¿Cómo logran los encantadores de serpientes hipnotizar a una cobra?

Muchas personas han presenciado el acto en que un encantador de serpientes doma a una cobra, dejándola quieta y mansa con el sonido de su flauta. No cualquier persona puede hacerlo, pues requiere práctica, autoconfianza y sobre todo mucha tranquilidad.

En realidad, las serpientes son sordas. Su principal sentido es el olfato, el cual reside principalmente en su lengua. Es por esta razón que cuando cazan sacan continuamente la lengua. Pueden también sentir las vibraciones en el suelo a través de su vientre, por lo que pueden percibir a una persona que se aproxima descuidadamente. Pero no pueden oir. Si las serpientes son sordas ¿cómo pueden ser hipnotizadas por el sonido de
una flauta?

Las serpientes no se calman por la música de la flauta, sino por el movimiento suave del instrumento. El encantador de serpientes mueve de un lado a otro la flauta lentamente, y la serpiente sique este movimiento con la cabeza, en apariencia hipnotizada, pero en realidad es la forma en que una serpiente observa mejor a un objeto en movimiento y que puede serle potencialmente peligroso.

Por otro lado, aunque las serpientes como las cobras sean muy peligrosas, si se tiene cuidado se puede evitar su mordedura. Una serpiente utiliza su veneno para atacar a las presas de las que va a alimentarse y en menor medida como un arma contra un animal mayor. Si no se ataca directamente a una serpiente, es poco probable que se sufra una mordedura.

En el caso de los encantadores de serpientes, quienes realizan este acto se mueven despacio, sin realizar movimientos amenazantes contra la serpiente. Al no percibir un peligro inmediato, el animal no ataca, pero por precaución sigue con la vista el movimiento de la flauta.

Todo esto da la impresión de que la serpiente queda cautivada por la música, pero en realidad el encantador de serpientes usa su conocimiento y experiencia sobre estos animales para poder manipularlos sin gran peligro.

Categorías Ciencia

Deja un comentario