El español, un problema para los buscadores

Aunque no llevo ni una semana en Miami, sí que me he dado cuenta que desde que llegas al aeropuerto hasta productos en las tiendas están etiquetados tanto en inglés como en español. Además, sobre todo cuanto más al sur te vayas, la gente habla de forma combinada ambos idiomas.

Hasta aquí puede que no sea ninguna novedad lo que digo, pero sí que me ha sorprendido bastante que, cada vez más, la mayor parte de sitios web que visito (normalmente relacionados con lugares donde voy a ir o tiendas) están en dos idiomas, pero, de la misma forma, por lo general, nadie trata bien el multiidioma de cara a SEO.

Desde hace unos meses los buscadores, aunque principalmente Google, están explicando e insistiendo mucho en explicar formas para gestionar varios idiomas en un sitio web y creo que la razón es por los análisis que dicen que el español va a tener un crecimiento muy grande dentro de Estados Unidos como segunda lengua (algo que a mi personalmente me parece genial).

Además, los sitios de los que hablo no son precisamente pequeños… BestBuy, Verizon o AT&T hacen muchas cosas raras cuando entras en sus sitios en español… sin duda, me da la sensación, de que se han querido lanzar esas “ediciones” sin pensar muy bien qué se estaba haciendo, porque la arquitectura de la información no es muy buena que digamos.

Es cierto que en Europa muchas veces el tema multiidioma suele ir ligado al multipaís, por lo que el uso de los TLD locales está muy valorado, pero… ¿cómo se lo hacen los webmasters en Estados Unidos? Pues usan los métodos habituales: los subdominios (que normalmente no es “es.” sino algo relacionado con “espanol.” o similar) y, en algunos casos el tema de carpetas e incluso parámetros.

Entre los detalles más curiosos es que en la mayoría de casos ninguno enlaza las páginas de los mismos productos de un idioma a otro directamente (creo haberlo visto sólo en un caso), por lo que los sitios son como dos mundos distintos. En el caso de los que están con subdominios, es una estrategia interesante hacerlo así, ya que se tratan como sitios distintos e incluso con determinadas búsquedas se copan más resultados en los SERP, pero los que usan carpetas o parámetros simplemente el idioma español queda relegado a un muy segundo plano, e incluso en muchos casos directamente no se aparece en las búsquedas.

Y es que hay que recordar que Google trata el inglés como un idioma que está por encima del resto (o al menos en caso en que una página tenga dos idiomas y uno de ellos sea el inglés, trata la página como si fuera en inglés). Esto deja en un segundo plano a aquellos sitios que están en más de un idioma y no siguen la estrategia de otro dominio o subdominio, ya que no puede competir con el inglés.

4 comentarios en “El español, un problema para los buscadores”

  1. Interesante reeflexión, paisano… respecto a los caracteres extendidos en las URL, yo estoy en contra, porque cualquier empresa o titular de dominio con dos dedos de frente, lo último que quiere es hacer que su página resulte inaccesible para cualquier usuario que no tenga una Ñ en su teclado.

    Imagínate si tu quisieras ir a un dominio noruego que incluyera la Ø en su URL, te las ibas a ver crudas.

    Javier, ten también en cuenta que el español que hablan y escriben en EE.UU. será muy mayoritario, pero en gramática y léxico deja bastante que desear; muchos de los hablantes son de segunda o tercera generación y les llega ya bastante corrompido el español.

  2. Bueno, el tema de la Ñ, como es de suponer (o los acentos) tampoco está extendido…

    Pero tampoco es tanto si se escribe mejor o peor el idioma, es el hecho de que las webs están en 2 idiomas y, desde el punto de vista de SEO / buscadores, la arquitectura de la información es pésima…

    Con esto vengo a decir, que las webs están organizadas de tal manera que aparecer buscando algo en español es como muy difícil, no porque no se encuentre, sino porque la web está mal organizada.

Deja un comentario