Plugins de WordPress a instalar, siempre

Un clásico habitual que cada dos por tres me llega es ¿qué plugins tienes siempre instalados en tus WordPress? Y aunque depende del proyecto, hay algunas herramientas que van muy bien.

Un clásico habitual es el Akismet Anti-Spam, un sistema anti-spam que suelo dejar activado tenga o no abiertos los comentarios en el sitio. En principio sólo afecta cuando llegan los comentarios, por lo que aunque es un plugin complejo, no debe afectar al rendimiento del sitio.

Si tu sitio publica mucha información y noticias, es bastante recomendable el uso del sistema AMP con un plugin que se ha trabajado en conjunto con Google.

El siguiente plugin que últimamente instalo es EditorsKit. Este plugin mejora el sistema del editor de bloques con herramientas (sin bloques extra). Hay dos funcionalidades muy visibles y clave que permite, por ejemplo, que un bloque se vea únicamente en escritorio o en móvil, y la otra que un bloque se vea sólo si el usuario está registrado o no. Tiene muchísimas más funcionalidades.

Aunque históricamente el sistema de bloques se llamó en clave, Gutenberg, existe un plugin del mismo nombre que incluye las nuevas mejoras de los bloques que no aparecen en las versiones mayores. Es interesante el uso de este plugin si eres un apasionado de los bloques ya que, aunque es para funcionalidades nuevas y que podrían fallar, suele incluir muchas novedades con respecto a la versión disponible para todos los públicos.

Desde hace unas cuantas versiones de WordPress se incluye el Salud del Sitio dentro de las herramientas. Esta sección viene de un plugin anterior llamado Health Check & Troubleshooting y que amplía las funcionalidades. Si quieres tener muchos más datos sobre el funcionamiento de WordPress, este sistema es muy clave, sobre todo cuando algo falla, ya que te permite poner el sistema en modo a prueba de fallos, para descartar problemas en plugins y themes, sin que afecte a los usuarios.

Muchas veces algunos gestores de WordPress deciden bloquear el wp-admin porque piensan que mejora la seguridad, aunque el problema no está en bloquearlo, sino en evitar ataques. Para eso es mejor usar simplemente un sistema de Login LockDown. Con este sistema, si hay algún ataque, se bloquea esa dirección IP.

Como plugin de SEO intento usar la herramienta modular de Rank Math SEO. He probado muchos plugins y personalmente este es el que ahora mismo veo mejor, por funcionalidad y por pesadez. Además, este plugin tiene una ampliación (está disponible en su sitio web) llamado Rank Math Google Indexing API y que, como su nombre indica, amplía la funcionalidad de la Indexing API. Hay que seguir bien las instrucciones.

Otro de los que se ha convertido en un básico es el Site Kit por Google, un plugin oficial de Google que permite conectar de forma muy sencilla con Search Console, Google Analytics y otras herramientas que dan información y datos del buscador dentro del propio WordPress.

Desde que apareció el RGPD, uno de los elementos que solicita a los webmaster es tener un log con las cosas que pasas en tu sitio. Para esto existe un plugin llamado Stream que hace esta función.

Tanto si trabajas con un usuario como con muchos, un elemento básico de cualquier configuración es la de tener un sistema de doble factor de autenticación, un 2FA, y si he de elegir un plugin sin duda me quedo con Two Factor. Una cosa que me gusta mucho es que permite casi todos los sistemas soportados, y uno tan simple como el correo electrónico.

Para aquellos que tienen la mano larga y les gusta instalar miles de plugins es muy recomendable el Vendi Abandoned Plugin Check, que añade un pequeño mensaje en los listados en el que se indica cuántos días atrás hace que se ha actualizado el código, y si pasa de N días, aparece el mensaje en rojo.

Seguro que hay muchos más plugins que se pueden considerar básicos, pero estos son los habituales que intento dejar por defecto y que funcionan independientemente de los hosting o sistemas más personalizados.

Categorías WordPress

Deja un comentario