Mitos en Internet: JenniCam

JenniCamRecuerdo que allá por el año 1999 me enteré de que había una chica en la red que tenía una cámara web todo el día conectada. Además se podría ver cualquier cosa que hacía, aunque en aquella época ya había que pagar.

Recuerdo también que cuando comenzó Gran Hermano me enfadé muchísimo cuando decían que era un «nuevo formato» nunca visto… claro, en aquella época Internet en España (y en gran parte del mundo) era como una cosa «pecaminosa» y claro, sólo unos pocos conocíamos que una chica estadounidense se pasaba desde hacía ya unos años 24 horas frente a una cámara en la red.

Lo que he descubierto es algunos detalles sobre la historia de la JenniCam que desconocía… el programa comenzó en Abril de 1996 y finalizó el último día de 2003, y su protagonista era Jennifer Kaye Ringley que comenzó a emitir cuando tenía 19 años. La actualización se realizaba cada 3 minutos con una imagen estática (en aquella época no existía eso de emitir en directo).

Una de las cosas por las que más famosa se hizo esta señorita era porque no se cortaba un pelo frente a las cámaras… es decir, que efectivamente era como si no estuvieran. El edredoning era directamente para todo el público, ya que la chica mantenía relaciones con su pareja y sin ella.

En el 98 se mudó a Washington D.C. y pasó a tener 4 cámaras emitiendo, poniendo el sitio bajo acceso de pago (aunque siempre había imágenes libres). Al final, el 31 de diciembre de 2003 dejó de emitir, según se comentó porque Paypal dejó de aceptar sitios con contenido para adultos, aunque parece que la razón fue que su pareja le dijo que estaba un poco cansado de todo aquello.

En fin, sin duda una señorita/webcam que, en Junio de 2008 ha sido definida como una de las mayores pérdidas de la red y las puntocom de la historia de Internet.

1 comentario en “Mitos en Internet: JenniCam”

  1. La versión Española de la Jenny cam era «la camara de Juani», ¿te acuerdas? además tuvo secuestrado el dominio campsa.com y estuvo emitiendo durante mucho tiempo.

    Aiiss qué tiempos aquellos

    Responder

Deja un comentario