¿Sabes buscar? Bing será para ti

Personalmente en muchas ocasiones echo en falta que Google, Bing o cualquier otro me muestre determinadas cosas en la interfaz de resultados cuando estoy trabajando. Y es que hay determinados momentos en que comienzo a hacer algunas consultas de búsqueda complejas, principalmente cuando rastreo información de un sitio concreto. Pues bien, eso podría acabarse.

Y es que Microsoft se ha planteado encontrar a los expertos buscadores, tal y como explica en Identification and use of web searcher expertise, donde explica claramente que algunos usuarios son mejores buscando cosas que otros, ya sea por las búsquedas complejas (usando paréntesis, OR y similares) o porque saben encontrar las palabras adecuadas para esa consulta. ¿Por qué a ellos no darles una interfaz de búsqueda distinta? ¿Algo más compleja para poder sacarle provecho?

The search engine user interface seen by a skillful searcher who has searched the Web 100 times per day for ten years is the same as that seen by a novice who has only searched the Web once or twice.

El objetivo de este sistema no es definir qué es usar o qué no en esa interfaz, pero queda claro que a alguien que ha utilizado mucho las búsquedas no se le puede mostrar la interfaz habitual. ¿Cómo podría ser esa interfaz? Personalmente, algo que creo que podría hacerse de una forma rápida y sencilla es que, si tienes un dominio verificado en Google Webmaster Tools o Bing Webmaster Tools y haces una consulta de “site:” la interfaz de resultados debería ser distinta, con ciertas opciones de filtrado que no aparezcan normalmente.

Ahora queda saber dos cosas: cómo se sabe qué es un buen experto en búsquedas y qué se puede mostrar para diferenciar los resultados… El comportamiento debe venir dado por el comportamiento propio de la consulta de búsqueda, cómo se navega tras realizar la consulta. Por ejemplo el uso de operadores avanzados, que se hagan menos consultas de las habituales para encontrar la información, consultas de búsqueda más largas de lo normal, pulsar en resultados “más abajo” de lo habitual o realizar más consultas de lo habitual por día, incluso la repetición de determinadas consultas diariamente. Visitar determinadas páginas poco habituales, personas que dedican más tiempo a revisar los resultados de búsqueda… Otra forma de analizar si alguien es “experto” podría ser considerando que tenga muchas ventanas del navegador abiertas y que realice consultas similares en distintos buscadores, o por ejemplo personas que utilizan determinados sistemas operativos o navegadores (por ejemplo versiones de desarrollo).

¿Qué cambios se podrían realizar en las páginas de resultados? Pues quizá la más sencilla sería la de ampliar la cantidad de resultados de búsqueda (de 10 a 50, por ejemplo), mostrar una interfaz de búsqueda más avanzada, dar resultados más detallados sobre el ranking de dicha página, el historial de búsqueda… Pero tenemos el caso contrario, el qué mostrar a un usuario nuevo de la plataforma de búsqueda… en cuyo caso podríamos mostrarle ayudas, formarle sobre el uso de operadores avanzados…

Otro cambio, aunque este más radical, es la personalización de resultados según el tipo de usuario… es decir, que un usuario novato y uno experto tengan resultados distintos, en los que por ejemplo influya las visitas anteriores a esas páginas. Además este sistema también podría afectar a los resultados de publicidad, mostrando distintos tipos de anuncios según este perfil de usuario.

Hay que reconocer que tanto Google como Bing y Yahoo! ya tienen determinados filtros que mejoran las búsquedas en base al tipo de consulta pero que aún no se acaban de centrar en el propio usuario (quizá sí sobre las consultas de búsqueda anteriores, pero no sobre su experiencia).

Categorías Javier, SEO

Deja un comentario