La Iglesia no perdona por e-mail

La Santa Sede ha prohibido el uso de nuevas tecnologías como el correo electrónico o el fax para comunicar asuntos del Sacramento de la Penitencia, en los que se trata el secreto de conciencia, tutelado por el sigilo sacramental.

En una nota de la Penitenciaría Apostólica, que publica el Boletín Oficial del Arzobispado de Valladolid, se señala que «los inconvenientes, derivados de tal lamentado uso son principalmente evidentes, pero será beneficioso considerar en particular que tal abuso podría degenerar en la violación de los mismos elementos constitutivos o connaturales del Sacramento de la Penitencia (sacramentalidad, cercanía física de los sujetos, diálogo, consecuencia eficaz también psicológica) y de todos los aspectos especialmente concernientes al mismo sacramento».

«El problema -agrega la nota- se pone en términos de especial urgencia y delicadeza a propósito de la Penitenciaría Apostólica, que ex profeso trata materias confiadas a la Iglesia mediante el cuarto sacramento. Es por lo tanto obvio que también otros objetos que deben ser referidos a la Santa Sede exigen rigurosas cautelas».

La nota invita al Episcopado y a los superiores mayores religiosos con el fin de que den oportunas instrucciones a los sacerdotes de su jurisdicción, de modo que esté completamente excluido el uso de medios tecnológicos y «se usen solo los medios epistolares en las comunicaciones a la Penitenciaría Apostólica en todas las materias cubiertas del sigilo sacramental, del secreto de conciencia o de otras razones prudenciales».

Navegante

Categorías Noticias

Deja un comentario