La agenda tecnológica de Piqué

El ministerio se mueve. Tres años después de su nacimiento, el área de Ciencia y Tecnología está cogiendo su velocidad de crucero. Como señalan fuentes del mismo, “ahora se están pariendo muchas cosas que se embarazaron con la anterior ministra”. Pero lo cierto es que desde la llegada de Josep Piqué a uno de los ministerios clave para esta legislatura, hay una verdadera avalancha informativa. Y casi no hay semana en que no se dé a conocer algún nuevo proyecto o iniciativa legislativa. Algunos de gran calado. Y no sólo para la industria tecnológica y de telecomunicaciones, sino para todos los ciudadanos. Éstos son los más importantes:

TRAC.

Los habitantes de las zonas rurales están de enhorabuena. Por fin podrán acceder a Internet. Sus teléfonos rurales TRAC serán sustituidos por equipos con una variedad de tecnologías –línea fija, LMDS, satélite y GSM–. El 70% de las líneas estará listo para diciembre de 2003, y un año después, el 100%.

I+D.

La asignatura pendiente de nuestro país, y uno de los terrenos donde más trabajó la anterior ministra. Pronto se anunciará un Plan Nacional de I+D para 2004- 2007. De momento, los investigadores retornados dentro del proyecto Ramón y Cajal se quejan de que pasan los meses y ni están trabajando ni cobran.

LEYES.

La polémica LSSI está en vigor. Desde el ministerio se señala que se aplicará “con sentido común”. Pero, más importante, se elaborará un reglamento que desarrollará la ley y que será clave. Además, hay otras tres leyes en marcha, entre las más importantes de esta legislatura.

La primera es la Ley General de Telecomunicaciones, cuyo anteproyecto acaba de aprobar el Consejo de Ministros. Las empresas podrán revender o alquilar el espectro radioeléctrico. Y para dar servicios de telecomunicaciones bastará con notificarlo a la Administración.

También está en marcha la Ley de Firma Electrónica. Pero, sobre todo, en febrero se mandará al Parlamento el toro de la Ley Audiovisual. En ella se fijará todo el marco jurídico para las televisiones –incluidas las locales–.

INFOSOCIEDAD.

El plan InfoXXI lleva meses “en el taller de reparaciones”. Al final, no ha pasado de un simple proyecto administrativo, que no ha calado entre los ciudadanos. Se ha creado un Comité de Expertos para recibir asesoramiento. Y en los próximos meses habrá nuevas iniciativas de alfabetización digital, dirigidas sobre todo a colectivos como amas de casa, parados, ancianos o inmigrantes. También se pondrán en marcha servicios de administración electrónica, para acceder a la Seguridad Social o pagar el IRPF por Internet.

PLAN INDUSTRIAL

Se establecerán medidas –fiscales y administrativas– para favorecer a la industria. Y muy especialmente para digitalizar la radio y la televisión.

REFORMA PENAL.

Terreno abonado para la polémica. El Gobierno ha decidido que quienes pirateen y hagan negocio con la señal de emisiones de pago –como las de la tele por satélite– recibirán penas de hasta dos años de cárcel. Quienes tengan en sus casas una tarjeta pirateada, podrían ser condenados con hasta un año de cárcel. Los propietarios de weblogs (diarios en la Red con enlaces) y confidenciales también están en el punto de mira si facilitan el acceso a contenidos con copyright.

Y Wi-Fi también peligra. Quienes redistribuyan sin licencia un servicio de telecomunicaciones –por ejemplo, el ADSL– recibirán multas de hasta un año de cárcel.

Ariadna

Categorías Noticias

Deja un comentario