Bioluminiscencia

Edith Widder, de Harbor Branch, planea un dispositivo que permitirá estudiar, identificar y levantar mapas de distribución de una miríada de criaturas marinas, desde bacterias a peces, que emiten una luz de origen químico llamada bioluminiscencia.

Entre las aplicaciones se encuentran la mejora de la seguridad de las operaciones militares encubiertas, o el seguimiento de las migraciones más masivas del mundo.

Pocos fenómenos oceánicos son tan hermosos o surrealistas como las luces que ponen en funcionamiento las criaturas marinas bioluminiscentes. Sus despliegues pueden contemplarse desde la superficie, cuando un delfín o la turbulencia de una embarcación en movimiento excitan a estos organismos, hasta las más oscuras profundidades, donde se crean constelaciones de luz siempre cambiantes.

Bioluminiscencia

Los militares han estado largo tiempo interesados en la bioluminiscencia porque puede delatar la presencia de barcos o submarinos, lo que pone en peligro a sus tripulaciones. Al contrario, también puede permitir descubrir al enemigo.

La bioluminiscencia es muy común en todos los océanos, pero también es muy variable. Los militares querrían saber predecir cuándo hay organismos y cuándo no los hay, para aumentar la seguridad de sus misiones encubiertas. Se han hecho muchos estudios al respecto, pero nuestro conocimiento es aún incompleto, porque desconocemos un buen número de criaturas marinas.

Widder y sus colegas están desarrollando un equipo que por primera vez permitirá medir la cantidad de luz en una región determinada, identificando al mismo tiempo quién la está produciendo. Consistirá en dos componentes principales. El primero es el HIDEX-BP (High Intake Defined EXcitation BathyPhotometer), una cámara que mide la luz emitida por los organismos presentes en el agua. Previamente, se estimula mediante agitación a los animales bioluminiscentes para que así revelen su existencia. El prototipo del HIDEX-BP ya está haciendo travesías alrededor del globo.

El segundo dispositivo se llama SPLAT Cam (Spatial PLankton Analysis Technique), y es una cámara que identifica animales bioluminiscentes individuales sobre la base de su brillo. Utiliza una pantalla unida a un sumergible o un robot automático.

Widder y su equipo han desarrollado una biblioteca de patrones de luz para varios organismos marinos, que ayudará a identificarlos rápidamente cuando sean detectados. Un ordenador analiza cada segmento de la cinta de video registrada por las cámaras y crea una imagen tridimensional de la bioluminiscencia.

Estos aparatos ayudarán a levantar mapas de distribución de los movimientos migratorios, incluyendo áreas poco exploradas. También se podrán encontrar las zonas de dominio de ciertas algas tóxicas.

Deja un comentario