Dormir a pata suelta

No sé si alguna vez os he comentado que tengo una hurona como mascota. Se llama Furia (sí, se llamaba así antes de que la adoptase) y tiene unas formas muy peculiares de dormir.

Furia durmiendo       Furia durmiendo       Furia durmiendo

Furia durmiendo       Furia durmiendo       Furia durmiendo

Furia durmiendo       Furia durmiendo       Furia durmiendo

Categorías Mis Cosas

2 comentarios en “Dormir a pata suelta”

  1. una hurona.. Cuidado no te de un bocao. Casi nunca mee paso por tu blog, pero ya que soy videoblogger, podcastero, weebero y no se que mas.. digo voy a escribir unas lineas al gran Javier Casares.

    En mi Universo adolfo, tambien he mencionado parte de tu visita a madrid

    Responder

Deja un comentario