Cómo detectar una penalización SEO

Una de las cosas más complejas a la hora de saber si hay una penalización SEO es el cómo hacerlo. Sí que es cierto que habitualmente se puede encontrar de una forma sencilla, y es una caída de tráfico significativa. Pero claro, aunque el tráfico cae, lo siguiente es saber qué ha pasado.

Las penalizaciones habituales en Google son las siguientes:

  • Puesto -6: Hasta ahora algunos sitios que estaba en los 2 primeros puestos tenían una suma de -5 cayendo al puesto 6-7. Suelen ser sitios muy relevantes que han caído en algún tipo de factor externo, como una granja de enlaces o similar. Arreglar esto era bastante complejo, aunque parece que es una penalización en desuso, por lo que no habría que preocuparse mucho.
  • Puesto -30: Es una de las penalizaciones más habituales y se da cuando hay contenidos duplicados, muchos errores internos o “factores propios”…
  • Puesto -50: Suele tener que ver con los enlaces entrantes… hasta ahora era parte de la -30 y se ha creado como algo independiente… en resumen, que si tienes enlaces “peligrosos” es probable que te pongan esta penalización.
  • Puesto -60: Si varios usuarios denuncian a través de un Spam report tu dominio, es probable que acabes con esta caída de resultados. Hay que tener en cuenta que en parte esto es un sistema automático, así que con arreglar tu “mal SEO” y pedir un Reinclusion Request debería ser suficiente. Eso sí, tienes 4 semanas para corregirlo.
  • Puesto -950: Parece una penalización aleatoria sobre todo en búsquedas genéricas. Parece que se da en aquellos sitios con sobre-optimización del sitio, es decir, un exceso de SEO (o “mal SEO”) y/o a una cantidad excesiva de enlaces entrantes con una palabra clave concreta.

Esto ya nos puede dar ciertas pistas… pero probablemente no sean los únicos métodos. Una de las cosas que siempre hay que tener presente son los avisos de Google Webmaster Tools (y de los paneles del resto de buscadores) ya que si algo raro aparece en uno de los motores, es probable que en el resto de sitios también afecte aunque no lo digan directamente. Está claro que una penalización en Bing no es lo mismo que en Google, pero si aparece en uno de ellos, es muy probable que en el otro también afecte.

Otra de las cosas importantes que hay que buscar siempre es el nombre del dominio en el buscador de turno. Si no aparece la página principal en el primer puesto es probable que algo raro haya. También es importante saber quiénes son tus vecinos. Una forma de verlo es con la herramienta Safe Browsing que te dirá si alguno de tus “vecinos” hace cosas malotas.

Otra cosa básica e interesante es que, como normalmente uno puede calcular aproximadamente el número de páginas que tiene en su sitio, hay que compararlo con el site: del dominio y ver cuál es la desviación. De la misma forma si has dado de alta tu Sitemap en Webmaster Tools y los demás, comprobar si la desviación de páginas enviadas con las indexadas es muy grande o es bastante ajustada.

Aunque estos son los elementos básicos, hay que tener en cuenta que, para encontrar una penalización y llegar a la conclusión “hay que dejarse llevar y sentir la fuerza”. Esto significa que hay que fijarse en los detalles… cifras que no cuadran con lo que deberían en las distintas herramientas, contenidos duplicados (esta es la penalización más habitual, así que yo comenzaría por ahí).

Una de las cosas que suele solventar fácilmente las penalizaciones y que ya de base recomiendo usar siempre es el meta-canonical. Esto significa que esta meta-etiqueta debería estar en el 100% de las páginas del sitio. Puede parecer una tontería pero como este sistema es ya un estándar cubre la mayoría de problemas que se pueden generar. Claro está, el contenido de este elemento ha de ser correcto y verificado página a página… no sirve usar “la URL que viene por sistema” porque no arregla nada.

Como digo, hoy en día la mayor parte de las penalizaciones vienen dadas por los contenidos duplicados, aunque otro de los elementos por los que se está penalizado bastante es la falta de contenidos. Esto quiere decir que las páginas dentro de un sitio que se dedican a la navegación (listados, páginas de categorías…) cada vez tienen menos peso, y se le está traspasando a los contenidos finales. Si tu sitio dedica gran parte de sus contenidos a este tipo de páginas tal vez valga la pena usar un meta-robots noindex para no dejar aparecer en los resultados de búsqueda aquellas direcciones sin contenido (tal vez sólo la primera de las páginas) aunque sí dejar que el rastreador pueda visitar todas las páginas…

Encontrar penalizaciones, y sobre todo salir de ellas no es una tarea sencilla y al final siempre suele venir por algún descuido de los desarrolladores o gestores de los sitios, de forma consciente o inconsciente. Salir de una penalización, aunque parezca una tontería, puede llegar a ser tan sencillo que en cuestión de 2 semanas se puede recuperar el tráfico perdido, aunque si se trabaja correctamente el punto álgido se recupera a los 3 meses después de aplicar los cambios que estaban perjudicando.

10 comentarios en “Cómo detectar una penalización SEO

  1. Puede afectar, pero si en tu IP no hay nada, en principio no hay de qué preocuparse… simplemente sabe que tu ISP aloja sitios “basurilla”… aunque eso suele pasar habitualmente.

    Lo importante es que tu rango de IPs (si usas varias) esté lo más limpio posible… y sobre todo, que no tengas malware ni ocsas nada. Si te sale que tus dominios están limpios, no hay que preocuparse. 🙂

  2. Buenas Javier, que sabes de Sandbox?? con la herramienta Safe browsing no se detecta este tipo de penalizaciones no?
    Un ejercicio de SEO un poco excesivo para un dominio nuevo puede llevarte a el?
    Algun metodo para salir cuanto antes??
    Saludos Javier!

  3. El sandbox “no existe”… si cuando lanzas un sitio a la red lo configuras en BING, lo configuras en GOOGLE (en las herramientas de webmasters) y lo haces via “fichero HTML” (no con meta-tags), le añades a ambos casos un sitemap… simplemente haciendo eso, no debería haber ningún problema con los nuevos proyectos…

    Si no se hace eso, y empiezas a enlazar desde muchos sitios para “que indexe” (recomendación excesivamente poco apropiada) es cuando caes en esa “cosa rara” a la que muchos llaman SandBox…

    ¿Cómo salir del sandbox? Para empezar, haciendo lo que he dicho de las herramientas de webmasters, y vuelvo a insistir, SIEMPRE vía fichero (o vía DNS) algo que no pueda “ser leído” por terceros (como es el código fuente)

  4. La verdad es que desconocía “Safe Browsing”. Es interesante, por lo menos, saber un poco por encima qué piensa Google de tu sitio.

    Me asusta esto de las penalizaciones. Creo que es un trabajo para profesionales que sepan lo que están haciendo.

    Gracias por el artículo.

    Un saludo. Jose Luís.

  5. En las webs de clasificados hay muchas paginas duplicadas ( anunciantes que ponen varias veces el mismo anuncio, cambiando sólo la localización de este, etc ), Crees que esto penaliza? como se puede tratar esto?

    Un saludo

  6. Hola @jacasu

    Pues sí, es uno de los mayores problemas en las webs de clasificados… que un anuncio (dentro de la misma plataforma) salga muchas veces… yo recomiendo que al menos cambien un 20%.

  7. Los portales de anuncios clasificados suelen tener muchos anuncios duplicados como dice jacasu, Javier Casares, eso de variar el contenido del anuncio a un 20% depende del usuario que normalmente no lo sabe, que se debe acer segun tu experiencia, eliminar el anuncio ? o ?

Deja un comentario