Éxtasis líquido, a la venta en Internet

Un sitio web asegura vender una peligrosa droga ilegal: la gamma hidroxibutirato o GHB. Este potente anestésico sin usos terapéuticos por sus efectos secundarios es más conocido en las calles como éxtasis líquido. Salvo por el nombre, no tiene nada que ver con el éxtasis en pastillas, pero un reciente estudio del Clínic de Barcelona concluía que es ya la segunda razón de ingreso en urgencias por consumo de drogas después de la cocaína.

El web, que corresponde a una empresa ubicada en la República de Mauricio -una turística isla en el océano Índico-, parece funcionar como cualquier otro sistema de venta virtual. La página asegura que basta con disponer de una tarjeta de crédito Visa para recibir en casa 25 gramos, seis potentes dosis, de GHB al módico precio de 35 dólares estadounidenses -35,1 euros-… o un kilo por 1.025, unos precios que no difieren en demasía de los establecidos por el mercado negro en fiestas rave y discotecas, donde usualmente se consume esta sustancia.

En los últimos años ha crecido la alarma en torno a esta droga de síntesis, que ha producido ingresos hospitalarios y puede causar graves problemas de salud. Sin embargo, el sitio web que asegura vender GHB dice que esta droga carece de efectos secundarios, tiene propiedades afrodisiacas, estimula el desarrollo muscular en los deportistas e incluso disminuye los niveles de colesterol.

Un enlace dentro del sitio web ofrece a los visitantes testimonios de supuestos clientes satisfechos y trasmite la idea de que, «con buen juicio y responsabilidad», lo peor que le puede suceder a uno es quedarse dormido. «El GHB está prohibido para proteger los intereses de la industria farmacéutica», dice en seis idiomas.

Con todo, nada garantiza que este sitio web no sea más que un simple timo. No hay a quien reclamar en caso de que uno no reciba lo esperado después de facilitar sus datos bancarios. Pero su sola presencia y fácil acceso en Internet viene a alimentar las sospechas que ven en la red una cómoda herramienta que facilita el tráfico de drogas ilegales. Mucho más allá de las leyendas urbanas que aseguran que en Internet es fácil encontrar el modo de confeccionar drogas de diseño o cócteles molotov con lo que cualquiera tiene en la despensa.

A mediados de este año, un organismo de las Naciones Unidas dedicado a la lucha contra el narcotráfico, la Internacional Narcotics Control Board, advirtió en su informe anual de un preocupante incremento del uso de Internet como medio de comercialización de sustancias ilegales. «Los gobiernos deben emprender acciones para limitar el peligro que la globalización y las nuevas tecnologías plantean», concluía el informe de esta institución. Otras denuncias apuntan a la existencia de chats en los que no resulta complicado entrar en contacto rápidamente con narcotraficantes.

No obstante, no hay que confundir estos chats con las listas de correo electrónico sobre drogas. La propia ONG Energy Control -financiada por el Plan Nacional sobre Drogas- cuenta con uno donde alrededor de un millar de consumidores de pastillas de éxtasis y otras drogas intercambia experiencias y consejos destinados a reducir riesgos. Entre las condiciones para acceder al servicio figura la expresa prohibición de hacer uso de la lista para facilitar el tráfico de drogas. Y sus miembros disponen de un archivo con la composición.

Categorías Noticias

Deja un comentario