Tío Bill (Gates) vigila al pequeño internauta

La obsesión por la seguridad que invade Estados Unidos se refleja en Internet. La compañía Microsoft, en su nuevo software para Internet MSN 8, introduce como una de las prestaciones estelares un filtro para que los padres limiten el acceso de sus hijos a la red y sepan qué hacen cuando navegan. Esta novedad ha sido presentada por Bill Gates, presidente de Microsoft, como uno de los servicios de pago que han de marcar la diferencia entre MSN y sus competidores (véase «La Vanguardia» de ayer). Pero el «control de padres» ya ha suscitado alguna crítica, pues acostumbra a los niños a que se les censure y viole su privacidad, y la incógnita es cómo lo recibirán otros países.

Tío Bill (Gates) cuida de sus hijos: MSN 8 ofrece que quien contrate el software personalice su portal y disponga de una clave que da la opción de restringir el uso a menores de edad. El sistema determina, según la edad, a qué contenidos y sitios no podrá acceder el niño o adolescente. El progenitor puede imponer limitaciones adicionales, que incluyen descargar archivos o hasta acceso a letras de canciones, palabras de la enciclopedia o direcciones electrónicas. Podrá el progenitor levantar el veto cuando lo desee, pero aún tendrá otra arma de control: un informe semanal sobre qué días y horas se ha conectado su hijo, a qué webs ha accedido o intentado acceder o con quién intercambia correo.

Bill Gates aseguró el jueves, en el lanzamiento del MSN 8 en Estados Unidos -donde, por cierto, no tuvo empacho en salir en un vídeo disfrazado de mariposa, el logo de MSN-, que el filtro paterno era una demanda de muchos usuarios y que en pruebas del MSN 8 ha sido muy aplaudido. Para preparar su software, Gates puso a antropólogos a analizar el uso de la red y de qué se quejan y qué piden los usuarios. El magnate informático y «arquitecto» del software de la compañía explicó que dos de cada tres familias no tienen filtro de Internet para los hijos y que al menos el 60% de los adolescentes americanos recibe mensajes de desconocidos y el 50% los contesta.

Las webs pornográficas o el riesgo de contactar con pederastas serían problemas que el filtro pretende evitar, aparte de otros más prosaicos, como que se dispare la factura familiar de Internet, se compre sin permiso… Pero algunos medios, como «The New York Times», apuntaron la paradoja de que, por razones de seguridad, se eduque a los jóvenes internautas en la pérdida de privacidad. Gates recomendó que los filtros se apliquen con diálogo familiar y que, si el hijo se autorresponsabiliza, pueden ser muy flexibles.

Pero la «opción espía» ya está en el portal. AOL, proveedor líder de Internet en Estados Unidos, ya ofrecía filtros a webs según la edad. Pero en la guerra comercial, MSN 8 le ha sacado ventaja, y AOL prepara ya un servicio de informe semanal de la navegación del hijo.

La incógnita es saber si estos controles se emplearán en hogares no americanos. El Reino Unido, adonde el MSN 8 llegará en un mes, podría ser la referencia. Al resto del mundo -MSN funciona en 34 países- llegará en el 2003. En España, MSN es el portal más usado desde el hogar. Javier Cavanillas, jefe de marketing de consumo de MSN España, señala que «en Estados Unidos existe gran sensibilidad por la protección de los menores en Internet y el MSN 8 responde a esa demanda; en España, ante el aumento de webs pornográficas y redes de pederastia, también se ha pedido a los portales herramientas de protección».

Cavanillas destaca, con todo, la flexibilidad del servicio: «Será el usuario quien decida si lo utiliza y las restricciones que impone y además, por primera vez, es un filtro que se puede revocar o modificar en cualquier momento, así que el uso dependerá de la idiosincrasia de cada uno», dice. Bill Gates afirma que los filtros no reducirán la oferta de Internet para menores, pues hay canales para este público. MSN potenciará su oferta tras un acuerdo con Disney -uno de los servicios estrella del portal AOL-.

Pero más sofisticados aún que el filtro de padres son los controles de correo basura, que se plantean como «inteligentes»: a medida que el suscriptor señala qué tipo de correo no quiere recibir, el sistema «se perfecciona» en enviar «e-mails» directamente a la papelera.

Categorías Noticias

Deja un comentario