Cómo se crea el dinero

El otro día llegó a mis manos un vídeo bastante… no sé cómo definirlo, pero vamos, que me ha marcado bastante. también aviso que a la gente a la que le da igual el mundo en el que vive ya puede pasar de verlo porque le parecerá una tontería, así que, tú, ya puedes dejar de perder el tiempo leyendo esto.

No es la primera vez que en alguna conversación que tengo con alguien sale la cuestión de cómo se crea el dinero. Sí, la respuesta es fácil: imprimiendo billetes y encuñando monedas. La respuesta es así de sencilla, pero hay que tener en cuenta que hoy en día más del 95% del dinero es virtual, sólo existe en unos y ceros en las cuentas bancarias… La siguiente pregunta es… ¿quién decide que se añada o se quite dinero del mercado?

Para los que no lo conozcáis, existen una serie de vídeos/documentales llamados Zeitgeist (bajo el The Zeitgeist Movement) en el que se sacan a relucir algunos aspectos del funcionamiento del Mundo. A mis manos ha caído el Zeitgeist Addendum (y su web oficial), que básicamente intenta explicar de una forma sencilla dónde está la corrupción mundial y que al final se resume en un lugar: los bancos (y el dinero).

También se habla del Proyecto Venus, que básicamente quiere cambiar el mundo a un sistema sin leyes y sin reglas, en el que cada persona aporte su conocimiento. Una cosa que destacan muchísimo es el tema de la tecnología, y cómo está hecha para ayudar al mundo, a las personas. En muchas ocasiones cuando tengo un proyecto entre manos, siempre acabo haciendo pequeños programitas que “hacen cosas”. Este software básicamente tiene la filosofía de: es mejor dedicarle tiempo a hacer algo que automatice cosas que no a intentar tomar todas las cosas y hacerlo manualmente. En general, hacer este tipo de código me ayuda bastante a evolucionar y entender otros procesos.

El vídeo dura 2 horas (puede parecer largo, pero la primera mitad se os pasará en un plis-plas). Está doblado al español y quizá es más importante lo que se dice que no lo que se ve… Como digo, vale la pena dedicarle un rato a verlo, porque hará que cambiéis vuestra forma de pensar en algunos aspectos.

Martin Solveig – Smash

Normalmente los deejay son personajes que, aunque aparecen en las discotecas pinchando, no suelen aparecer en sus vídeos… pero lo que ha hecho Martin Solveig me parece una muy gran idea sobre todo porque es muy original la forma de presentar un nuevo disco, Smash, y varios de sus temas.

Aunque el global es para estar un buen rato (sobre la media hora de vídeos) creo que es divertido y con buena música… y no te olvides de escuchar una y otra y otra vez el temazo Hello. Por cierto, SHE es Flo Lafaye.

La experiencia de estar en Estados Unidos

Hace poco más de un año que crucé el charco, como se dice, y, aunque la experiencia duró una semana sin duda fue lo suficientemente importante como para que, antes de volver a España, decidiera que me gustaría pasar una temporada aquí, en Miami Beach. Mi socio Jaume dice que Miami Beach es la puerta del infierno, pero que yo soy incorruptible y que esto no me cambiaría… la verdad es que algo me ha cambiado, pero para bien. Como bien dice Maite, si te quedas con lo bueno, es uno de los mejores sitios para disfrutar y vivir.

He de reconocer que los españoles que me han apadrinado aquí han sido de gran ayuda y soporte y sin ellos no hubiera podido hacer ni vivir la mitad de las cosas que he aprendido desde que aterricé por aquellos finales de noviembre del año pasado y, aunque tuve que hacer ese pequeño break en Barcelona durante 3 semanas largas, venir a Estados Unidos me ha cambiado la forma de ver el mundo.

Como ya dije hace unos cuantos artículos, venir aquí sólo, a la aventura, me ha hecho mejor persona, he crecido mucho sobre todo porque aquí realmente he estado “sólo” ante el peligro. Cuando estás cerca de tus amigos, de tu familia, de los que te rodean no te das cuenta de lo que tienes y que el día a día con ellos se hace demasiado fácil. Por otro lado, también me he dado cuenta de que hay más formas de vivir la vida que encerrado en una ciudad y metido muchas horas en la oficina: se puede trabajar lo mismo o más levantándote a las 6:30 de la mañana, bajando una hora a la playa de 8 a 9, comiendo a la 1 y saliendo a hacer deporte o pasear o ver como corren las ardillas por el parque a las 7 de la tarde. Aunque pueda parecer que esto que digo es “tocarme los huevos”, mis horas de trabajo son más productivas y en estos meses he lanzado un proyecto propio, he mejorado los anteriores y he podido seguir dando soporte a los clientes que así lo han querido, e incluso, he empezado a alisar el camino para tener ya varios clientes en Estados Unidos a los que dar soporte, probablemente, tras el verano.

Con el cambio de mes comienzo de nuevo en Barcelona mis quehaceres. Tengo un “trabajo de verano” a media jornada que me va a ocupar y dar mucho estrés y que a la vez me va a permitir seguir trabajando en mis cosas y en los proyectos y clientes de Keep It Simple Lab. La verdad es que estoy motivado a mi vuelta porque sé que los nuevos proyectos están yendo bien y eso siempre ilusiona… todo lo que ha ocurrido ha sido como un “reset” y comenzar de nuevo.

Tengo la sensación de llevar años viviendo en Miami Beach, moviéndome con tranquilidad entre tanto turista y recordando que yo hice las mismas cosas que hacen ellos, aunque ahora esto es mi casa, y pienso volver, eso lo sé seguro.

Personalmente recomiendo esta experiencia a todo el mundo que tenga espíritu emprendedor. No es fácil dejar todo atrás, venir a un país desconocido sin una propuesta seria en la cabeza, simplemente ver como es esto y buscar clientes o posibles negocios para “algún día”, convertirlo en un way of life. Supongo que como vine sin un objetivo claro los objetivos están más que superados.

Tengo también de que gente a la que aprecio y con la que comparto muchas horas de mi vida, como Jaume, David o Rubén, también han podido compartir algunos días conmigo y disfrutar de esta experiencia, sin el estrés que tuvimos hace un año de hacer todo en una semana. Como dicen por aquí: easy.

Miami Beach: amenazo con volver.

el SEO ha muerto

Es curioso cómo va pasando el tiempo… hace ahora 3 años que el SEO ha muerto y aunque hace 2 que resucitó un poco hoy estoy aquí para reivindicar un poco más que el SEO sigue cada día más muerto. Como dicen en USA, a 6 pies bajo tierra.

En el año 2009 cuando hablé de la muerte del SEO comenté que cada vez más tendríamos que hacer SEO para “otras cosas” que no fueran las búsquedas web. Acababa de aparecer la “búsqueda universal” y nos daba la sensación de que la pantalla de resultados de Google se iba a llenar de todo menos de resultados tradicionales… al final Google ha creado un menú lateral y la búsqueda universal ha quedado algo diluida.

La siguiente vez, en 2009, comenté un poco la historia de la evolución del SEO… porque los SEO siempre van un paso por detrás de los buscadores… usamos keywords pero ellos tienen en cuenta contenidos; usamos enlaces pero ellos tienen en cuenta lo social… acabé con la frase si quieres ganar a Google, piensa como lo haría Google y cómo lo hace Internet, y hoy me dispongo a dar un paso más.

Anoche estaba pensando en el WPO, algo que algunos llaman “el nuevo SEO”… tal vez volvamos a resucitarlo este 2011 una vez más, guan mor taim. La cuestión que me planteo es… ¿tiene que ver la evolución de la tecnología en los factores que Google tiene en cuenta? La respuesta: sí.

Pongamos sobre la mesa varias tecnologías: HTML, CSS, JavaScript.

Cuando Google comenzó su andadura allá por el 1997 todavía no se había aprobado el HTML4 como lo conocemos hoy y los CSS tampoco eran algo que se usaba… de ahí que las penalizaciones que se tenían en cuenta eran aquellas de usar texto con el mismo color del fondo, que el <font> fuera de tamaño 1… el HTML daba poco de sí, y las trampas y penalizaciones eran mínimas…

Con la llegada del HTML4 también llegó el XHTML1 y los CSS. El JavaScript también existía pero los intérpretes eran muy pobres. En este momento se podían hacer más cosas… de ahí que un tiempo después, ya pasado el 2002, cuando todos los navegadores daban soporte a estos estándares (sí, antes los navegadores tardaban años en poner a día los estándares, ahora les entra la prisa y son compatibles cuando no están ni aprobados) se empezó a decir que Google era capaz de leer algo de CSS y JavaScript.

Según han pasado los años se han ido creando “lectores abiertos” de cosas como Word, Excel… lo mismo en OpenDocument y últimamente hasta el formato SVG (que viene acompañado del HTML5). Poco a poco, según iban abriéndose estos formatos, Google los ha ido incorporando en sus resultados de búsqueda. Esto me recuerda a lo de que “el Flash se puede indexar”, sobre todo cuando Adobe puso en disposición de terceros un lector mejorado unos meses antes de ese “reanuncio de la mejora de indexación por parte de Google”…

Ahora todos estamos “alucinando” con las herramientas que calculan el tiempo de carga de las páginas. No es nada nuevo. Hace 10 años se hablaba de que Google tenía un límite de N enlaces por página y de unos 100KB de tamaño y que de ahí en adelante no leía nada. Después esos límites se eliminaron (cuando las redes internacionales mejoraron) y comenzaron a aparecer los primeros CDN (Akamai y demás) los sitios que los usaban parecían estar en mejores puestos. Ahora los lectores de CSS y JavaScript, gracias a que son 100% independientes y están estandarizados completamente ya se pueden interpretar, por lo que si se pueden interpretar ya se pueden medir.

Otro ejemplo (y perdonadme si me pongo medallas) es el de los microformatos. En marzo de 2008 decidí lanzar OJOµformatos y todo el mundo me decía que eso no lo usaría nadie… ahora en HTML5 se ha incorporado el sistema de microdata y muchos SEO se han apuntado a esta “moda”…

Y recordad también una cosa… cualquier herramienta, social o no, que tenga una API abierta (o con fácil acceso) es digna de uso por parte de los distintos motores de búsqueda… os recomiento ver una lista sencilla de ver de herramientas (que está disponible en las tablas sociales del YQL) entre las que encontramos el IMDB, Twitter, Facebook, Yelp… curiosamente algunas de los que los resultados de Google y Bing llevan esteroides.

¿Queréis saber por qué el SEO ha muerto? Porque aún no habéis aprendido a utilizar todas y cada una de las herramientas estándar que Internet ha puesto en vuestras manos.

NOTA: Un abrazo a todos los asistentes del SEOsarao, pero que sepáis que no me dais ninguna envidia, porque sigo en Miami Beach, con una temperatura excepcional y en el Caribe.

Proyectos propios

Estos últimos 8 años me he dedicado principalmente a trabajar para otros a todos los niveles. Hasta el año 2003 y desde 1997, en lo que se refiere a Internet siempre me había dedicado a hacer mis propios proyectos, mis propios sitios web, a llenarlos de contenidos, exceptuando alguna ocasión en la que hacía webs para terceros, pero básicamente la tecnología (el sitio), luego el proyecto quedaba en manos del cliente. Era una forma de ganarme la vida como la de mucha gente.

A partir de 2003, y con la entrada en ITnet, pasé de trabajar en mis proyectos a trabajar para el grupo de empresas. Quizá el único gran proyecto que mantengo de aquella época es la web de frases y, por aquel entonces, mantenía Googlemania. Googlemania pasó a ser OJObuscador y con ello OJO internet (la empresa). Volvía a mantener un único proyecto personal, el de frases, además de lanzar mi blog personal.

Estos últimos años han sido muchos los proyectos en los que he tenido oportunidad de trabajar: OJO, Ethek, TuManitas y sobre todo una cantidad interminable de clientes de SEO y WPO. Se puede decir que siempre ponía mi conocimiento en manos de los demás… pero últimamente las cosas están cambiando.

Hace cosa de un año me decidí a actualizar por primera vez en 9 años las webs de frases. Todo quedó reducido a un único dominio, a unos únicos contenidos y a evolucionar el proyecto un poco. Aprovechando estos dos últimos meses por Miami también he lanzado mi primer proyecto en inglés: EpisodeDay. La idea era sencilla, aunque cada vez está tomando más forma y, eso sí, lleva bastante trabajo el mantener la información que hay de cada una de las series. Pero, al final, es un tema de dedicarle horas a actualizar, corregir y generar contenidos.

Creo que tras estas experiencias voy a comenzar a compaginar bastante más de lo que lo hacía los proyectos propios con algún que otro proyecto externo. Por ejemplo, ahora cuando vuelva a Barcelona en mayo comenzaré a trabajar en una empresa… sí, en plan “trabajo de verano”. Será como ser un SEO inhouse y encima con ciertos recursos a mi disposición. Incluso, cabe la posibilidad de que se fiche a alguien más y se pegue a mi como una lapa y que se quede como SEO/WPO de la empresa en cuestión. Siempre me ha gustado la formación y este es un buen momento para tener un pupilo.

Ahora, de golpe, me vuelven a aparecer varias oportunidades más de proyectos semi-propios, ya que la mayoría los coordinaremos desde Keep It Simple Lab. Siempre me preguntaban que porqué “sabiendo lo que sé de SEO” no me dedicaba a hacer proyectos y a forrarme… la verdad es que no era mi filosofía de trabajo, pero viendo como está el panorama, casi que prefiero dedicarle tiempo a mis criaturas. Eso sí, la mayoría de proyectos van a ir enfocados al mercado estadounidense y, de forma particular, a algún país de Europa y Latinoamérica (incluso Asia), pero siempre con la mente de que en USA hay mucha gente que sabe usar la tarjeta para comprar en línea.

Aun así, de tanto en tanto va saliendo algún proyecto interesante de SEO/WPO al que le damos cobertura. Ahora mismo estoy trabajando en la revisión del SEO de una universidad y, la verdad, es que sitios .EDU con tanta cantidad de información no suelen verse todos los días por dentro. Sin duda, por mucho que se empeñen muchos en decir que el SEO es marketing, si vieran los problemas que me encuentro de base tecnológica… ni 100.000 enlaces conseguirían arreglar eso (casi creo que lo empeorarían todo aún más).

Me voy a probar mi nueva aspiradora de Walmart; 35 dólares de aspirador y 97 céntimos de gastos de envío en una semana justa. Así sí que se puede comprar a gusto.

Estados Unidos es más grande de lo que pensamos

Es curioso que cuando vamos a comparar cosas siempre elijamos aquello que conocemos… bueno, quizá no curioso, simplemente es lo que hace la mente para poder aplicar lógicas. Pero cuando hablamos de negocio creo que no nos damos cuenta.

Hace un par de días me he comprado un aspirador por Internet. Los costes de envío son de 97 céntimos de dólar y el tiempo 7 días (con fin de semana entre medio). ¿Eso es posible en España? Casi me atrevería a hacer la misma pregunta en Europa, pero desconozco muchos de los países de la Unión.

Estados Unidos tiene casi 10 millones de kilómetros cuadrados de superficie y más de 300 millones de habitantes. La Unión Europea tiene casi 4,5 millones de kilómetros cuadrados de superficie y más de 500 millones de habitantes. Eso sí, aunque en Estados Unidos no hay un idioma oficial (el idioma es a nivel estatal, no federal) aunque se puede decir que el principal es el inglés (y parcialmente el español) la Unión tiene 23 lenguas oficiales (aunque las 5 principales son el inglés, el alemán, el francés, el español y el ruso).

Podría parecer que el idioma, en la Unión es el mayor problema para hacer negocios por Internet, pero no lo es. Un proyecto se puede dar de alta en cada país con su propio dominio, seguir las normas de cada estado miembro, y vender. En Estados Unidos pasa algo similar, aunque el concepto de país está más arraigado y con una extensión de dominio das cobertura a toda la población.

Y es que cuando hablamos de Estados Unidos hacemos comparaciones odiosas de “país” como es España, Portugal o Francia y no, Estados Unidos no es un “país” al uso, sino que cada Estado miembro juega sus propias reglas excepto una: el dinero. Aunque no lo parezca, Obama manda muy poco en USA en lo que al día a día se refiere, ya que las leyes, las normas y las empresas funcionan a nivel Estatal y no Nacional, de forma que sí, que de cara afuera Obama es el mandamás, pero cada miembro hace la suya. En la Unión pasa algo parecido pero con una gran diferencia: la gente no se siente “europea”, sino de su país. En Estados Unidos la gente no es de Florida, es de “los Estados Unidos de América”.

La gente me pregunta porqué me he venido a Miami, algo que no pienso contestar, pero sí que puedo decir una cosa: aquí el mundo se ve muy distinto, y sin duda una de esas miradas es la de los negocios. En los pocos meses que llevo en Florida he lanzado un proyecto y estoy preparando otro, ambos enfocados al mercado norteamericano (México, USA, Canadá) en idioma inglés. ¿Por qué? Pues sencillo: aquí hay dinero.

No quiero desmerecer a Latinoamérica pero, excepto en casos muy contados, cualquier negocio que se haga en Internet en Sudamérica simplemente no funciona. Las complicaciones son excesivas y según van pasando los meses veo cada vez más complejo lanzar algo en alguno de estos países a través de la red de redes. Lo peor de todo es que esto también me está pasando ya para ciertas partes de Europa… exceptuando Reino Unido, Alemania y algún país del norte, lanzar cualquier proyecto es bastante suicida. Sólo los impuestos que hay que pagar ya hacen que se te quiten las ganas de hacer nada.

En fin… emprendedores del mundo… plantearos seriamente Estados Unidos como un buen lugar para expandir vuestro negocio, porque realmente vale la pena.

SEO, enlaces y medios sociales

Una de las cosas que más gusta a los SEO que hacen linkbuilding es todo lo que tiene alguna relación con “lo social”, y para ayudarles a hacer algo de seguimiento de cada una de sus URL les voy a recomendar algunas API que creo que les será muy útiles.

No son todas las aplicaciones sociales que hay hoy en día, pero con estas se cubre gran parte de los datos que quizá más interesen. La mayoría de aplicaciones devuelven la información en JSON, lo que será fácil de gestiona directamente desde JavaScript o convertirlo desde algún otro lenguaje. Eso sí, la información, en cada caso, es distinta… algunos simplemente devuelven la cantidad de enlaces y otros muchísima información.

Delicious

Entrada:

http://feeds.delicious.com/v2/json/urlinfo/data?url=http://www.google.com/

Salida:

[{"hash":"ff90821feeb2b02a33a6f9fc8e5f3fcd","title":"Google","url":"http:\/\/www.google.com\/","total_posts":55048,"top_tags":{"search":15300,"google":13108,"searchengine":5881,"engine":4255,"web":2606,"reference":1903, "searchengines":1833,"internet":1414,"research":1013,"tools":956}}]

Facebook

Entrada:

http://graph.facebook.com/?ids=http://www.google.com/

Salida:

{
"http://www.google.com/": {
"id": "http://www.google.com/",
"shares": 1120693,
"comments": 32
}
}

Google Buzz

Entrada:

https://www.googleapis.com/buzz/v1/activities/count?alt=json&url=http://www.google.com/

Salida:

{"data":{"kind":"buzz#countFeed","counts":{"http://www.google.com/":
[{"timestamp":"2011-04-08T22:00:25.900Z","count":"190141"}]}}}

Linkedin

Entrada:

http://www.linkedin.com/cws/share-count?url=http://www.google.com/

Salida:

IN.Tags.Share.handleCount({"count":12526,"url":"http://www.google.com/"});

Twitter

Entrada:

http://urls.api.twitter.com/1/urls/count.json?url=http://www.google.com/

Salida:

{"count":325416,"url":"http://www.google.com/"}

Estos sistemas no son para comprobar todo el dominio, sino página por página, por lo que lo más recomendable es elegir una serie de página importantes del sitio y hacer comprobaciones de estos datos de forma frecuente para ver las variaciones.