Cómo cocinar un Bob Esponja

Ayer no sabía que comer y, como no me apetecía irme por ahí a comer a saber qué, me decidí a hacerme uno de los “bols” de pasta que compré en el supermercado en plan experimental. Aunque he comprado varios (para probar) cuando llegué al hotel me di cuenta de que uno de ellos tenía algo que ver con Bob Esponja (que conste que como ponía “macarrones” lo compré por eso). Pero mi sorpresa ha sido bastante grande.

Es bastante curioso que este tipo de comida no esté tan extendida por España, porque a mi me ahorraría mucho. Aunque la verdad es que no sé si sería tan sano comer esto cada día o cada poco tiempo.

El funcionamiento de estos tarros es bastante sencillo:

  1. Se abre el bol y se saca el sobre de condimentos.
  2. Se rellena de agua hasta la línea marcada dentro del bol.
  3. Se mete en el microondas entre 3 y 4 minutos.
  4. Se echan los condimentos en el bol y se mezcla todo.

Lo peor de todo es que, si no te has planificado con suficiente antelación, como me ha pasado a mi, cuando sacas el tarro del microondas y le has echado los condimentos (en este caso era queso al más puro estilo Cheetos, tanto por sabor como color) te das cuenta de que no tienes cubiertos ni para moverlo ni para comer. Así que me ha tocado ir al 7-eleven a toda leche y allí comprar un pequeño paquete de 24 (8×3) cubiertos para poder comer.

Por cierto, mal que me pese decirlo, eso está demasiado bueno… así que no debe ser demasiado sano…

Deja un comentario