Records guinness de las mujeres

Las mujeres son maravillosas, y como no, también tienen y hacen records para dejar una marca en la historia…

¿Quieres saber alguno de ellos?

Maquillaje:

El record de no hacer caso a los semáforos mientras se maquillaba lo tiene Ms. Janet Dodson en 1 hr 51 mins 8 seg en el cruce de carreteras en el centro de Preston el 1 de agosto de 1975. Ms. Dodson, profesora de piano, estuvo maquillándose durante 212 ciclos de semáforo, creando una cola de 45 Km.

Aparcamiento:

El sitio de aparcamiento mas pequeño utilizado con éxito por una mujer fue de 20 m, equivalente a 3 sitios de aparcamiento normales, por Mrs.Elizabeth Simpkins conduciendo un Opel Corsa el 2 de octubre de 1993.
Comenzó la maniobra a las 11.15 de la mañana y consiguió aparcar a 50 cm. de la acera 8 horas y 14 minutos después. Hubo pequeños daños en los parachoques de su propio coche y en los de los dos coches adyacentes, así como dos faros rotos.

Freno de mano:

El viaje más largo completado por una mujer con el freno de mano echado fue de 504 Km. por Julie Thorn al volante de un Saab 900 el 2 de abril de 1987. A los 5 kilómetros del viaje la señora Thorn comenzó a oler a quemado pero continuo el viaje echando humo por las ruedas traseras.
Este viaje, además consiguió los records del viaje más largo completado con el starter completamente abierto y con el intermitente derecho puesto.

Lavabo:

El record de grupo de mujeres más grande en ir juntas al lavabo lo poseen 147 trabajadoras del departamento de Seguridad Social en Longbenton.
En su celebración anual de las Navidades en un night club de Newcastle-upon-tyne el 12 de octubre de 1994, Mrs.Beryl Crabtree se levantó para ir al lavabo e inmediatamente fue seguida por otras 146 asistentes a la fiesta.
Moviéndose como una masa, el grupo entro en el lavabo a las 9.52 de la tarde y, después de esperar a que todas acabaran, salieron 2 horas y 37 minutos mas tarde.

Cotilleo:

El 18 de febrero de 1992, Joyce Blatherwick, intima amiga de Agnes Banbury, le comento en la más estricta confidencialidad durante una visita para tomar el té, que estaba teniendo una aventura con el carnicero. Después de que Mrs. Blatherwick se marchase a las 2:10 de la tarde, Mrs.Banbury comenzó inmediatamente a contárselo a todo el mundo, haciéndoles jurar que no se lo contarían a nadie.
Hacia las 2.30 de la tarde, se lo había contado a 128 personas.
Hacia las 2.50, ya eran 372 y sobre las 4.00, 2.774 personas conocían la aventura, incluyendo el grupo amateur local de teatro, un autobús repleto de turistas americanos y la mujer del carnicero.
Cuando una cansada Mrs. Banbury se acostó a las 11:55 esa noche, la aventura de Mrs. Blatherwick era conocida por 75.338 personas, suficientes para llenar el estadio de Wembley.

Tiendas:

El record de tiempo gastado dudando en una tienda fue de 12 días, entre el 21 de agosto y el 2 de septiembre de 1995, por Sandra Wilks en la tienda de Dorothy Perkins en Birmingham. Mrs. Wilks entro en la tienda un sábado por la mañana y no fue capaz de elegir entre dos vestidos prácticamente iguales que estaban en rebajas. Después de una hora, su marido, sentado en una silla en el probador apoyando la cabeza en las manos, la dijo que comprara los dos. Al final, Mrs. Wilks compro uno por 12.99 y volvió a la tienda
al día siguiente a cambiarlo por el otro.
Hasta hoy todavía no se lo ha puesto. Mrs. Wilks también posee el record de tiempo mirando un escaparate, establecido cuando el 12 de septiembre de 1995 estuvo sin moverse mirando un par de zapatos de un escaparate durante 3 semanas y dos días antes de volver a casa.

Rebajas:

El record de mujeres heridas mientras peleaban por entrar a una tienda en rebajas es de 98, en febrero de 1991. Cuando las puertas de la tienda se abrieron a las 10 de la mañana, la pelea inicial por entrar primero se cobro 16 vidas, y 25 vidas mas estrujadas en el primer estante. La puesta en venta de vestidos a 10 peniques desemboco en una melee a gran escala que resulto en la perdida de otras 18 vidas.
Otras 39 mujeres fallecieron como consecuencia de una batalla campal ocasionada por conseguir bragas a 5 peniques.

Hablar:

Mrs. Mary Caterham Mrs. Marjorie Steele se sentaron en la cocina y hablaron sobre nada en particular durante cuatro meses y medio ininterrumpidamente, desde el 1 de mayo de 1978, descansando solo para tomar café, pasteles e ir al servicio. Durante todo este tiempo, ninguna información fue intercambiada y por supuesto ninguna de las dos aprendió nada de la otra. El record al aire libre lo mantienen Mrs. Vera Etherington y su vecina Mrs. Dolly
Booth, las cuales entre el 11 de noviembre de 1983 y el 12 de enero de 1984, estuvieron hablando a través de la valla de su jardín en un dialogo sin sentido durante casi 62 días, hasta que Mrs. Booth recordó que había dejado el agua del baño abierta.

Cine:

El record de tiempo que una mujer ha estado viendo una película con su marido sin hacer una pregunta estúpida sobre la película se consiguió el 28 de octubre de 1990, cuando Mrs. Ethel Brunswick se sentó en el cine con su marido para ver ‘The Ipcress File’. Estuvo mirando la película en silencio durante 2 minutos 42 segundos, antes de preguntar: “Ese es bueno o malo, ese, el que lleva gafas”. Con esto batió su propio record establecido en 1962 cuando aguantó 2 minutos y 38 segundos de la película “Escuadrón 633” antes de preguntar “¿Es una película de guerra?”

Hablar:

Una mujer de Oxfordshire hoy a conseguido ser la primera en romper la barrera de los 30 minutos seguidos diciendo una sola frase sin tomar aliento. Mrs. Mavis Sommers, de 48 anos, destrozo el antiguo record de 23 minutos cuando explicaba muy excitada a su vecina una discusión que había tenido con su carnicero. Consiguió estar 32 minutos y 12 segundos hablando sin coger aire, antes de ponerse azul y sufrir un colapso.
Fue llevada a un hospital y dada de alta mas tarde tras ser sometida a diversos chequeos. En el punto álgido de su locución alcanzo la increíble cifra de 680 palabras por minuto, repitiendo los puntos principales de su historia 114 veces.

Deja un comentario