Cinco playas asturianas siguen afectadas por el fuel

Buen tiempo y tranquilidad. Así se resume la jornada de ayer en la costa asturiana en lo referente a la amenaza negra. El mismo viento Sureste que lanzó el fuel sobre la Costa da Morte gallega, mantiene el combustible alejado del litoral asturiano. Esta situación ha facilitado las labores de limpieza, que se continúan realizando en 15 puntos de la costa, entre ellos 5 playas, principalmente en las zonas de Cudillero, Castrillón, Gozón, Carreño, Villaviciosa, Colunga, Caravia y Llanes.

Por la mañana no aparecieron nuevas manchas importantes en las costas, aunque llegaron, según informó el Gobierno regional, «pequeñas bolas de fuel». Sin embargo, sí se detectaron restos del vertido en el mar. El más próximo, «de aceite y grumos», estaba situado 300 metros al noreste de Candás. A la altura de Lastres también se encontró galipote, dos manchas, a 2 y 31 millas respectivamente.

En las proximidades de la playa de Vega, en Ribadesella, se detectó el resto de fuel más compacto. A una milla de Cabo Peñas fue avistada otra mancha muy extensa, de una milla de largo, aunque no era muy densa. Por su parte, el vertido que amenazaba el miércoles la costa de Tapia, se ha alejado y diluido, y las manchas que se encontraban en las inmediaciones de Gijón ya han sido eliminadas.

Con todo esto, y según la Delegación del Gobierno, las únicas cinco playas que continúan afectadas por la catástrofe son las de la Concha de Artedo, San Pedro y Oleiros, en Cudillero; y Punta Llampero y Cabo Negro, en Gozón.

En ellas, y en el resto de la costa, siguen trabajando en el operativo de limpieza 300 personas. Hasta ayer, fueron un total de 2.700 voluntarios los que participaron en estas labores, y existe un registro con más de 1.600.

Aves de Cantabria

En los últimos días se ha reducido el número de aves contaminadas que se encuentran en la costa asturiana. Sin embargo, ayer, el centro de recuperación de Avilés recibió 31 araos y 8 alcas. Los animales procedían de Cantabria y fueron desplazados a la región por la Sociedad Española de Ornitología.

Esos 39 ejemplares se unen a los 203 tres que siguen vivos y en tratamiento.

El Comercio Digital

Categorías Prestige

Deja un comentario