El Metal Mágico

Científicos australianos han conseguido dominar la tecnología necesaria para emplear magnesio de forma económica en motores de explosión y en múltiples productos de consumo, un objetivo perseguido por numerosos centros de investigación en una carrera iniciada hace más de una década.

El magnesio es un metal atractivo por su resistencia, ligereza y capacidad de reciclaje. Pero la tecnología de bajo coste que permitiese usarlo de manera amistosa y efectiva en la industria se mostraba un tanto esquiva. Gracias a los trabajos del grupo Elaborately Transformed Metals, del CSIRO, liderado por los doctores Colleen Bettles y Daniel Liang, dicha tecnología es ahora una realidad. Por un lado, han desarrollado una nueva aleación que podrá aplicarse a la próxima generación de motores para vehículos, y por otro, han obtenido una delgada lámina de magnesio lista para ser utilizada en las líneas de producción de todo el mundo (en impresoras, teléfonos móviles, trenes, baterías, bicicletas, DVDs y en muchos otros productos).

El Metal MágicoAMC-SC1 es el nombre de la nueva aleación, que ya ha sido ensayada en un bloque motor por la empresa europea AVL List. El prototipo ha sido instalado en un vehículo Volkswagen Lupo, que está rodando en fase de pruebas por las carreteras de Austria. El nuevo motor pesa 14 kg, es diesel, y tiene tres cilindros. Es un 33 por ciento más ligero que los motores de aluminio actuales, y un 75 por ciento más que los fabricados en hierro forjado. Su funcionamiento reducirá las emisiones de CO2 en unos 200 kg a lo largo de la vida útil del automóvil, lo cual no parece demasiado hasta que multiplicamos la cifra por los 8 millones de coches nuevos que salen sólo de las fábricas americanas cada año.

Daniel Liang está al frente del equipo que está produciendo la primera lámina de magnesio de bajo coste (de hasta 60 mm de ancho). Con ella disponible, se podrán fabricar muchas otras piezas para automóviles y para todo tipo de productos de consumo. El grupo de trabajo ha resuelto los problemas de la aparición de defectos en la superficie, así como las grietas que se producían mediante otros métodos de producción.

Amazings

Categorías Ciencia

Deja un comentario