Muerte en directo en un ‘chat’ de Internet

Un joven se suicidó en directo delante de su webcam en un chat de Internet. La madrugada del 12 de enero en Phoenix, Arizona, el joven Brandon Vedas moría de una sobredosis. La única diferencia con otros jóvenes de su edad que fallecen tras un abuso de estupefacientes es que, en el caso de Brandon, su muerte fue retransmitida en vivo a través de su webcam, según un artículo de El Mundo. A continuación se reproduce íntegro el artículo publicado por este medio.

«Estoy teniendo una noche maravillosa», empezó diciendo Brandon, de 21 años, al conectarse a su página web favorita que incluye una zona de chat donde los usuarios comentan cómo conseguir drogas a través de prescripciones médicas, así como disimular los efectos narcotizantes de varios compuestos. A partir de ese momento, Brandon y sus contertulios empezaron -bajo seudónimo- lo que sería su última conversación.

El joven, que utilizaba el seudónimo ripper, no tardó en presumir sobre las pastillas que tomaba -antidepresivos como Klonopin, Restoril e Inderal-, conseguidas gracias a las prescripciones de su médico y de su psiquiatra. «Eso no es mucho», escribió uno de los presentes. «Tómate más», le sugirió. Viendo cómo Brandon consumía las pastillas, uno de los anónimos espectadores escribió: «No te mueras de una sobredosis, ripper», como si de una premonición se tratara. «¿Has tomado tantas cosas antes?», le preguntó otro, al ver que Brandon mezclaba pastillas con marihuana, metadona y 151 proof rum, ron de 75º, una bebida alcohólica utilizada comúnmente para flambear bebidas dada su alta graduación.

Ante la aparente orgía de narcóticos de Brandon, los miembros del chat se dividieron en dos grupos. Mientras unos le urgieron a que parara, otros aprovecharon para lanzar comentarios jocosos sobre drogas y muerte. Sin embargo, nadie hizo nada para socorrerle cuando Brandon quedó inconsciente. Ni siquiera su madre, que descansaba en la habitación contigua.

Según publica el periódico The Arizona Republic, algunos intentaron averiguar su nombre real y su dirección, pero sin resultado positivo.«Me parece increíble», afirma el padre de Brandon Vedas a la prensa norteamericana, «que alguien tenga la habilidad de separarse de la realidad por el hecho de ver que alguien se está muriendo a través de una pantalla».

Los esfuerzos de la familia por darle publicidad a la muerte de su hijo vienen instigados por el deseo de poner fin a un nuevo fenómeno que invade Internet: páginas web y chats donde se puede ver a personas consumiendo drogas e intercambian conocimientos para conseguir medicamentos.

El hermano de Brandon, llamado Rich, ha pedido que se acuse a los que fueron testigos de la muerte de su hermano, ya que trataron el suicidio como una forma de entretenimiento.

IBLNews

Categorías Noticias

Deja un comentario