Parece difícil, ¡pero no lo es!

El otro día estaba Àngel Llàcer en Arucitys y tras escuchar que había escrito un libro, por lo que explicaba, en ese mismo momento entré en Amazon y lo compré. Al par de días estaba el libro en casa.

La verdad es que no sabría por dónde comenzar, aunque sí que puedo decir que es un libro fino, muy muy fácil de leer y con capítulos muy diferenciados que, sin duda, te hacen ponerte en la misma situación que él y pensar. Puedes estar de acuerdo o en desacuerdo, pero sin duda te hacen pensar en los distintos temas que trata, que no son pocos, la mayoría de “la vida misma”.

Me gustaría hacer referencia a un par de bloques de un par de capítulos que me hicieron pensar bastante:

Sé valiente y no me sueltes de la mano

La amistad se pierde por culpa del miedo. Vivimos en una sociedad demasiado exigente que difiulta las relaciones de amor, sean del tipo que sean. […] Sucede casi siempre igual: un mal día el amigo mutante (o amiga mutante) te mira con expresión de “no me lo tengas en cuenta, no puedo hacer otra cosa, me tengo que salvar” y ahí se acaba todo. Ya ves, el miedo, el maldito miedo a no sobrevivir… […] También he descubierto otra cosa con el paso del tiempo: que la mochila pesa menos cuando insistes en no andar solo ni soltar de la mano de los que quieren acompañarte. A mí me cuesta mucho expresar mis sentimientos, pero soy muy terco y hay manos que no quiero soltar.

¡Hala, ya lo he dicho!

Me gustan mucho las personas que cuando terminan una conversación telefónica te dicen siempre adiós y gracias, incluso aunque ese gracias no tenga ningún sentido porque has sido tú quien les ha pedido alguna cosa. […] Y es que, en general, a la gente le cuesta mucho decir “gracias”, a veces incluso más que “te quiero”. […] Cuirosamente, a los que menos damos las gracias es a los amigos y familares, y esto es algo que deberíamos cambiar. […] Cuanto más quiero a alguien más me cuesta decirle “te quiero”. […] ¡Te quiero! Y pienso: ¡Hala, ya lo he dicho! […] Decir “te quiero” a alguien es también decirle: “Aquí me tienes para lo que quieras, y no tendré ningún problema en ponerme en duda por ti”.

Estos son dos de los innumerables fragmentos que rescataría del libro, un libro que una vez más, aconsejo a todo el mundo. Un libro que tras leerlo se lo voy a pasar a alguna de esa gente a la que me cuesta tanto decirle “te quiero”.

4 comentarios en “Parece difícil, ¡pero no lo es!”

  1. Hola Javier, entre post y post a veces se te cuelan auténticas perlas. Me ha encantado la reflexión y ya me ha picado el libro, me lo pido para Reyes! :) Un saludo.

  2. Sin duda tiene muy buena pinta el libro, es de los que te hace reflexionar y te debe engancha su lectura, posiblemente caiga para reyes! Saludos

Deja un comentario