Cómo Aprendieron a Volar los Dinosaurios

Según un científico de la University of Montana, los dinosaurios de dos patas podrían haber usado sus extremidades delanteras como estructuras parecidas a alas para facilitar su ascenso por cuestas empinadas, mucho antes de que lograran conquistar los cielos.

La teoría añade un paso intermedio que podría ayudar a reconciliar dos explicaciones actuales y opuestas sobre cómo los reptiles llegaron a convertirse en pájaros voladores.

Cómo Aprendieron a Volar los DinosauriosSegún Kenneth Dial, la transición entre el desplazamiento terrestre y el vuelo pudo estar protagonizada por una fase en la que los apéndices delanteros del animal se moverían rápidamente, forzando al cuerpo a presionar con más fuerza sobre el suelo y aumentar así la tracción de las patas. Ello habría permitido ascender por cuestas cada vez más verticales.

Dial considera que el dilema del ala parcial puede de este modo quedar explicado. Es obvio que las alas no aparecieron de improviso, sino que surgieron poco a poco y debido a una necesidad muy concreta. Las «proto-alas» habrían actuado como lo hace un alerón en la parte trasera de un coche de carreras, ayudando a su propietario a mantenerse bien pegado al suelo incluso cuando el terreno era casi vertical.

Dos escuelas de pensamiento con propuestas muy distintas han intentado explicar desde hace muchas décadas la aparición de las aves. La primera propone que un grupo de animales de dos patas que se movían por el suelo desarrollaron alas emplumadas que les sirvieron para desplazarse por el aire. La otra escuela favorece la teoría que dice que el vuelo se originó en los árboles, cuando ciertos animales que vivían en ellos, al saltar de rama en rama, acabaron desarrollando estructuras de planeo para suavizar sus aterrizajes.

Ambas escuelas han sido irreconciliables hasta la fecha, y las dos han presentado pruebas en su favor. Dial opina, sin embargo, que la solución podría residir en el comportamiento que ha bautizado como WAIR («wing-assisted incline running», o desplazamiento inclinado asistido por alas). De hecho, este comportamiento se observa aún en pájaros adultos y en aquellos que acaban de salir del cascarón.

Dial ha utilizado dispositivos para medir fuerzas g y película de alta velocidad para documentar en el laboratorio la orientación de las alas de los pájaros. Ha comprobado que los pájaros recién nacidos, que aún no puede volar, sí son capaces de ascender mediante la técnica WAIR a través de pendientes de 50 grados. Otros pájaros un poco más viejos pueden usarla para escalar por superficies de 90 grados, y los adultos utilizan sus alas para desafiar literalmente la gravedad. Moviéndolas, pueden mantener sus cuerpos pegados a la superficie inferior de un plano inclinado 105 grados.

El científico cree que el comportamiento WAIR es una herencia de los ancestros prehistóricos de los pájaros, cuando aún estaban desarrollando sus alas aerodinámicas.

Los expertos dicen que las aves evolucionaron a partir de un dinosaurio que vivió hace unos 225 millones de años. A pesar de que la masa continental empezó a fragmentarse, los pájaros pudieron extenderse por todos los rincones del globo. Gracias a ello, cuando los dinosaurios desaparecieron hace 65 millones de años, consiguieron sobrevivir, convirtiéndose en los únicos parientes reales de estos animales que aún siguen viviendo.

Amazings

Deja un comentario