Consecuencias de un Terremoto

Gracias a la información proporcionada por un sensor espacial, los investigadores han conseguido estudiar los efectos de un movimiento sísmico ocurrido en 2001 en la provincia de Gujarat, en el norte de la India, muy cerca de la frontera con Pakistán.

El instrumento utilizado para las observaciones se llama MISR (Multi-angle Imaging SpectroRadiometer) y está instalado en el satélite de teledetección Terra. El estudio, en el que han participado científicos estadounidenses, franceses y alemanes, ha estado dirigido por Bernard Pinty, del Institute for Environment and Sustainability, del Joint Research Centre de la Comisión Europea, situado en Ispra, Italia.

Consecuencias de un TerremotoEl terremoto analizado fue uno de los dos más dañinos registrados en la historia de la India. El movimiento sísmico de Gujarat alcanzó una magnitud de 7,7 en la escala de Richter, el 26 de enero de 2001. Murieron 20.000 personas y 16 millones quedaron afectadas por sus consecuencias.

Tras el terremoto, la población residente informó sobre auténticas fuentes de agua y sedimentos surgiendo de la tierra. Debido a las fuerzas a las que había sido sometido el suelo, los sedimentos saturados de agua se licuaron, comportándose más como un líquido que como un sólido. Este material salió a la superficie e inundó grandes áreas, incluyendo antiguos lechos de ríos.

Gracias al sensor MISR, se ha obtenido información sobre lo ocurrido en zonas inaccesibles. Los científicos han confeccionado un mapa que muestra lo que pasó y cómo resultó afectada la región. Este tipo de datos podrá utilizarse en el futuro para detectar lugares donde los equipos de rescate deberían concentrar sus esfuerzos de búsqueda de supervivientes. Los expertos los utilizan también para validar sus modelos, de manera que puedan aclarar la relación entre la magnitud de los terremotos y el radio de su influencia.

En el caso de Gujarat, los científicos pudieron investigar en zonas próximas al epicentro (a unos 80 km al este de la ciudad de Bhuj), pero no en otras más lejanas, ya dentro del territorio pakistaní, por motivos políticos. La información aportada por el sensor espacial, que no conoce fronteras, ha ayudado a los expertos en su caracterización del fenómeno. El MISR encontró signos de liberación de agua y sedimentos debido a la compresión y la licuefacción incluso a 200 km del epicentro.

A pesar de que han transcurrido varios meses desde que ocurriera el terremoto, el agua liberada en la superficie, con un alto contenido en sal, dejó a ésta en el suelo al evaporarse, por lo que sus efectos aún son visibles.

Amazings

Categorías Ciencia

Deja un comentario