas novedosas de manipulación y utilización del calor y la presión dentro de un reactor, tecnología de reactores compactos, y uso de nuevos catalizadores que incrementan mucho la eficiencia de las reacciones. Estas técnicas permitirán desarrollar un reactor con el tamaño de unas tres mesas de despacho, que podrá ser instalado en las gasolineras para producir hidrógeno de forma rentable y sin problemas de emisiones.

Otra ventaja de la tecnología propuesta es que el proceso emplea una serie de etapas en las cuales el hidrógeno alcanza diferentes grados de pureza. Esto es ideal, puesto que distintos tipos de combustible requerirán diferentes mezclas de hidrógeno.

Si la tecnología pudiera hacerse aún más compacta, quizá en el futuro será instalada directamente en los motores, a bordo de los automóviles.

Amazings

Categorías Ciencia

Deja un comentario