Qué raros son los estadounidenses

Sin duda Estados Unidos es un país que no te puede dejar indiferente. Y estos es debido a que tiene muchas diferencias con respecto a Europa, el viejo continente. Y como en todo hay cosas muy buenas y muy malas. La verdad es que me hubiera gustado conocer el país antes del 11-S, porque estoy convencido de que antes de aquella fecha todo era aún más liviano.

Lo primero y más importante: aquí todo se mueve en base al billete del dólar. En Europa cuando se lanzó el euro se planteó la posibilidad de que la unidad, la “moneda de 1 euro” fuera en realidad un billete, pero no, no se hizo porque incita a consumir. No voy a entrar en si es una decisión correcta o no, pero aquí las monedas son de 1 céntimo, 10 céntimos y 25 céntimos. De billetes hay de 1 dólar, 5 dólares, 10 dólares, 20 dólares, 50 dólares y 100 dólares, y si no me equivoco no hay de más valor (o si los hay, yo no los he visto). Creo que las medidas a la hora de la moneda es mucho más lógica que tener monedas de 1 céntimo, 2 céntimos, 5 céntimos, 20 céntimos, 50 céntimos, 1 euro, 2 euros y billetes de 5 euros, 10 euros, 20 euros, 50 euros, 100 euros, 200 euros y 500 euros. No me extraña que haya economía sumergida, que los “bin laden” no se vean y esas cosas… En USA sin duda a la gente no le gustan las monedillas y siempre va con un fajo de billetes, aunque sean de 1 dólar. Esto confirma el porqué casi cada día me encuentro por la calle algún céntimo… En USA hay que pagar por todo, eso sí, la gente cobra más, todo el mundo tiene coche, todo es muy amplio (y parece el Eixample de Barcelona, pero con muchos más parques y edificios la mitad de altos)… supongo que esto último es lo que hace que me apetezca vivir aquí una temporada y dejar una temporada Barcelona (o Madrid y en general España).

Otro detalle interesante: el pan. Sí, el pan, eso que es considerado alimento básico en España aquí en USA es como “un privilegio”. Normalmente uno se levanta por las mañanas, va a comprar el pan, de paso el periódico, y se va a casa a desayunar con los niños y a prepararles el bocadillo para el cole. Pues no, aquí encontrar una panadería es como una Misión Imposible (al menos, que yo sepa, en Miami Beach no hay ninguna). La gente no compra pan, y el pan que suele haber es pan de molde. ¿Por qué no se vende pan? Muy sencillo: la gente no cocina en casa, por lo que no consume pan. Sí, es así de simple… Creo que ya he comentado alguna vez que voy a comprar al Whole Foods, es parecido al Veritas, y básicamente es por comer “algo decente”, porque paso de comer lo que aquí se come, con la cantidad exagerada de medicamentos y potingues que les dan a los animales. Un pan de molde de lo que Bimbo considera “tamaño pequeño” aquí vale unos 4 dólares, es decir, unos 3 euros… no quiero aventurarme, pero si no recuerdo mal, en España por 1,5 euros consigues un paquete así aunque sea marca blanca. Un pan de Chapata cuesta 3 dólares, el doble que en España. Sin duda comer pan en USA es caro, muy caro.

Una cosa que sí que me gusta es el tema de los periódicos. Creo que otra de las cosas que no he visto por aquí han sido quioscos. Los periódicos se venden en la calle (en los puestos esos que siempre salen en las películas de color verde que se echa una moneda, se abre la puerta y el tipo coge un diario) o en los supermercados. En este último caso simplemente están allí, amontonados, y tu vas al cajero y le dices que te vas a llevar uno. En ambos casos, tanto el de la máquina con la moneda como el del supermercado, puedes pagar uno y llevarte 10, pero no, aquí la gente es “seria” y si compra un periódico sólo se lleva un periódico. La verdad es que sólo de pensarlo me da mucha risa, porque se me viene a la cabeza la imagen de Barcelona o Madrid, entrando/saliendo del metro y la gente desesperada por poder coger el 20 Minutos, el Qué y el Metro, con el ansia de que se vayan a quedar sin los 3 diarios. Sin duda una cara interesante de la moralidad estadounidense en relación al prójimo.

Aunque quizá la otra cara de la moneda es la religión. En Miami Beach hay muchos judíos, incluso tienen por aquí un museo, el monumento al Holocausto, en Miami he estado en un templo de los Hare Krishna. Aún así, Estados Unidos es un país de cristianos, incluso, me atrevería a decir que en algunos lugares son más radicales que los propios islamistas. Ser ateo o agnóstico es un sacrilegio. No me extraña que les den tanto miedo “las brujas”. Es bastante curioso todo esto. Supongo que de ahí que en las grandes ciudades, entre rascacielos puedes encontrarte una pequeña iglesia. Supongo que mi cabeza científica no acaba de entender cómo un país “tan avanzado” como USA sigue tan aferrado a la fe cristiana. Es imposible que un presidente sea ateo. Lo más curioso es que la frase de “In God We Trust” que aparece en los billetes no estaba hasta que alguien, a mediados del siglo pasado, decidió añadirlo.

Otra cosa que me gusta es el sistema de bike-sharing (compartir bicicletas) que han implantado en Miami Beach y que se llama DecoBike. Viene a ser como el Bicing de Barcelona, pero con varias peculiaridades. La primera es que cualquiera puede usarlo, porque se basa en meter la tarjeta de crédito (a menos que seas socio, para lo que hay que ser residente). Esto permite una cosa: los turistas pueden usarlo, y lo mejor de todo, seas residente o turista, alquilar la bicicleta la primera media hora siempre es gratuito. Los precios fuera de esa media hora no son baratos, la verdad, pero creo que sin duda es un buen invento. Como digo, lo mejor del sistema es que cualquiera (y no sólo los residentes) pueden utilizarlo. Una vez más, creo que esto en España no funcionaría, por el simple hecho de tener que usar la tarjeta de crédito…

Y esto del uso de la tarjeta de crédito lo puedo hilar con el tema bancario. Eso sí que es un mundo en el que creo que van muy por detrás de Europa. Y ya no hablo del tema crédito o ahorro, hablo de las simples transferencias. Aquí la gente usa los cheques… sé que en España se usan, quizá en los últimos 10 años de mi vida han pasado 3 cheques españoles y unas cuantas decenas americanos. La gente no hace transferencias… ¡te manda un cheque! Claro… ¿cuánto vale hacer una transferencia en España? Pues, por norma general, si lo haces entre cuentas del mismo banco suele ser gratuito, y si lo mandas a otro banco suele costar 3 o 6 euros, y 2 o 3 días. Aquí he intentado pagar el alquiler del apartamento de varias formas… al principio lo tuve que hacer en efectivo; más tarde, cuando ya tuve la posibilidad intenté hacer un pago. Un pago básicamente es que el banco, cada mes, manda un cheque a la dirección postal del que ha recibir el pago… ehm… ¿perdona? ¿pero qué me estás contando? Bueno, vale, hagámoslo así… hasta que empiezan a devolverte los cheques porque USPS no encuentra la dirección (dirección en la que yo he estado y se ve claramente el número de la calle y el número de puerta). Total, que llega el día en que voy al banco y digo que quiero hacer una wire-transfer (lo que toda la vida ha sido una transferencia bancaria, vamos)… pues nada, por hacerla una vez te cobran ¡25 dólares! ¡WTF! Y si lo haces de forma recurrente (cada mes)… te cascan ¡19 dólares! ¿pero esto qué es? ¿nos hemos vuelto locos? Eso sí, una cosa con toda la lógica del mundo… si haces una transferencia hoy, a lo más tardar, mañana a medio día la tienes en la cuenta de destino. Como tiene que ser… a ver si la informática se inventó para tener que esperar 3 días… ¡coño!, si hay dinero en la cuenta lo mandas y ya está ¿para qué hay que esperar 2-3 días? Lo siento, que me caliento…

Y para acabar, que no quiero alargarme mucho más… estos días atrás han inaugurado un edificio con un parque gigantesco, el SoundScape Park. Pues en este parque han instalado 4 proyectores FullHD que, unidos, proyectan una imagen más grande que la del IMAX, pero vamos, del estilo, para que os hagáis una idea… esta semana que viene van a dar Grease, y la próxima semana darán Inception… gratis. La gente va allí, se sienta y con un sonido simplemente espectacular te pones a ver las películas al aire libre en medio de la ciudad, porque es en el centro de Miami Beach.

Y, sin duda, algo que me gusta mucho… poder ver “criaturitas en medio de la ciudad”… por ejemplo, hace un par de días mismo, una ardilla correteaba por un parque.

9 comentarios en “Qué raros son los estadounidenses”

  1. De todo lo que has contado lo que más me ha sorprendido es lo del pan. O lo del no-pan, mejor dicho. Sí que son raros estos estadounidenses… qué será lo próximo ¿un presidente negro?

  2. jajaja… David, de eso último creo que ya se gastan… pero sí, el tema de la “panadería” es bastante alarmante… aunque ¿sabes una cosa más bestial? ¡No tienen Jamón Serrano!

    El otro día encontramos una tienda en la que tienen salchichón y chorizo… sí, estos el tema embutidos tampoco lo tienen muy elaborado… yo creo que eso de “del cerdo se aprovechan hasta los andares” no lo han entendido todavía.

  3. Cómo echaría yo de menos las tostaitas de pan de pueblo (o molletes) con aceite de oliva y sus dos lonchitas de jamón serrano. Ummmm… Se te deben de estar cayendo dó lagrimoné… jajajaja

  4. Jajaja… aceite de oliva sí que es más sencillo de conseguir… hay varias mpresas eespañolas que lo traen… incluso aceitunas y atún… el tema es traer carne y esas cosas que no vienen enlatadas/embotelladas…

    En fin, en un mes volveré a estar comiendo jamón serrano… :P

  5. Hola
    Lo que me ha sorprendido son las transferencias, creo que los costos deben ser por impuestos, supongo que el costo en España es por lo mismo. Pero también me sorprendió que en España tomen 2 a 3 días :-)

    Acá en Chile las transferencias son instantáneas y gratis, no importa si las cuentas son de distintos bancos.
    Saludos

  6. Saludos,
    Lo de la transferencia también me ha sorprendido, se que la mayoría de las personas en US pagan con tarjeta ya que es mas practico que cargar una paca de billetes en la cartera. Aquí en Venezuela te cobran pero poco, un calculo aproximado seria 50 centavos.

    Lo del pan también me costo encontrar, pero gracias a la gran cantidad de Publix que hay en Miami, y sobre todo en Fort Lauderdale (donde me hospede) pude conseguir, aunque no soy muy amante del pan, y aquí en Venezuela hay panaderías como arroz picado. Lo que si no estaba al tanto era sobre los embutidos, es lamentable!

    Las imagen del Holocausto me recordó tantas cosas vividas en US!

    Saludos hermano, desde Venezuela.

  7. Hola, gracias por proporcionarme un paseo imaginario por los Estados Unidos, he encontrado muy interesante tu post y de nuevo te lo agradezco.

    Un saludo.

Deja un comentario