Lo que diferencia a los SEO

Hay SEO de muchos tipos. Eso sí, partiendo de la base de que el SEO sólo, única y exclusivamente se dedica a posicionar en buscadores. Sí, digo esto porque hoy en día un SEO no sirve de mucho si no ha superado esto mismo. Hoy en día lo que hace falta es optimizar sitios web, crear estrategias globales en la red, plantear no sólo aparecer en los buscadores sino en sitios «sociales», y que hablen de uno por lo que sea donde sea.

Sí, puede sonar extraño, pero el SEO (tal y como lo explico) está comenzando a ser cosa del pasado si no evoluciona mínimamente.

Hace unos días hablando con un compañero llegamos a la conclusión que el SEO ha de dar paso al ECI: Encontrabilidad, Contenidos e Indexabilidad. En el fondo no es más que una pequeña evolución del SEO pensado globalmente para la red.

La Encontrabilidad es la simple evolución de «conseguir enlaces». Hasta ahora los SEO se centraban en conseguir enlaces gracias a intercambios, directorios, etc… hoy en día el que aparezca una URL dentro de un vídeo o por la calle, o en un anuncio de televisión es la novedad. Hay que encontrar un sitio en cualquier lugar. Además, hay que ayudar a los usuarios y robots a que lo hagan también. Por eso hay que plantearse crear estrategias de marketing viral (youtube, etc…), de aparición en los nuevos directorios (del.icio.us, mister-wong…) y de recopilación y filtrado de noticias (menéame, digg). Hasta ahora el único marketing viral eran las cadenas de correos, los directorios como DMOZ o Yahoo! Directory y las noticias las de Google News y similares.

Los Contenidos son la evolución de las palabras clave. Seguro que a muchos os suena el «long tail». tampoco es nada nuevo, pero los SEO siguen centrándose mayoritariamente en posicionar una serie de 10-100 palabras o frases de búsqueda cuando hay determinadas combinaciones (que pueden llegar a ser listas de miles de frases de búsqueda) que pueden atraer la misma o más cantidad de tráfico que una única palabra. Los usuarios cada vez más están sabiendo cómo encontrar en la red. Es por eso que hay que cuidar con mucho detalle los contenidos. Cuando hablo de contenidos no me refiero a textos, sino a imágenes, blogs, noticias, libros, vídeos… ¿os habéis preguntado alguna vez porqué los buscadores separan esas búsquedas? Muy simple, son contenidos que no se pueden tratar de la misma forma, que se indexan de maneras distintas y que han de tratarse así. Por ejemplo, la búsqueda de imágenes ya supone entre un 5-10% del tráfico de buscadores… ¿no es interesante que revisando mínimamente su optimización puedas ganar un 5-10% más de tráfico?

La Indexabilidad es quizá el elemento que menos haya cambiado y a la vez cada vez se convierte en un factor más importante. Por ejemplo, en las últimas semanas hemos visto como Google está indexando contenidos a una velocidad que nunca hubiéramos pensado. Hasta no hace mucho el que una página pudiera aparecer en un resultado de búsqueda significaba tener que esperar unas 36 horas. Primero tenía que indexarte, luego procesar y luego aparecer. Ahora es casi inmediato el aparecer en los resultados naturales (lo más probable que gracias a las tecnologías de indexación de noticias y blogs). Dentro de la indexabilidad encontramos elementos como la navegación estándar o la usabilidad del sitio, muchas veces ignoradas por los diseñadores o programadores, elementos que en menos de 1 segundo pueden ser apreciados por un usuario y hacer que siga navegando por nuestro sitio web o se marchen sin complejos de la página de destino…

¿Aún crees que todos los SEO son iguales? ¿No deberías valorar más a un SEO por su visión más allá de lo que ofrecen los demás? Al fin y al cabo un SEO no puede ser un técnico o uno de marketing, sino que ha de tener una chispa que mezcle muchos elementos como el de webmaster, técnico, marketing y sobretodo, ganas.

16 comentarios en “Lo que diferencia a los SEO”

  1. Puede que te parezca una profecía, pero creo que no hay nada que se acerque más a le realidad… pero bueno, como siempre, tiempo al tiempo… al fin y al cabo, el tiempo pone a cada uno en su sitio…

    Lo de la «encontrabilidad» ya sé que no existe en español… es una traducción de una palabra que desde hace tiempo se utiliza en inglés (findability)…

  2. Javier, así por encima, discrepo en infinidad de cosas, pero lo que más me choca:

    Para mí lo que diferencia a un SEO son sus resultados. Que pueda probarlos, que de referencias, y que los mantenga en el tiempo.
    A muchos clientes no les puedes hablar de tecnicismos, sino únicamente de resultados (y de tu experiencia comprobable).

    Pero ¿Qué resultados? ¿Tráfico?
    Dices que optimizando «image search» se puede conseguir un 5 o 10% más de tráfico.
    Si, puede ser, pero si yo vendo «chinese courses» no quiero que la gente entre en mi web buscado «fotos de shangai» o lo que sea. Que está muy bien, si.
    Lo que quiero es aumentar mis LEADS, y eso únicamente se consigue con «targeted traffic» y no con cualquier tipo de visitante.
    (Yo ya he posteado que «no todo es tráfico»).
    Lo siento, pero yo no creo que los clientes de SEO quieran todos aumentar su tráfico, sea el tráfico que sea. Aunque habrá muchos que por desconocimiento, o falta de análisis / información, así lo deseen.
    Los clientes exigentes, buscan «targeted traffic», y eso no lo pueden conseguir todos los SEO.

    Por lo demás, no creo tampoco que un SEO tenga que abarcar tantos áreas como comentas. Yo creo que lo ideal sería que hubiera personas diferentes, haciendo cada una de ellas un área de SEO (link building, escribir textos para usuarios y buscadores, etc…). Son trabajos tan diferentes (y van a ir a más), que la tendencia, en mi opinión, es a una especialización de cada trabajo, y no a que todo converja en una misma persona SEO.

  3. Estoy de acuerdo contigo… lógicamente cada caso es un mundo, y no todo es conseguir tráfico… aún así, lo que comentas yo también lo digo con lo de que hay que posicionar frases de búsquedas enfocadas al long tail… quizá no me he explicado bien, pero hacía referencia a conseguir tráfico relacionado (además del principal). Lógicamente, la gran diferencia entre un buen y mal SEO es que el bueno es capaz de traer tráfico que además sea interesante… cuando hablo de tráfico me refiero a eso, a usuarios que tengan interés en lo que la página les puede ofrecer…

    También estoy de acuerdo con que en tu caso el tráfico de imágenes no es interesante, pero seguramente sí que lo sea el de los buscadores verticales sobre cursos y similares, que puede ser poco, pero es algo…

    Con respecto a lo de la gente, también estoy de acuerdo contigo… pero si hay esa especialización, como en todo, ha de haber entonces un «jefe» que coordine todo. En el fondo es la jerarquía habitual en una empresa: técnicos, marketing, contenidos… y en cada departamento una persona «experta», y, por encima alguien que sepa de todo… el problema es que este planteamiento no lo tienen ni las empresas que más aplican SEO, y dudo que se pueda llegar a conseguir, aunque no dudo que alguien lo intente (yo hace años que lo comencé a hacer de forma que la gente de la empresa tenía que saber SEO de su parte).

    Aún así, mi planteamiento tampoco iba en ese camino, en el que estoy de acuerdo contigo, sino en el planteamiento de que hoy en día ese «jefe» del que hablaba ha de ser un tipo despierto con visión de la red… ya que, tampoco sirve alguien experto en conseguir enlaces si no tienes al lado al otro que sabe optimizar la página… y mientras consigues que el SEO sean 3-4 personas, has de apostar por encontrar «al superSEO» 😉 que coordine a todos los departamentos, y es apersona no ha de pensar en enlaces sino en encontrabilidad, no en palabras clave, sino en contenidos… ¿no?

  4. Estoy de acuerdo con lo de «long-tail». De hecho suelen ser más «convertibles», por lo menos en mi experiencia.

    Conozco varias empreas, aquí en España, que tienen equipos SEO in-house muy, MUY jerarquizados. Y algunas van a tu congreso 😉
    Lo del superSEO … pues hombre, como en todas las divisiones de una empresa, siempre tiene que haber un responsable. Aunque yo no entiendo al responsable como alguien que sepa más que alguien especializado cómo hacer algo, sino alguien que se responsabiliza de su equipo y sabe hacia donde tiene que ir todo (no el cómo se va). Los responsables, al fin y al cabo, no son los que hacen el trabajo de campo, sino que tienen otra función 😉

    Por lo demás, OK.

  5. Aún así, Sergio, tanto lo que digo yo como lo que dices tú es «lo que diferencia a los SEO»… y es genial que haya puntos de vista distintos… al fin y al cabo es lo mismo que las empresas, y lo que hace que los pequeños detalles hagan que ganes o pierdas más 🙂

  6. Hola Javier:

    Estupendo comentario el tuyo. Yo me quedó más con el fondo que con detalles sobre cómo posicionar o ganar tráfico.
    Lo que tú explicas aquí es lo que estoy intentando inculcar en mi empresa, OMD, para todos sus proyectos. Yo creo que el SEO como lo estamos tratando ahora mismo no va a funcionar en muy poco tiempo y que tiene que evolucionar.
    Cuando hago proyectos para clientes no les planteo sólo una estrategia de SEO sino una complementariedad de acciones (blogs, nuevo contenidos, mejoras en usabilidad de la propia página, mejoras en el producto y servicios, etc).

    Es decir, como tú pienso que el SEO tiene que ser más de lo que es ahora, y creo que va más por el lado de la consultoría global. Hay que ser algo más que que un «buscador de enlaces y directorios», no para ser un buen SEO, sino para que el cliente encuentre verdaderamente resultados y gane dinero, que es lo que al final vamos a ver con el cliente.

    Felicidades por el artículo, Javier
    Enrique Jiménez

  7. Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones, Javier.
    La principal problemática que le veo es que la tarea del SEO-consultor global es lenta, laboriosa, exige dedicación continua e implica una reeducación del cliente en lo que a hábitos y metodología de trabajo se refiere.
    Creo además, que en esa tarea educativa de cara al cliente, reside parte del éxito de tu trabajo. Yo le añadiría además el paso de la Formación-Educación.

  8. ¿Aún crees que todos los SEO son iguales? ¿No deberías valorar más a un SEO por su visión más allá de lo que ofrecen los demás? Al fin y al cabo un SEO no puede ser un técnico o uno de marketing, sino que ha de tener una chispa que mezcle muchos elementos como el de webmaster, técnico, marketing y sobretodo, ganas.
    ¿Qué tal un documentalista? Hay muchos trabajando en estos aspectos. Estoy de acuerdo en que el SEO debe saber de todo, al final unas cosas enlazan con otras y la encontrabilidad, tiene que ver con la indexación que haga el buscador de tu página para que luego el usuario te encuentren y si la página es usable se quede, etc…. Hoy en día el SEO sabe de todo. No creo que tener 3 puestos para SEO, uno hace enlaces, otro se encarga de la indexación, etc… sin salir de sus tareas ni rebasar el límite. Trabajar así lo único que hace es quitarle las ganas a cualquiera de seguir aprendiendo. Viva los SEO polivalentes¡¡¡

  9. María, tienes razón… los documentalistas son quizá los que tienen un perfil más claro de SEO «de serie» por sus estudios, y son la gente a la que habría que «atacar» a nivel de contratos y de formación…

    En realidad en más de una ocasión he trabajado con documentalistas y va genial 🙂

Deja un comentario