Un juego en Internet simula los peligros de una guerra en Iraq

Derrocar al líder iraquí Saddam Hussein es lo más sencillo en el juego de Internet «Gulf War 2». Manejar la situación que se surge posteriormente es mucho más complicado.

Los jugadores asumen el papel del presidente estadounidense George W. Bush en este juego, recibiendo informes frecuentes de caricaturas del secretario de Defensa, Ronald Rumsfeld; del secretario de Estado, Colin Powell; y de la asesora de seguridad nacional, Condoleezza Rice.

La acción comienza con la rápida caída de Bagdad, pero a ella le sigue un ataque con ántrax de Iraq sobre Israel, una ofensiva nuclear de represalia, una revuelta en Arabia Saudita y un golpe de kurdos en el norte de Iraq.

Una vez se encuentra el cadáver de Saddam, los jugadores deben elegir entre tres posibles sucesores, que pronto necesitan ayuda militar para aplacar a un inquieto Irán.

Peligros manifiestos

También hay levantamientos antiestadounidenses en Egipto, Jordania, Líbano, Siria y Pakistán, que en última instancia conducen a un contrabando de ojivas nucleares a grupos militantes.

«Esta es una proyección de las consecuencias más probables de una nueva guerra en el Golfo», se lee en el sitio de Internet www.idleworm.com, donde se encuentra el juego, creado en noviembre por Dermot O’Connor, de 33 años.

O’Connor, un experto en animación por computadora que se mudó de Irlanda a California hace tres años, obtuvo el material informativo que sirvió de base al juego de entrevistas y reportajes publicados en el Atlantic Monthly, The Washington Post, The New York Times, The Times de Londres, The Guardian y el Sunday Herald de Australia.

El juego parece interactivo pero conduce a los jugadores por un único camino preestablecido, diseñado por O’Connor para resaltar los peligros de la guerra.

«Sólo hay un final deliberadamente. No tenía sentido dar a la gente la idea de que podría evitar lo peor», manifestó en una entrevista.

Sus puntos de vista

Unas 20.000 personas juegan este juego diariamente, dijo.

O’Connor dijo que «la constante presión y el sonido de los tambores» de guerra estaban oscureciendo las perspectivas estadonidenses sobre lo que podría pasar después de un conflicto inicial y que él creía que «el peor de los casos» mostrado en su juego ofrecía una certera reflexión sobre los posibles peligros de atacar Iraq.

«No sé cómo lo hará (el gobierno de Bush) sin crear un caos», declaró. «No creo que la guerra valga los riesgos que entraña», agregó.

Dirección del Juego: CULF WAR 2

CNN Español

Categorías Noticias

Deja un comentario